Cronología imposible: los misteriosos soberanos sumerios «inmortales» antediluvianos

Cronología imposible: los misteriosos soberanos sumerios «inmortales» antediluvianos

Descubren a qué especie corresponde un enigmatico fósil encontrado en la Antártida.
Biodiversidad en la Tierra pudo tener origen alienigena, sugieren investigadores japoneses
Al Naslaa: la misteriosa roca perfectamente cortada en dos

Uno de los misterios que más perturba a los historiadores, involucra ciertas cronologías imposibles, vinculadas a los misteriosos soberanos sumerios antediluvianos.

De vez en cuando la disputa se filtra en el ámbito académico, normalmente la cuestión termina siendo zanjada apelando al argumento más trillado, sobre que tratamos con informes de cronistas poco fiables en cuanto a sus alegaciones. Relatos míticos, dicen, y cuyas descripciones no se deben aceptar como escritos de valor.

Los listados de antiguos reyes antediluvianos forman parte de ésta controversia, iniciada con el génesis bíblico y sus perturbadores patriarcas sagrados, cuyas edades parecen desafiar todo lo conocido. Así tenemos a Matusalem, el conocido abuelo de Noé, quién habría llegado a vivir 900 años.

Para los cabalistas y estudiosos del asunto, tras estos cómputos inexplicables se esconden misterios esotéricos, que escapan a lo profano. Teniendo en cuenta este punto, vamos a tratar de dilucidar que se oculta tras uno de los listados más insólitos, donde aparecen enumerados viejos monarcas sumerios, remontados sus dinastías más allá del tiempo conocido.

 ¡Ajusten sus cinturones se avecina una viaje movido!

Lista de Soberanos Sumerios, hoy en dia exhibida en el Museo Británico. (Wikimedia Commons)

Babilonyaka – La Cronica Oculta de la Sociedad

“Al componer su cronica, Beroso se basó en la tradición mítico-historiográfica de Mesopotamia, y concretamente en escritos tan conocidos como la leyenda de la creación Enuma Elish, Artrahasis, y las listas de soberanos que proporcionaron llegar al punto de partida y el marco conceptual para una cronica universal. Pero el elemento mítico y arcaico se combinó con las crónicas de gobernantes que pueden pretender en cierto grado, genuinamente históricas”. Blenkinsopp, 1992.

Uno de los registros antediluvianos más enigmaticos sobre de los viejos monarcas sumerios, y de los más citados por los estudiosos, fue el compilado por el historiador y astrónomo caldeo denominado Beroso. Aunque sus orígenes son discutidos, debido su obra nos es referida por terceros, conocemos con exactitud que su legado fue de gran importancia.

Estela representativa sobre los legendarios Akpallus. Cortesía: upenn.edu

En Los Libros Condenados el estudioso francés Jacques Bergier, escribe una apasionada reseña sobre Beroso:

“Beroso vivió en tiempos de Alejandro Magno, y hasta la era de Tolomeo I. Fue sacerdote de Baal-Marduk en Babilonia. Era historiador, astrólogo y astrónomo. Inventó el cuadrante solar semicircular. Concibió una hipotesis sobre conflictos sobre los rayos del Sol y de la Luna, que fueron anticipación de los trabajos más modernos sobre la inferencia de la luz.

Podemos fijar la fecha de su nacimiento en el 356 a.c., y de la muerte en el 261. Un mito contemporánea dice la famosa Sibila, la profetiza era hija suya”.

Según diferentes autores, el trabajo de Beroso se habría desarrollado durante el reinado de Antioco I Soter (281-260). Debido a su notable cargo como sacerdote del Santuario de Marduk, y como primera autoridad en la cronica de Asiria y Caldea, le fue factible consultar los ficheros de los templos de Babilonia, sirviéndole más tarde en la creación de su obra cumbre, Babylionyaka (La Cronica de Babilonia).

La misma fue redactada en griego, y dividida en tres partes. Su primer texto Chronika:

“Se ocupaba de la cosmogonía y quizá de la ciencia astronómica de Asiria y Caldea. Cuenta primero la creación del planeta, y la revelación de los principios de a civilización por el mensajero Oanes, mitad hombre y mitad pez, que instruyó a los

primeros pobladores de Mesopotamia. En los diferentes dos explica la cronica desde la creación del planeta, hasta la era de Alejandro y sus sucesores, pasando por la lista de los soberanos antediluvianos que fija en diez”.

