Golem judío: un legendario ser artificial creado con magia hebrea

Golem judío: un legendario ser artificial creado con magia hebrea

Descubren una nueva especie de dinosaurio tras encontrar sus remanentes fósiles perfectamente conservados
El motor espacial que podría llevarnos a Marte en la mitad del tiempo
Raro objeto capturado volando cerca de la Estación Espacial Internacional (VÍDEO)

El Golem judío, mencionado en la Biblia. Leyendas talmúdicas manifiestan que se le puede dar vida artificialmente a través de recitaciones mágicas.

Esta legendaria figura de arcilla es un tipo de Frankenstein, pero animado a través de la magia judía e invocaciones que llaman el poder del Dios Yahvé, invocaciones como la palabra «Emte», que significa «vida». Se han denunciado diversos golems en la cronica, como el de un rabino que protegió a judíos en República Checa.

La palabra «golem» aparece una vez en la Biblia, en Salmos 139:16 y en idioma hebreo posee el concepto de «masa sin forma» o «sustancia inacabada».

Golem judío: proceso para concebir uno

El rabino Judah Loew ben Bezalel y su Golum (Public domain).

Un mito del Talmud expone que Adán fue un golem durante las primeras 12 horas de su vida. Esto señala que Yahvé aun no le había transmitido un alma a su cuerpo. igualmente, el profeta Jeremías fabricó un golem, de acuerdo a otra leyenda.

Se ha establecido que estos tipos de entes artificiales se pueden crear verdaderamente, a través de la magia y la alquimia, como los llamados homúnculos o humanos diminutos. En Sefer Yetzirah, el Texto de la Creación, aparecen instrucciones para concebir un golem. Contiene distintas maneras en que se puede llevar a cabo el proceso de otorgamiento de vida.

La arcilla de este fetiche debe ser esculpido en forma humana y se deben usar palabras sagradas para darle vida. Creencias medievales confirman que una de las maneras es inscribirle «Emet» sobre la frente («Emet» significa verdad o vida).

Golem en la película Le Golem. Crédito: A-B / Les Artistes Associés.

Otra forma descrita para animar al golem, es hacer una danza o caminata mágica alrededor de la figura y entrar en éxtasis. Al mismo tiempo, se enuncia una combinación de letras hebreas y uno de los Shem HaMephorash, o nombres misterios de Dios, mencionados en la Cábala (tales como: Anaktam Pastam Paspasim Dionsim). Una tercera forma consiste en escribir ese nombre arcano divino en un pergamino y pegárselo en el brazo o boca.

El golem de Praga del siglo 16

Un leyenda muy famosa de un golem se localiza en Praga, la capital de República Checa. La cronica ocurrió en el siglo 16 y es sobre del rabino Judah Loew ben Bezalel, un filósofo, religioso y estudioso.

En esa era, los judíos de Praga sufrieron xenofobia y persecución antisemita. se comenta que para defender el barrio judío, Judah Loew creó a un golem con una fuerza sobrehumana. igualmente le fue otorgado un collar mágico que le daba invisibilidad (hecho de piel de venado y poseía agregado signos místicos de la Cábala).

Judah Loew y su Golem.

Después de que se calmara esa persecución, el rabino solamente siguió utilizando al golem para tareas domésticas, pero éste se volvió cada vez más fuerte y más destructivo, así que tuvo que quitarle el pergamino divino de su frente. Rumores manifiestan que Loew escondió a la estatua sin vida en el ático de su sinagoga, pero jamás se reportó su hallazgo ahí.

Los golems podrían ser simbología del despertar espiritual de una persona, aunque además nitidamente se interpreta que las historias como del golem de Praga son ejemplos de una autentica magia judía. Tal vez sí es cierto que al invocar al Dios Yahvé y uno de sus nombres misterios, sí se le transmita vida a una figura de arcilla. Pero por actualmente sólo queda en leyenda.

Fuente

¿Te gustó este artículo?

Descarga nuestra app para Android y no te perderás ninguno.

COMMENTS