Ave Fénix como Signo de la reinvención: más allá de la leyenda

Ave Fénix como Signo de la reinvención: más allá de la leyenda

El reloj del cosmos podría tener señales más grandes de lo que imaginamos
Abducción extraterrestre descrita en un manuscrito chino de 500 años de antigüedad
¿Encontró la Unión Soviética una base alienígena en el lago Baikal? (VÍDEO)

Múltiples sociedades y religiones coinciden que el asunto de la creación, la resurrección y el renacimiento, están asociados a una criatura mitológica llamada Ave Fénix. En la antigüedad estaban más asociados a conceptos religiosos, pero hoy han evolucionado para transformarse en símbolos de superación, reinvención y modernos comienzos.

En el texto «Símbolos de transformación», Carl Gustav Jung se refirió sobre las semejanzas del ser humano y el ave Fénix. Esa emblemática criatura de fuego capaz de elevarse majestuosamente desde las cenizas de su propia destrucción simboliza además el poder de la resiliencia, esa capacidad inigualable que nos hace resurgir como entes demasiado más fuertes, valientes y luminosos.

El Ave Fénix es un mito que ha nutrido las doctrinas y raíces legendarias de múltiples sociedades. Se que sus lágrimas eran curativas, que poseía una gran resistencia física, control encima del fuego y una sabiduría infinita. Esencialmente era uno de los arquetipos más poderosos para Jung, porque en su fuego se contenía tanto la creación como la destrucción, la vida y la muerte. Desde sus orígenes, el ser humano se ha aferrado a símbolos e historias que le ayudan a tener esperanza de que todo mejorará.

Origen Del Ave Fénix

En la leyenda antigua, el simbolismo del majestuoso pájaro Fénix a veces está conectado con el Sol, que muere y renace a través de las sociedades y a través del tiempo.

La leyenda más popular es la que cuenta que el Fénix vive de forma radiante y resplandeciente durante centenares de años anteriormente de morir al estallar en llamas. Después renace de las cenizas, para iniciar una nueva y larga vida. El simbolismo del Pájaro de Fuego es tan poderoso que la actualidad incluso se encuentra presente en la sociedad popular y el folklore.

El legendario ave fénix es una gran ave, parecido a un águila o a un pavo real. Posee un color rojo reluciente, púrpura y amarillo, por estar relacionado con el sol naciente y el fuego. Es varios sucesos es representado con una nube que lo rodea, iluminándolo en el firmamento. Sus ojos son azules y brillan como zafiros. Construye su propia pira funeraria y lo enciende con un solo toque de sus alas. Posteriormente de la muerte se levanta gloriosamente de las cenizas y se aleja volando.

En varios escritos se puede localizar asociaciones con el Pájaro del Trueno nativo americano (Thunderbird), el Pájaro de Fuego (Firebird) del folclore eslavo, el chino Fèng Huáng, el japonés Hō-ō, y bastantes diferentes.

El Phoenix griego

Ave Fénix como Símbolo de la reinvención: más allá de la mitología

En la leyenda griega, la asociación con el color púrpura del ave seguramente es debido a su metrópoli, Fenicia. La metrópoli de Fenicia era conocida por sus relucientes tintes púrpura que se usaban para las túnicas autenticos. Se estima que ponerle a esta legendaria criatura el nombre de «Fénix» es una forma de referirse a la coloración púrpura que además se puede localizar en las plumas del ave. Múltiples obras de arte inspiradas en la versión griega del mito exponen aves con plumas de color amarillo, rojo y púrpura reluciente.

En los textos del historiador griego Heródoto del siglo V a.C., se puede localizar una de las más detalladas referencias al Fénix.  Es descrito como un ave que aparece cada quinientos años cuando el viejo Fénix muere. Viene de Arabia con el cuerpo del ave parental – todo cubierto de mirra – al santuario del Sol en Egipto y allí lo entierra.

El Ave Bennu de Los Egipcios

Al igual que diferentes entes mitológicos como el Can Cerbero o la Esfinge, la leyenda del Ave de Fuego cruza naciones y sociedades para llegar Egipto.

Ave Fénix como Símbolo de la reinvención: más allá de la mitología

Se estima que la leyenda del Fénix fue inspirado del ave mitológica Bennu de la tradición egipcia. Este pájaro está vinculado con el culto solar de Heliópolis (la metrópoli del sol). Era representada en el arte egipcio como una garza real. Bennu, que está relacionado con la inundación del Nilo y de la creación, al Sol y la Muerte, además se apaga cada ciertos años para hacerse más sabio.

Si bien es cierto que el Ave Fénix parece un Halcón, a Bennu, se le ha reseñado de varias maneras, según los textos. Algunas veces como una Lavandera y diferentes, más habitualmente, como una Garza.

Wikimedia Commons

El nacimiento de este mito además posee distintas versiones. Algunas leyendas hablan del nacimiento de Bennu mas tarde que a Osiris le estallara el corazón. Diferentes cuentan que se creó a sí mismo de las llamas de un árbol divino en el santuario de Ra.