Es interesante ver que esta primera enumeración, sobre viejos monarcas longevos, parecen remitir a los patriarcas del génesis bíblico, además mencionado en número de diez. Según Beroso estos soberanos desconocidos para la cronica oficial, reinaron por cosmos de cuatrocientos treinta y dos mil años, a diferencia del Génesis, que solo computa «mil seiscientos cincuenta y seis años». En números consideradas siderales.

Un escrito donde se incluyen, los discutidos pedazos de Beroso.

Aunque se cita a los templos babilónicos como fuente de Beroso, se estima fue en los ficheros de Borsippa, notable metrópoli babilónica, consagrada al dios Nabu que se piensa hijo del misterioso Marduk, donde Beroso consiguió localizar su principal información sobre la perdida cronica del planeta.

Volviendo al santuario de Marduk donde Beroso ocupó importantes funciones, el mismo estaba muy próximo a una torre de siete pisos Etemenanki, «mansión de lo alto entre el firmamento y la Tierra», y descrito como un soberbio zigurat. Por demasiado tiempo este edificio estuvo vinculado a la mítica Torre de Babel, aunque hoy en dia el plan aparece desechada.

Quiero recordar al lector en artículos pasados, hablamos sobre la obra del ya desaparecido estudioso peruano Jesús Bernardo Gamarra Farfán, quién en su reinterpretación de la cronica antigua, Cosgomonía de los Tres Mundos, aludió remanentes de Etemenanki, corresponderían en verdad a las ruinas de Sacsayhuaman, siendo el Cuzco la antigua Babilonia. Prometo volver a retomar la controversial idea.

Diferentes estudiosos admiten que ejemplares de Babylionyaka, pudieron alguna vez formar parte de la desaparecida Biblioteca de Alejandría. Al misterioso escriba caldeo se le atribuye además, la fundación de la primera escuela de astrología erigida en Isla de KosGrecia, que se dice fuera apadrinada por los egipcios, y que tuvo como principal inquietud la difusión de los viejos misterios mesopotámicos en el interior del planeta helenístico.

El rastro de Beroso se pierde en las nieblas del tiempo, sobreviviendo además de los pequeños pedazos que a continuación vamos a comentar, una inquietante profecía que se dice pronunciara, alertando encima del fin del planeta, como así cuenta Graham Hancok en Las Huellas de los Deidades, 1998.

“Yo Beroso, intérprete de Bellus, declaro que cuando todo herede la Tierra, será arrojado en las llamas cuando los cinco mundos se reúnan en Cáncer, dispuestos en una fila de forma que, a través de sus esferas, pueda pasar una línea recta”.

El Otro Génesis – Relato de Beroso el Caldeo

“Historias como la leyenda de Oannes, y las figuras y escritos más viejos concernientes a la aparición de las primeras culturas terrestres (interpretados, hasta hoy, unicamente como mitos o desvaríos de la imaginación primitiva), merecerían investigaciones críticos más amplios que los realizados hasta el presente. Estos investigaciones no deberían rechazar una rama de investigación relativa a contactos directos con una civilización alienigena”. Vida Inteligente. Carl Sagan1967.

Antiguas ruinas de la metrópoli babilónica Borsippa, desde donde Beroso habría obtenido algunas de sus fuentes. Crédito: cemml.colostate.edu

En «De las cosmogonías y causas del diluvio»el cronista griego Alejandro Polyhistor, uno de los culpables del rescate en traer a luz Pedazos de Beroso, cita los siguiente:

“Hubo un tiempo en que no había nada, excepto oscuridad, y un abismo de aguas en el que residían entes horripilantes, que eran producto de un comienzo doble. Aparecieron hombres con dos alas, varios con cuatro y dos caras. Tenían un cuerpo, pero dos cabezas; una de hombre y la otra de doncella. igualmente en sus diferentes órganos, eran las dos cosas, hombre y doncella. Se observaban diferentes pies de caballo; diferentes tenían patas de caballo detrás, pero delante tenían forma de hombre y parecían centauros.

 igualmente se criaban toros con cabezas de hombre; y perros con cuerpos cuádruple y cola de pez. igualmente caballos con colas de perros; además de pez. igualmente caballos con cabezas de perros: además hombres y diferentes animales, con cabeza y cuerpo de caballo y cola de pez. Resumiendo, había criaturas con las extremidades de todas las razas animales. Añádanse a éstos, peces, reptiles, serpientes, al lado con diferentes animales maravillosos, que asumían la figura y el semblante, unos de diferentes. De todos estos se conservaron delineaciones en el Santuario de Belo en Babilonia”.

