Incidente de Vorónezh: la «trastienda oculta»

Incidente de Vorónezh: la «trastienda oculta»

Misterios bíblicos: ¿Dónde pasó la Virgen María sus últimos años?.
Oro ‘de las deidades’, el metal favorito de las sociedades antiguas
Expertos descubren factible ADN de dinosaurio

El 27 de setiembre de 1989 la agencia de noticias Tass impresionó al planeta al revelarse, un raro incidente acontecido en VorónezhRusia, protagonizado por un OVNI y su ocupante, inverosimil hecho contemplado por una multitud de declarantes.

Fue un hecho impactante y que para bastantes significara, un regreso a lo grande de los OVNIs, asunto por por lo tanto en franca decadencia según opinión experta. El suceso levantó gran polvareda entre los ufólogos, azorados ante los anuncios emitidos.

Aparentaba el suceso perfecto, pero de repente el OVNI de Vorónezh inició una serie de contradicciones que llevaron a reconsiderar los asombrosas testimonios, poniéndose en duda todo lo ocurrido.

Se habló de alucinación colectiva, y tambien de un engaño orquestado. De repente el hecho que aparentaba iba a revolucionar la escena OVNI, entró en un cono de tinieblas. Hoy transcurridos casi treinta años de los hechos, regresamos a revistarlo. Conozcamos su trastienda oculta.

El enigma de Vorónezh

A cuatrocientos ochenta kilómetros al sudeste de MoscúRusia, se erige Vorónezh, apodada como «centro de la Tierra Negra», debido a su suelo rico en hierro, y atención con éste primer apunte. Su fundación data de 1585, poblada por una notable población consagrada a la vida rural.

Metrópoli de Vorónezh en el presente. (Wikimedia Commons)

Según Cuentan varios historiadores, la vida en Vorónezh transcurrió sin demasiados sobresaltos, hasta la llegada de la Segunda Guerra Mundial, enfrentamiento que afectara seriamente su funcionamiento.

en cambio, Vorónezh sobrevivió, y todo volvió estar en calma, retomando su rutina apacible. Pero a Vorónezh le esperaba una sorpresa inesperada, que convertiría su nombre en uno de los episodios más memorables de la ufología.

Según Cuentan Philip Mantle y Paul Stonehill en Expediente Soviet Ufo, 2010, los vínculos entre los OVNIs y Vorónezh no empezaron en 1989, sino desde bastantes años anteriormente, insolitos fenómenos aéreos parecían rondar la zona. Inclusive Vorónezh contaba con un «Comité para el Ensayo de los Fenómenos Anómalos», liderado por un por un notable investigador Genrikh Silanov.

Estos avistamientos anteriores al conocido incidente fueron testimoniados no solo por civiles, sino personal altamente calificado, que incluyen a investigadores, oficiales de policías, y militares. Otro apunte, y atención con el mismo, es que Vorónezh se encuentra cerca de una planta nuclear ubicada en Novovoronezh.  Pero vayamos a los hechos.

Oleada OVNI en Vorónezh

Crédito: Pixabay

Cuatro días anteriormente de producirse el inverosimil avistamiento, Vorónezh vivió una intensa oleada OVNI marcada por informes inquietantes detallándose, «naves con formas de sombrero, discos color naranja, naves fusiformes, esferas color rojo oscuro que emitían rayos, objetos que parecían lunas, y una nave enorme que emitía rayos torcidos», en un informe a todas luces interminable.

Aquellos raros objetos provocaron en sus incursiones, interferencias en aparatos eléctricos, y algunas dolencias en los observadores como estreñimiento, y pérdida de sueño. Pero el hecho decisivo ocurrió el 27 de setiembre de 1989.

Quién primero declaró fue un adolescente, Vaya Surin, que narró a un reportero local, Alexander Mosolov, estando al lado a sus amigos jugando fútbol vieron lo siguiente.

“Primero observaron un brillo rosado en el firmamento y mas tarde una bola roja de nueve metros de diámetros. La esfera dio vuelta, se esfumó, a los escasos minutos volvió a aparecer, y despues se mantuvo suspendida en el aire sobre ellos. Una multitud que se había reunido allí vio lo que explicó como un extraterrestre con tres ojos a través de una escotilla abierta.

El alienigena medía mas o menos tres metros, poseía puesto un mono plateado, botas color bronce, y llevaba un disco en el pecho. El OVNI tomó tierra y salieron dos criaturas de él, una de las cuáles era un robot. Un muchacho gritó porque poseía temor. El extraterrestre lo miró con sus ojos relucientes, y el joven quedó en silencio, sin poder desplazarse. Los observadores además gritaron, y el OVNI se esfumó. Cinco minutos mas tarde volvió aparecer. El extraterrestre poseía una pistola, un tubo de medio metro de largo más o menos. Apuntó esta arma a un muchacho de 16 años, y el joven se esfumó. El alienigena entró en la esfera y la nave despegó. Al mismo tiempo el joven se volvió a personar”.

