Por qué Tesla estudiaba las pirámides de Egipto obsesivamente

Por qué Tesla estudiaba las pirámides de Egipto obsesivamente

Giordano Bruno: su hipotesis del cosmos infinito que estaba lleno de mundos habitados.
Humanoides reptiles podrían haber existido en mundos extraterrestres, expone ensayo investigador
Asteroides «extraterrestres» orbitan alrededor de nuestro Sol.

Uno de los investigadores más exitosos del siglo pasado y al que seguramente le debamos demasiado de los inventos actuales. en cambio, Nikola Tesla poseía una insolita obsesión por las pirámides de Egipto ¿Por qué?

Tesla es, seguramente, el investigador que más se arriesgó a hacer enigmáticos experimentos. Lo que lo llevó a ser considerado, en sí mismo, todo un enigma como persona.

Nacido en la actual Croacia, Tesla era una persona verdaderamente obsesiva, al punto de rodear cada edificio al que iba a entrar hasta tres veces. Sus platos eran limpiados exactamente con 18 servilletas y solo rentaba habitaciones de hotel numeradas con cifras que fueran divisibles entre 3.

Realizaba cálculos de las cosas de su día a día, solo para estar seguros de que estas eran divisibles entre 3. Así podía tomar las decisiones acertadas. Eso quiere decir que todo lo que lo rodeaba, de una u otra forma, era divisible por múltiplos de 3.

Varios teóricos e historiadores admiten que poseía Trastorno Obsesivo-Compulsivo. Pero es posible que exista un trasfondo demasiado más misterioso detrás de todo esto y, seguramente, esté vinculado con las Pirámides de Egipto.

Y es que Nikola Tesla era un fiel creyente de que estos monumentos ancestrales eran unos viejos transmisores de energías gigantescos.

Por esa razón, construyó la famosa «Wardenclyffe Tower» inspirándose, casi en su totalidad, en su investigación sobre las Pirámides de Egipto.

Nikola Tesla y su obsesión con las Pirámides

Nikola Tesla estaba completamente convencido de las Pirámides de Egipto tenían un objetivo completamente distinto de ser unos simples monumentos. Por esa razón dedicó la mayoría de su vida a estudiarlas.

¿Qué fue aquello tan notable que Tesla veía en estas edificaciones? Pues se preguntaba si estas eran capaces de almacenar y distribuir energía, como si se tratase de gigantescos transmisores.

Pero este pensamiento no había nacido de la nada. De hecho, su obsesión nació a partir de las investigaciones que hizo sobre las formas de enviar energía de forma inalámbrica.

Nikola Tesla registraría en 1905 su patente «El arte de transmitir la energía eléctrica a través del medio natural».

En ella se podían ver distintas diseños de unos generadores en todo el mundo que usarían la ionosfera como medio recolector de energía.

En pocas palabras, Tesla tuvo la visión necesaria para ver al mundo mismo, con sus dos polos, como un generador eléctrico de energía ilimitada.

El diseño original de sus transmisores en forma piramidal se conoció como «La Pirámide Electromagnética de Tesla».

Las pirámides de Egipto se volvieron una obsesión para Tesla, al punto que creó la Wardenclyffe Tower fundada en ellas.

Su relación con la numerología

Otro de los aspectos que tanto obsesionaron a Tesla fue, sin duda, la numerología. Tesla era, por diversos motivos, una persona un tanto peculiar debido a sus cualidades obsesivas.

Los múltiplos de 3, como el 3, 6 y el 9 eran sus principales dígitos de ensayo. Estaba convencido de que estos tres números eran la clave de todo lo que nos rodea en el cosmos.

La numerología poseía demasiado que ver en la obsesión por las Pirámides de Tesla.

Quizás esa era la razón del por qué rodeaba los construcciones 3 veces anteriormente de entrar o de solo utilizar habitaciones en hoteles con números divisibles entre 3.

Actualmente, si observamos la Gran Pirámide de Guiza, el monumento más notable del Antiguo Egipto, podemos observar que las 3 pirámides están posicionadas exactamente alineadas con la constelación de Orión.

igualmente podemos situar otro grupo de 3 pirámides de menor tamaño, por lo que no es de raro soñar que los viejos sabios además tenían conocimiento sobre la simetría triple y sexta. La cual incluyeron en sus arquitecturas sagradas.

Como podemos ver, la obsesión de Tesla con las Pirámides de Egipto no es casual y todo posee un trasfondo demasiado más hondo, vinculado con la numerología, los misterios del cosmos y la energía ilimitada…

Fuente

AVISO DE USO JUSTO: Esta página contiene material con derechos de autor cuyo uso no ha sido específicamente autorizado por el propietario de los derechos de autor. Esta web distribuye este material con el propósito de reportar noticias, investigación educativa, comentarios y críticas, constituyendo el Uso Justo bajo 17 U.S.C § 107.

¿Te gustó este artículo?

Descarga nuestra app para Android y no te perderás ninguno.

COMMENTS