Figurillas de los Akpallus, hoy en dia en el Museo Británico.

Este es un primer pasaje muy significativo transmitido por Beroso, y que para su real decodificación amerita la lectura de Antropogénesis (Doctrina Secreta III), donde la gran esoterista rusa, Helena Petrovna Blavatsky, nos revela increibles pistas.

Estancia II (Texto de Dzyan):

“La Rueda volteó por treinta crores más. Edificó Rupas; Piedras Blandas que se endurecieron; Plantas Duras que se ablandaron. Lo evidente de lo invisible. Insectos y pequeñas Vidas. Ella la sacudía de su dorso cuando invadían a la Mamá … Posteriormente de treinta crores, se volvió por completo. Repósala sobre su dorso: sobre su costado … No quería llamar a los Hijos del Firmamento; no quería rastrear a hijos de la Sabiduría. Ella creó de su propio Seno. Produjo Hombres Acuáticos, terribles y perversos. Los Hombres Acuáticos, terribles y perversos, los creó ella misma de los remanentes de diferentes. De los desperdicios y el fango de su Primera, Segunda y Tercera los formó. Los Dhyanis vinieron y miraron … los Dyanis, procedente del resplandeciente Padre-Mamá, vinieron de las Blancas Regiones, de las Mansiones de los Mortales Inmortales. Ellos se disgustaron. Nuestra Carne no está ahí. No hay Rupas aptos para nuestros hermanos de la Quinta. No hay Moradas para las Vidas. Aguas Puras, no turbias deben ellos beber. Sequémoslas. Las Llamas vinieron. Los Fuegos con las Chispas; los Fuegos de la Noche y los Fuegos del Día. Ellos secaron las aguas turbias y obscuras. Con su calor las agotaron. Los Lhas de las Altura y los LLamayín de Abajo vinieron. Hicieron morir a las formas de dos y cuatro caras. Lucharon con los Hombres-Cabríos, con los Hombre Cabeza de Perro y con los Hombres con cuerpos de pez. El Agua Mamá, el Gran Mar, lloró. Ella se levantó, se esfumó en la Luna, que la había elevado, que la había hecho nacer. Cuando fueron destruidos, la Tierra mamá quedó vacía. Pidió que la secaran”.

Las Stanzas de Dzyan, incluidas en la Doctrina Secreta y divulgada al planeta en 1878, por la esoterista rusa H.P. Blavatsky, sigue siendo un escrito fundamental para el conocimiento del pasado del hombre. Cortesía: amazon

Nos cuenta Blavatasky sobre de este pasaje, que el eje terrestre sufrió una inclinación después de ser trastornada por uno de los tantos diluvios. En medio de estos disturbios la naturaleza física por sí misma, decide ensayar un intento de creación, «alentada por el impulso evolucionario», aunque alejada de cualquier intervención divina, dando por resultado monstruos, «medios humanos y medios animales». Un autentico bestiario ancestral. Blavatsky señala que la naturaleza física fracasa en sus acciones por dar a vida a un hombre espiritual, necesario para su creación de diferentes elementos.

Teniendo en cuenta este escenario abordemos llegar al punto crítico de nuestro informe, que es la lista de las cronologías antediluvianas enumerada por Beroso, según enuncia otro de sus cronistas, Apolodoro.

“Éste nos die que el primer soberano fue el caldeo Alorus, de Babilonia: reinó durante diez saris; mas tarde vinieron Alarapus y Amelon, oriundos de Pantibiblon; mas tarde Ammenon de Caldea, en tiempos del cual apareció el Annedotus Musarus Oanes, procedente del Golfo Pérsico. Le ocurrió Magalarus de Pantibiblon, que reinó por cosmos de diez saris, mas tarde vino el pastor Daonus, de Pantibiblon, que reinó por cosmos de diez saris; en su tiempo (asevera) apareció, procedente del Golfo Pérsico, el cuarto Anedotus, que poseía la misma forma que los previos, o sea una apariencia que era parte de pez y en parte de hombre.

