Alertan hay una amenaza para la humanidad ‘dormida’ en el lecho marino

Alertan hay una amenaza para la humanidad ‘dormida’ en el lecho marino

Médicos españoles crean un gel que impide la transmisión del VIH
Los volcanes tienen una 'caja negra' que permite predecir erupciones
Plantas que recuperan la consciencia, ¿nueva prueba de inteligencia vegetal?

Dióxido de carbono y metano los reservorios de gas encapsulado que se encuentran en el fondo oceánico de todo el planeta podrían liberarse para fines de este siglo. Una vez que comienza, el proceso es irreversible.

El cambio climático amenaza con provocar un escape masivo dióxido de carbono y metano que se encuentra atrapado en el fondo marino. Un proceso que ya ocurrió en el pasado resultando en un incremento de la temperatura atmosférica. De tal magnitud que puso fin a la Edad de Hielo, sugiere una investigación citada por el portal Phys.org.

Una amenaza que está dormida

El estudio, cuyos resultados fueron publicados  en la revista Environmental Research Letters. Señala que al final del periodo Pleistoceno —hace aproximadamente 17.000 años. Una gran cantidad de gases de efecto invernadero escapó desde el lecho oceánico hacia la atmósfera a causa de la actividad hidrotermal.

5c65604a08f3d9074b8b4569.gif

Estos reservorios submarinos de dióxido de carbono y metano se producen cuando las actividades volcánicas liberan gas. El cual posteriormente se congela hasta quedar encapsulado en forma una masa de hidratos en estado líquido o sólido.

Este tipo de depósitos se encuentran esparcidos por el lecho marino de todo el planeta. Y en su mayoría permanecen intactos a menos que sean perturbados por factores externos. Tales como el calentamiento oceánico.

Si el carbón geológico atrapado dentro de estos reservorios es liberado. El nivel de gases de efecto invernadero en la atmósfera sufriría un enorme incremento. Agravando, a su vez, el cambio climático aún más.

Una vez liberado no hay marcha atrás

Los expertos advierten que al ritmo actual del calentamiento global —causado en gran medida por el factor humano— los océanos alcanzarían esa temperatura crítica para fines de este siglo.

Dióxido de carbono y metano señalan a modo de ejemplo un reservorio de carbón de importantes dimensiones situado en la parte occidental del Pacífico.  Frente a las costas de Taiwán, que necesita apenas un incremento de unos pocos grados centígrados para perder su estabilidad.

«La última vez que sucedió, el cambio climático fue tan grande que causó el fin de la Edad de Hielo». Expresó Lowell Stott, investigador de la Universidad del Sur de California EE.UU. Y autor principal del trabajo.

Y concluyó: «Una vez que ese proceso geológico comienza liberar  dióxido de carbono y metano no podemos desactivarlo«.

AVISO DE USO JUSTO: Esta página contiene material con derechos de autor cuyo uso no ha sido específicamente autorizado por el propietario de los derechos de autor. Esta web distribuye este material con el propósito de reportar noticias, investigación educativa, comentarios y críticas, constituyendo el Uso Justo bajo 17 U.S.C § 107.

¿Te gustó este artículo?

Descarga nuestra app para Android y no te perderás ninguno.

COMMENTS