El Simurg en la tradición árabe

En la leyenda iraní el Ave Fénix posee su equivalente en el simurg, criatura voladora de carácter mítico y benevolente. Esta figura fue adoptada como emblema de los monarcas sasánidas. Se le ha comparado con el ave fénix. ​ Se pueden localizar referencias literarias o representaciones artísticas durante todos los periodos históricos del Gran Irán.

Wikimedia Commons

Se estimaba que esta ave fue tan vieja que había asistido a la destrucción del planeta en tres ocasiones. Con una presencia tan prolongada, el Simurg había sido capaz de obtener una gran sabiduría, hasta llegar al punto de que se afirmaba que llegó a acumular todo el conocimiento atesorado durante todas las edades en las que vivió. asimismo, se pensaba que estaba predestinado a una presencia de 1.700 años anteriormente de desaparecer convertido en llamas.

El simurg fue adorado para que facilitara la purificación la tierra y el agua para otorgar fertilidad. Esta criatura encarnó la unión entre el firmamento y la tierra, actuando como mediador y mensajero entre ambos.

El Milcham o Chol del Judaísmo

Ave Fénix como Símbolo de la reinvención: más allá de la mitología

Milcham o Chol era el Fénix de la leyenda judía. Según la tradición, una vez que Eva comió el fruto prohibido del Jardín del Edén ofrecida por la serpiente, tentó a las diferentes criaturas del jardín a realizarlo. Solamente el ave Milcham no quiso escucharla y en recompensa, el ángel de la muerte recibió el orden divino de otorgarle la vida eterna. Milcham recibió una metrópoli fortificada en la que viviría cada mil años sin ser molestado. “Mil años son los años de su vida, y cuando han transcurrido, sale de su nido un fuego y quema a las aves. Solamente queda un huevo, pero éste se transforma en un polluelo, y el ave sigue viviendo. Diferentes manifiestan que cuando cumple los mil años su cuerpo se encoje y sus alas pierden las plumas, de suerte que vuelve a ser un polluelo. Por lo tanto su plumaje se renueva y el ave remonta el vuelo como un águila y jamás se ve asaltada por la muerte.

El Signo de Resurrección Para Los Cristianos

Este curioso y legendario animal es citado en la Biblia en el texto de Job: «Moriré en mi nido, multiplicaré mis días como el ave fénix». en cambio, curiosamente, si bien solamente es citado una vez en la Biblia, ocupa un destacado sitio entre los bastantes animales actuales en capiteles y demás representaciones artísticas en las iglesias.

El cristianismo además adoptó el Fénix como signo de muerte y resurrección. Se observó como una metáfora de la resurrección de Cristo. La imagen se podía localizar en las primeras lápidas cristianas.

Ave Fénix como Símbolo de la reinvención: más allá de la mitología

En efecto, los cristianos supieron apoyar sus comentarios sobre la Resurrección de Cristo en la leyenda del fénix, en un asombroso sincretismo de fe y paganismo. Clemente de Roma, Papa y primer Padre apostólico de finales del siglo I, mas tarde de recordar el relato mítico del ave de las cenizas, concluye en su Primera Carta a los corintios: «¿Acaso juzgaremos que es cosa grande y admirable el que el Creador de todas las cosas haga volver a la vida a aquellos que le sirvieron santamente y en la esperanza de su buena fe, cuando por un ave nos expone la magnificencia de su promesa?».

Tertuliano, el gran teólogo de Cartago, es incluso más explícito cuando alude: «Dios mismo lo ha declarado en la Redacción: ‘Se renovará como el Fénix’; es decir, se levantará de la muerte y de la sepulcro, para que creas que la substancia del cuerpo puede recobrarse, inclusive de las llamas. El Señor avaló que ‘valemos más que bastantes pájaros’. Si no valemos además más que el Fénix, la ventaja es mediocre».

Fenghuang de China

Los Fenghuang son aves mitológicas de Asia oriental que reinan sobre todas las aves. Originalmente los machos se llamaban feng y las hembras huang, pero con el paso del tiempo tal diferenciación perdió vigencia y se transformó en un ente femenina única que se empareja con el dragón chino, que se entiende masculino.

Ave Fénix como Símbolo de la reinvención: más allá de la mitología

La imagen típica del fenghuang lo mostraba atacando serpientes con sus talones y alas extendidas. Según la tradición china, el fenghuang está compuesto por el pico y frente de gallo, la rostro de una golondrina, cuello de serpiente, pecho de ganso, espalda de tortuga, cuartos traseros de un ciervo y la cola de un pez. en cambio, en el presente se explica como la composición de múltiples aves, incluyendo la cabeza de un faisán dorado, el cuerpo de un pato mandarín, la cola de un pavo real, las patas de una grulla, la boca de un loro y las alas de una golondrina.

Su cuerpo simboliza los seis cuerpos celestes. La cabeza es el firmamento, los ojos son el Sol, la espalda es la Luna, las alas son el viento, los pies son la Tierra y la cola son los mundos. Sus plumas contienen los cinco colores fundamentales: negro, blanco, rojo, verde y amarillo.