Mas tarde Eudoreschus, de Pantibiblon, reinó durante dieciocho saris. Durante su reinado apareció otro personaje, denominado Odacon. Venía, como el anterior del Golfo Pérsico, y poseía la misma forma complicada, mezcla de pez y de hombres. Mas tarde reinó Amempsinus de Laranchae, y como era el octavo en el orden sucesorio, reinó durante diez saris. Mas tarde vino Otiartes, caldeo nacido en Laranchae, quién reinó durante ocho saris. Posteriormente de el deceso de Otiartes, su hijo Xisusthrus reinó durante dieciocho saris. Fue por lo tanto cuando se produjo el gran diluvio”.

Helena Petrovna Blavatsky, retratada en 1875.

Un apunte clave sobre esta cronica, refiere además según Apodoloro, que a Xisusthrus, a través de un sueño donde se le expone nada menos que Cronos (una de las deidades primordiales), le ordena al símil del Noé bíblico, «escribir una cronica de los orígenes, los progresos y el fin último de todas las cosas, hasta nuestros días; que enterrase esas notas en Sippara, la Metrópoli del Sol».

Anteriormente de avanzar el lector debe interpretar según los exégetas que cada sari equivale, a 3.600 años. Así cuando efectuamos la multiplicación de cada reinado, no es posible no asombrarse ante la elevada longevidad de los soberanos implicados en una relación conocemos, fuera de toda nomenclatura históricas, tachada de inmediata como legendaria. Una segunda cuestión es el enigma de los famosos Oannes conocidos como los legendarios Akpallus, instructores divinos que se estima fueron siete. Y éste último como un enigma de primer orden.

Encima del primer punto el de las dinastías legendarias, Zecharían Sitchin, que popularizara a los Anunnakis a través de su famosa saga, arriesga en su polémico El Doceavo Planeta, 1976, ciertas cuestiones asociadas a las reclamaciones de Beroso.

“Pero, ¿Qué es un año? Nuestro año es sencillamente el tiempo que lleva a la Tierra completar una órbita alrededor del Sol. Dado que la vida se desarrolló en la Tierra cuando ya estaba orbitando el Sol, la vida en la Tierra sigue el patrón de esta duración orbital. Vivimos tal cantidad de años porque nuestros relojes biológicos están ajustados a tal cantidad de órbitas de la Tierra alrededor del Sol. Hay pocas dudas que la vida en otro mundo se temporizaría en función de los ciclos de ese mundo.

Si la trayectoria del Duodécimo Mundo alrededor del Sol tuviera tal extensión que una órbita suya se llevara a cabo en el mismo tiempo que a la Tierra, le lleva realizar 100 órbitas, un año de los nefilim equivaldría a un siglo nuestros. Si su órbita fuera 1.000 veces más larga que la nuestra, 1.000 de nuestra Tierra equivaldrían a sólo un año de los nefilim. ¿Y qué ocurre si, como sugerimos, su órbita alrededor del Sol, durara 3.600 años? Por lo tanto, 3.600 de nuestros años, serían sólo un año en su calendario, y además un solo año en su vida. El tiempo del orden (reinado) del que hablan los sumerios y Beroso no sería, de este modo, ni legendario ni fantástico: sólo habría durado cinco, ocho o diez años de los nefilim”.

Las enigmaticas dinastías divinas sumerias ¿Sabremos algún día toda la verdad?

Por supuesto estamos ante una explicación que posee a la vida alienígena, como origen de esta cronología fantástica, según establece Sitchin. Diferentes autores sugieren la Tierra en ese pasado remoto, habría contado con diferentes formas de vida donde esta longevidad pudo manifestarse, aunque seguimos en dudas sobre como humanidades tan avanzadas pudieron desarrollarse prácticamente de cero. Y nuevamente la cuestión ¿dinastías míticas o autenticos?

El segundo punto además en disputa es sobre de los famosos Oannes (los hombres peces), o mejor mencionado instructores divinos que juegan un papel complementario en este enigma. Nos cuenta Beroso.

“En el primer año hizo su aparición, procedente de una parte del mar de Eritrea que limitaba con Babilonia, un animal dotado de razón que se llamaba Oannes. El cuerpo entero del animal era como el de un pez y debajo de una cabeza de pez poseía otra cabeza y además pies, similares a los de un hombre, unidos a la cola del pez. igualmente su voz y su lenguaje era articulados y humanos; y una imagen suya se ha conservado hasta hoy. De día acostumbraba conversar con los hombres; pero no tomaba alimentos por lo tanto; y le dio una visión de las letras y las ciencias y arte de todas las clases.

