Pruebas de abducciones narradas en la Biblia

Pruebas de abducciones narradas en la Biblia

La supervivencia del alma a la muerte física: el enigma de las regresiones
Está naciendo un nuevo océano en África
​El Elemento 115 sugerido como el «combustible de Ovnis» es agregado a la Tabla Periódica

Uno de los misterios más grandes de la cronica y que la religión ha intentado ocultar es el hecho de que varios de los personajes bíblicos más importantes fueron abducidos por entes que no pertenecen a la Tierra.

Demasiados historiadores han querido darle sentido al arrebatamiento de Enoc, Elias, Ezequiel y diferentes personajes de la Biblia, los cuales cuentan historias bastantes interesantes.

Carros de fuego, insolitos remolinos y luces enigmaticas originarios desde el firmamento. Los culpables de llevarlos y que nadie volviera a verlos más jamás ¿De dónde provenían verdaderamente estos OVNIS?

Episodios que parecen sacados de cualquier género literario de ciencia ficción, pero que la iglesia no puede aclarar ¿Verdaderamente son relatos de abducciones alienigenas en la biblia?

Abducciones alienigenas en relatos bíblicos

Demasiados relatos bíblicos podrían referirse a OVNIs. Crédito: outofthisworldx

Elías se ve envuelto en un «torbellino» que lo arrebató ante la mirada de 50 profetas, incluyendo al propio Eliseo, el mismo que utilizando el manto rasgado de Elías, el cual había caído desde el firmamento, abriría el río Jordán.

Los investigadores bíblicos atribuyen este hecho a una especie de «trance místico» en el que Elías entró, «imaginando» el arrebatamiento. en cambio, los relatos posteriores de la Biblia insinúan que Elías no se vio más.

Otro suceso misterioso es el de Enoc. conforme al Génesis, éste no murió, sino que fue arrebatado y llevado a los cielos en el interior de un «carro de fuego».

No se nombra gran cosa más en la Biblia, pero el Texto de Enoc revela todo lo ocurrido en el que, seguramente, es el suceso más enigmatico de los relatos religiosos.

Ahí se revela como Enoc entró en contacto con «entes celestiales» de gran altura, rostros relucientes como el sol y ojos encendidos como antorchas. Estos entes le afirmaron que estaría con ellos en los cielos.

Durante el viaje, se localizó en el interior de un palacio que aparentaba de cristal en donde se le consintió «ver lo escondido».

Está de más aclarar que Enoc tampoco volvió a la Tierra al igual que Elías. Su arrebatamiento fue eterno.

La Ascensión de Isaías es otro suceso que cuenta como un profeta fue llevado a los cielos a través de otro «trance» y al lado a varios ángeles que los vistieron como ellos, invitándolo a abordar uno de sus «carros».

¿Secuestrados por extraterrestres?

Entes celestiales altos y relucientes fueron descritos durante las abducciones. Crédito: pcstratman/Flickr

Otro arrebatamiento que se cuenta en la Biblia, esta vez en el Nuevo Testamento, se localiza en ‘Los hechos de los Apóstoles’.

Ahí podemos observar el versículo 26 del capítulo VIII como Felipe, uno los Padres de la Iglesia, es guiado por el «ángel del Señor» a través del camino que baja de Jerusalén a Gaza.

En su camino, Felipe fue arrebatado ante la presencia de un etíope eunuco al cual iba a bautizar.

Lo más raro de todo el tema es que estos misteriosos objetos voladores, que se asemejan a los descritos en los relatos de abducciones por OVNIs en el presente, ya eran conocidos por Jesús.

En la Cronica de José, en el capítulo XVIII, se puede leer que el mismo Jesús comenta:

«Y qué me impide actualmente que yo ore para que mi Padre envíe un vasto carro luminoso que eleve a José y que le traslade al lugar de reposo, para que viva allí con mis ángeles incorpóreos?».

En el Evangelio de San Mateo, además se puede leer lo siguiente de Jesús: «brilló su cara como el Sol y sus vestidos se volvieron blancos como la luz». Este capitulo de Transfiguración, estuvo acompañado por dos entes que aparecieron al instante y una nube resplandeciente que los cubrió.

Cabe sobresalir que estos entes luminosos fueron identificados por Elías y Moisés; un arrebatado para continuamente y otro cuyo cadáver jamás fue hallado.

Los OVNIs descritos por Ezequiel

Ezequiel explicó OVNIs como los avistados en el presente. Cortesía: Guide Book to Life.

«Vi venir un viento huracanado, una nube densa alrededor a la cual brillaba un remolino de fuego, que en medio brillaba como bronce en ignición».

Esta cita del texto de Ezequiel es, seguramente, la evidencia más fehaciente de que aquellos objetos eran artificiales. Posibles naves voladoras.

El profeta fue el singular de la cronica bíblica que, después de ser arrebatado, volvió a la Tierra. Sus historias podrían ser la clave para descifrar este enigma. asimismo de los «objetos de bronce brillantes», además nombra a «criaturas vivientes» que habitaban palacios de cristales con ruedas, donde miraban el firmamento.

Como podemos ver, la Biblia está llena de relatos tan insolitos como enigmaticos que nos llevan a pensar que, quizás, las experiencias OVNIs y las abducciones alienigenas no son propias de nuestra era y proceden de demasiado anteriormente de lo que pensamos.

Fuente

AVISO DE USO JUSTO: Esta página contiene material con derechos de autor cuyo uso no ha sido específicamente autorizado por el propietario de los derechos de autor. Esta web distribuye este material con el propósito de reportar noticias, investigación educativa, comentarios y críticas, constituyendo el Uso Justo bajo 17 U.S.C § 107.

¿Te gustó este artículo?

Descarga nuestra app para Android y no te perderás ninguno.

COMMENTS