Representación del Incidente de Vorónezh.

Tal fue el alucinante encuentro. Cuando la energica agencia TASS hizo público los hechos, el planeta suspiró.

Efecto Perestroika, y su Incidencia en el suceso

Uno de los primeros examen en los intentos por aclarar los acontecimientos e 1989, propone cierta psicosis colectiva, debido a las tensiones que por por lo tanto atravesaba el país, donde el sistema comunista vivía su desintegración. Las reformas establecidas por Mijail Gorbachov con su celebrada Perestroika, término que significa reestructuración, fue iniciada dos años anteriormente en 1987, y acrecentada por los trágicos sucesos de ocurridos en Chernobyl1986. Se trataba nada menos que la disolución de la Unión Soviética, lapso crucial para la villa ruso.

Los visitantes de Vorónezh, y la sombra de Ummo

Representación de los “visitantes” en el Incidente Vorónezh.

Al repasar algunas aristas del suceso, es el supuesto grabado ummita denunciado en la panza de la nave, se vuelve un lugar crucial. en cambio, hay discrepancias, ya que bastantes investigadores sostienen el signo ummita pudo ser plantado como una prueba disuasiva en un agregado posterior, buscando confundir la observación. Uno de los expertos que postulara este punto fue Jacques Vallée.

Lo hizo primero en su texto Revelations publicado en 1991 donde en el capítulo nueve, Gigantes en el Parque, aborda la cuestión. Vallée explica como la noticia lo asombró, al igual que sus posteriores derroteros. En seguida advirtió inconsistencia en bastantes de las explicaciones iniciales, que consideró apresuradas, inclusive los relatos filtrados, le parecieron muy fantásticos para ser tomados en serio. Intrigado por el suceso Vallée resuelve su viaje a Rusia, para así hacer una estudio en situ. Durante su periplo en tierras rusas, el estudioso galo recoge testimonios de primera mano, que van desde la ufología local, hasta el ámbito investigador y militar.

Incidente de Vorónezh: la «trastienda oculta»Portada del texto “Revelations” por Jacques Vallee. Cortesía: amazon

Vallée desconfía de la ufología rusa, y le reprocha su coqueteo con la cuestión paranormal, de abundante ascendencia en aquel país. igualmente señala los vaivenes políticos de ese por lo tanto, encarnados en la reforma política, que además de la Perestroika, poseía a la Glasnost, (Claridad), como un objetivo central, buscando poner a Rusia en el camino de la apertura mediática. Todos estos factores son procesados bajo la lupa de Jacques Vallée, que en cambio concluye el hecho, se debe seguir investigando, incluso con sus fallas.

La conexión española

Dos días mas tarde de los sucesos de VorónezhEspaña fue sacudida por el suceso Conil.  El avistamiento tuvo sitio el 29 de Setiembre de 1989, en la provincia de ConilCádiz, y fue protagonizado, «por cinco gaditanos que declararon su encuentro con seres desconocidas, paseándose por las playas de Conil». Según declararon los jóvenes observaron a la medianoche de ese día a «dos entes de 2.15 de altura, con túnicas blancas que se pasaban una esfera de luz».

Una noticia referida al suceso Conil.

Tenían una apariencia comparable a personas, pero al parecer no lo eran. No poseían ni siquiera rasgos faciales. No eran humanos sino humanoides. El hecho causo sensación, si bien más tarde sería desestimado, como producto de una mala observación ya que gran cantidad de expertos alegan los jóvenes gaditanos en verdad se toparon con «dos operarios británicos de una red telefónica que estaban trabajando». En su texto Quinta Columna, el ufólogo español Juan José Benítez al sintetizar el suceso, sostiene una casta extraterrestre vive camuflada en nuestro planeta. Hasta Aquí.

Conclusión

Lo ocurrido en Vorónezh sigue siendo materia de ensayo, y es defendido en el presente por varios expertos que sostienen, un fenómeno excepcional ocurrió ese 27 de septiembre de 1989, debido a la presencia de cierto material recogido como resultado de aquel avistamiento, detallado, como “escorias de metal desconocido”, inmune a cualquier ácido.

igualmente se localizaron «cuatro huellas formando un rombo», que se estima serían las patas, de la enigmatica nave. sin embargo, los niños, quiénes fueron los principales observadores, jamás más se tornaron a escuchar, perdiéndose en el presente su rastro.

Fuente

AVISO DE USO JUSTO: Esta página contiene material con derechos de autor cuyo uso no ha sido específicamente autorizado por el propietario de los derechos de autor. Esta web distribuye este material con el propósito de reportar noticias, investigación educativa, comentarios y críticas, constituyendo el Uso Justo bajo 17 U.S.C § 107.

¿Te gustó este artículo?

Descarga nuestra app para Android y no te perderás ninguno.

COMMENTS