Sejmet: la energica, temida e invencible “deidad mamá”

Sejmet: la energica, temida e invencible “deidad mamá”

Pat Price: visor remoto de Stanford que declaró ubicación de 4 bases extraterrestres en la Tierra.
Apocalipsis de insectos: revelan hallazgos alarmantes sobre la disminución de insectos.
Ataques psíquicos: Qué son y cómo defenderte.

La leyenda egipcia es una de las más importantes de la cronica humana. Su simbología y concepto han abierto la puerta a centenares de hipotesis encima del autentico pasado de nuestros antepasados. En el interior de sus cultos, estaba el de la Deidad la guerra, la muerte y la destrucción, Sejmet.

Sejmet era conocida como la Deidad Egipcia de la Guerra. Era hija de Ra y su nombre significaba dos cosas muy importantes: «La Energica» y «La Terrible».

Su nombre procede de la raíz «shm», que se prenuncia «sejem» y que su concepto literal es «violento».

Para los egipcios, era la representante de la energía destructiva del Sol, por lo que se crearon diversos cultos alrededor suyo. Se afirmaba que, al tener los poderes del astro soberano, además traía los beneficios del Sol diurno.

Sejmet: Destrucción y poder

Estatuas de Sejmet en una cueva. Crédito: Magnus Manske / Wikimedia Commons

Al ser hija del Dios más notable de la leyenda egipcia, Sejmet aparece representada con el cuerpo de una chica atractiva, pero con la cabeza de una leona. encima de ella se encuentra el conocido disco solar de las deidades más importantes.

Continuamente vestía un largo y elegante vestido de color rojo reluciente, el cual personificaba sus raíces como hija de Ra.

Su terrible poder,  provocó demasiado miedo y respeto en el interior de la sociedad egipcia, hizo que fuera la deidad más notable para el faraón Amenhotep III. Durante su orden ordenó la edificación de 365 estatuas para que fuera venerada. De esta forma, buscaba apaciguar la ira de Sejmet.

Todas en el santuario de Mut en Karnak para curarse de una dolencia, en cambio, falleció de igual forma tiempo mas tarde.

Relieve de Sejmet en el Santuario de Kom Ombo. (Wikimedia Commons)

¿Por qué los faraones la respetaban tanto? La leyenda habla de que Sejmet poseía una «doble personalidad»; una era ser la protectora y sanadora de los faraones durante la guerra. La otra era la de la deidad de la muerte y la destrucción.

Si a eso le sumamos el terrible poder que tenía, capaz de sembrar el caos y la destrucción donde y cuando lo quisiera, ningún soberano deseaba tenerla en su contra.

Se estima que al ser hija del Dios del Sol, Sejmet poseía tanto las propiedades negativas como las positivas del Sol.

Los soldados egipcios además la veneraban como la deidad de la Guerra, ya que cuando luchaba se transformaba en una energica leona sedienta de sangre.

Otra personalidad que se le atribuye a Sejmet, y que no es tan terrible, era la de ser la deidad de los médicos. En medio de sus capacidades estaba la de causar grandes plagas en el interior de la villa egipcio. Pero a su vez ayudaba al desarrollo de la medicina. Todo esto a través de su culto.

El culto a la deidad

Pintura de la deidad de la destrucción. Crédito: Asavaa / Wikimedia Commons

Los egipcios adoraban a Sejmet en Menfis, Letópolis y la zona del Delta. Si bien hay restos de su adoración además en Luxor.

En Ankyrononpolis además se localizó un santuario empleado a ella, el cual se edificó durante la era de Sheshong, el cual está prácticamente destruido en el presente.

Durante la era del soberano meroítico Natakamani, se le rindió culto en el interior del mismo Meroe.

Las fiestas en su honor se celebraban el primer día de la estación de Ajet, el día 16 del mes de Meshir y el día 15 del mes de Joiak, al lado a Bastet y Ra.

igualmente se hacía el primer día de la estación del invierno, el día 12 del mes Tybi. Día en los que se celebraban las embriaguez», para conmemorar la salvación de la casta humana.

En medio de los ritos que se realizaban en su honor, se encuentra el «rito para apaciguar a Sejmet»; en él, un grupo de médicos sanadores se unían para neutralizar los destructivos poderes de la deidad.

Uno de las deidades más poderosos y temidos de la leyenda egipcia, que penetra en el interior una casta de dioses estudiados por teóricos e historiadores que nos enseñan más sobre la leyenda egipcia y los soberanos que los reinaron.

Fuente

AVISO DE USO JUSTO: Esta página contiene material con derechos de autor cuyo uso no ha sido específicamente autorizado por el propietario de los derechos de autor. Esta web distribuye este material con el propósito de reportar noticias, investigación educativa, comentarios y críticas, constituyendo el Uso Justo bajo 17 U.S.C § 107.

¿Te gustó este artículo?

Descarga nuestra app para Android y no te perderás ninguno.

COMMENTS