Ave Fénix como Símbolo de la reinvención: más allá de la mitología

El fenghuang posee connotaciones muy positivas. Es un signo de gran virtud y gracia. igualmente simboliza la unión del yin y el yang. En la sociedad china, tanto antigua como moderna, puede encontrarse en la decoración para las bodas o la realeza, al lado con los dragones. Esto es porque los chinos consideraban al dragón y al fénix los símbolos de las relaciones dichosas entre el marido y esposa, otra metáfora común del yin y el yang.

Hōō de Japón

En la Tradición japonesa, el Hōō es una bella y pacífica criatura que es honrada y venerada como alma divino.

Ave Fénix como Símbolo de la reinvención: más allá de la mitología

El Hōō procede de la leyenda china, donde se les conoce como Fenghuang. Originalmente se consideraban dos aves diferentes según su género, simbolizando el yin y el yang y la dualidad del cosmos. Eventualmente las dos criaturas se fusionaron en un término y su nombre combinado fue utilizado. La criatura combinada aun se entiende femenina y suele asociarse con el Tatsu, que se entiende masculino.

Se les explica con pico de un gallo, la mandíbula de un trago, la cabeza de un faisán, el cuello de una serpiente, la espalda de una tortuga, las patas de una grulla y la cola de un pavo real. Están deslumbrantemente coloreados con los cinco colores de los elementos chinos, blanco, negro, rojo, amarillo y azul, y poseen cinco plumas de cola distintivas.

Hōō son criaturas de absolutamente pacíficas y jamás causan daño a diferentes entes vivos. Sólo comen semillas de bambú y anidan sólo en árboles de Paulownia. Cuando un hōō vuela, se menciona que el polvo se asienta y los pájaros y los insectos se callan. Debido a su pureza, sólo aparecen en tierras que son bendecidas con paz, prosperidad y felicidad; huyen a los cielos en tiempos de odio, desgracia e infelicidad. La aparición de un Hōō es un presagio exageradamente bueno, es el comienzo de una nueva era en la cronica.

Ave Fénix como Símbolo de la reinvención: más allá de la mitología

El Hōō es uno de los animales más reverenciados y sagrados de Japón. Está en el segundo sitio mas tarde de Kirin en términos de energía y es el pájaro más adorado de todos.

El Hōō es un motivo popular en pinturas japonesas, artesanías, kimonos y en templos y santuarios. Como signo, simboliza el fuego, el sol y la familia imperial. igualmente simboliza las virtudes del deber, la propiedad, la fe y la misericordia. Sus cinco colores simbolizan los cinco elementos: madera, fuego, tierra, metal y agua.

Garuda de India

Ave Fénix como Símbolo de la reinvención: más allá de la mitología

El Garuda es una gran criatura aviforme o ave humanoide que aparece tanto en el hinduismo como el budismo. En el hinduismo, Garuda es una deidad, comúnmente la montura (Vahana) del Señor Visnú. Garuda se muestra con un cuerpo dorado de un forzudo con una rostro blanca, alas rojas y un pico de águila y una corona en su cabeza. Se que esta antigua deidad era tan grande que podía bloquear el Sol.

Garuda es conocido como el adversario jurado de la casta de serpientes naga y por alimentarse unicamente de éstas, pudiendo referirse al águila culebrera de la India. La imagen de Garuda se suele usar como talismán o amuleto para defender al portador del ataque de una serpiente o su veneno, dado que el soberano de las aves era un adversario implacable y “devorador de serpientes”. Garudi Vidya es el mantra contra el veneno de serpiente para suprimir todo tipo de mal.

La Transformación, el Objetivo de la Superación

Conocer los orígenes de las leyendas y mitos nos auxilio a entender la evolución del pensamiento, pero además la esencia del ser humano.

Ave Fénix como Símbolo de la reinvención: más allá de la mitología

conforme con las creencias antiguas, el Ave Fénix a través de sus distintas nombres simbolizaba múltiples cosas positivas. En nuestros tiempos podemos decir que significa levantarse a través de las adversidades y resurgir. Es un mensaje muy potente utilizado por la sociedad como estandarte de superación y de logro de objetivos, según las creencias de cada era.

Una metáfora muy usual es aquella que dice que hay que morir para volver a nacer, o que hay que pasar por situaciones difíciles para salir renovados y crecer. Según la simbología del Ave Fénix, el volver a nacer nos auxilio a comprender y confiar en nuestras potencialidades y capacidades. Nos auxilio a ser más creativos para convertirnos en quienes queremos ser. Por último, nos obliga a localizar en las dificultades una oportunidad para crecer, aprender más y obtener sabiduría. La cronica de esta criatura legendaria nos explica que todos somos capaces de resurgir de las cenizas.

Fuente

AVISO DE USO JUSTO: Esta página contiene material con derechos de autor cuyo uso no ha sido específicamente autorizado por el propietario de los derechos de autor. Esta web distribuye este material con el propósito de reportar noticias, investigación educativa, comentarios y críticas, constituyendo el Uso Justo bajo 17 U.S.C § 107.

¿Te gustó este artículo?

Descarga nuestra app para Android y no te perderás ninguno.

COMMENTS