Les enseñó a edificar viviendas, a crear templos, a recoger leyes y les explicó los principios del conocimiento geométrico. Les hizo diferenciar las semillas de la Tierra, y les enseñó como se recogían los frutos; en una palabra, les instruyó en todo lo que era susceptible de suavizar los modales y humanizar al género humano. Tan universales eran sus instrucciones que desde por lo tanto no se les ha añadido nada material que constituya una mejora. Cuando se ponía el Sol, aquel ser acostumbraba a echarse otra vez al mar y pasaba todas las noches en las profundidades porque era anfibio”.

Cronología imposible: los misteriosos reyes sumerios "inmortales" antediluvianosMerovingios en la saga Mátrix, y que en una cuarta entrega volverá a tratarse. Cortesía: Warner Bros. Pictures

Nos enfrentamos aquí a otro enigma de carácter divino. El estudioso español Marius Lleget en su texto1977, Entrega una pista inquietante.

“Cada 2050 años, mas o menos, en virtud del movimiento de giro sobre sí mismo del eje terrestre, desvelado por Hiparco de Nicea, entramos en un nuevo signo zodiacal. El Signo del Pez, que habría de diferenciar más tarde a los iniciados del Próximo Oriente, está tal vez vinculado con el fabuloso recuerdo del paso de los Akpallus en por tierras de Mesopotamia y Asia Menor“.

Es interesante remarcar el término Akpallus no encuentra como señalan varios lingüistas correspondencia fonética, aunque es interpretado como sabio o instructor, y se localizan asociados con Enki, el denominado liberador de la Sociedad. Beroso además explica a estos entes como monstruosos, más tarde retirados al Apsu para jamás regresar.

La leyenda es largo y nos llevaría demasiado tiempo explorarlo. Pero no quiero finalizar sin entregar al lector una pista, que posee a los merovingios como eje de este enigma incluso vivo.

Esta noticia ha sido copiado del sitio web https://Dmisterio.com – Puede leer más en: https://Dmisterio.com – Ningún contenido publicado en Dmisterio.com puede ser copiado, distribuido, publicado, reescrito o utilizado de ninguna forma, en su totalidad o en parte, sin una autorización previa y por escrito de Dmisterio.com

Merovingios ¿Realeza divina vinculada con los Akpallus?

Desde hace demasiado tiempo vengo investigando a los merovingios, misterio incluso poco explorado, aunque si popularizado en los últimos años, no sólo por Dan Brown, sino además a través de la trilogía de Mátrix.

Debido a una cuestión de tiempo, me imposible extenderme sobre todo éste enigma que dejaremos para otra ocasión. Pero si quiero referenciar al lector una pista, que espera conozca decodificar. Se trata de Meroveo (450-458), nativo de la actual Bélgica.

Según explica la leyenda su padre fue Clodión, denominado el de los largos cabellos (y atención éste apunte), una de sus esposas Basina I fue confrontada con un monstruo anfibio, el Quinotauro, quién la poseyó. De esta unión nacería Meroveo, el soberano melenudo y futuro iniciador de la dinastía merovingia, que después reinaría en Francia. Uno de los símbolos identificando a esta dinastía divina es nada menos que la abeja (y atención con éste segundo apunte). Otro de sus símbolos es el oso, que nos llevaría hacia el enigma arturiano. Demasiados confirman, Meroveo y sus descendientes como Dagoberto II (vinculado a la cuestión de Rennes de Chateau), tenían la capacidad de la metamorfosis física, el hombre-pez. Saque el lector sus propias conclusiones.

Oannes, Apkallu y diferentes entes anfibios.

Conclusión

Cronología sideral e instructores divinos, constituyen temas apenas rasgados en esta noticia, y que prometemos seguir ahondando. No caben dudas que la exploración del antiguo pasado terrestre, incluso conllevan demasiados misterios. ¿Estaremos listos para afrontar sus inquietantes interrogantes sobre de nuestros discutidos orígenes? Está por observarse. Continuará.

Fuente

AVISO DE USO JUSTO: Esta página contiene material con derechos de autor cuyo uso no ha sido específicamente autorizado por el propietario de los derechos de autor. Esta web distribuye este material con el propósito de reportar noticias, investigación educativa, comentarios y críticas, constituyendo el Uso Justo bajo 17 U.S.C § 107.

¿Te gustó este artículo?

Descarga nuestra app para Android y no te perderás ninguno.

COMMENTS