Agua Muerta: insólito fenómeno que inmoviliza barcos en medio del océano

Agua Muerta: insólito fenómeno que inmoviliza barcos en medio del océano

Xibalbá, el «Enigmatico Inframundo Maya»
El Misterio de la Moneda Nazi que «viajó desde el futuro»
Funcionario que investigó incidente Roswell: «hallé remanentes indestructibles no hechos por humanos»

El capitán no lo podía creer: su embarcación escasamente avanzaba sobre las superficies de las aguas, si bien los motores iban a toda máquina. Durante diversos minutos, sentía como si una fuerza asombroso se hubiese apoderado del barco sin dejarlo desplazarse. Cuando por fin pudo liberarse de lo que aparentaba un encantamiento, bautizó al fenómeno como «agua muerta».

El primer encuentro con el «agua muerta»

Bastantes navíos en la antigüedad fueron víctimas del agua muerta. (Wikimedia Commons)

La escalofriante experiencia que acabamos de citar no es sacada de una película de ciencia ficción. Fue relatada en detalle por el explorador noruego Fridtjof Nansen después de profundizar en una expedición hacia el Polo Norte, en el año 1893. Sus intenciones eran conseguir fama mundial por romper el récord de latitud norte.

Actualmente bien, lo que no sabía Nansen y su tripulación era que en medio del océano se encontrarían con una insolita anomalía, que les pondría los pelos de punta a todos. La fuerza enigmatica que retuvo a la embarcación les impidió a los investigadores marineros maniobrar por diversos minutos.

Una explicación científica

Fue necesario que pasaran once años desde que Nansen relató su experiencia con el agua muerta, para que la comunidad científica presentara una explicación lógica encima del enigma. En el año 1904, el físico y oceanógrafo sueco Vagn Ekman llevó a cabo una serie de ensayos en su laboratorio con la finalidad de comprender la insolita anomalía.

Agua Muerta: insólito fenómeno que inmoviliza barcos en medio del océano
Agua Muerta: insólito fenómeno que inmoviliza barcos en medio del océano

Representación gráfica del Agua Muerta con las ondas Nansen y Ekman y la baja y alta densidad. Crédito: Morgane Parisi / StudioBrou.com.

Ekman fue capaz de comprobar que las olas formadas en las frías aguas del océano Ártico debajo de la superficie estaban encerradas por corrientes de agua salada y agua dulce.

Ambas corrientes de agua poseen distinta densidad y, al interactuar con la embarcación, generaban una gran resistencia. La corriente de agua dulce procedía de los glaciares que se derretían, creando un choque de densidad capaz de producir olas de arrastre.

Se profundiza más en el enigma del «agua muerta»

Actualmente bien, Ekman se percató de que el efecto producido era una oscilación en la velocidad del barco. Sin embargo, las observaciones de Nansen describían una reducción de la velocidad, manteniéndola constante y anormalmente baja. Esta discrepancia no pudo ser explicada en aquel instante.

Hace poco, con los avances de la ciencia y la aplicación de tecnología en laboratorios altamente equipados, se ha logrado comprender cómo funciona el efecto que produce el agua muerta. Un equipo interdisciplinario del Centro Nacional para la Estudio Científica de Francia y de la Universidad de Poitiers estima haber develado ambos misterios.

Una cinta transportadora

Los investigadores en mecánica de fluidos y matemáticos franceses concluyeron que las variaciones de velocidad descritas por Ekman se deben a olas que actúan como un tipo de cinta transportadora ondulante. Este efecto hace que los barcos se sientan atrapados y se desplazan hacia adelante y hacia atrás.

Actualmente bien, la embarcación queda a merced de una corriente ondulante que causa una oscilación temporal en su velocidad. Al final, el barco logra huir y alcanza una velocidad lenta pero demasiado más constante, tal como lo explicó Nansen. De tal forma que, tanto el explorador noruego como el investigador sueco tenían razón en sus observaciones.

Un fenómeno común en múltiples diferentes aguas

Crédito: Pixabay

asimismo de observarse en aguas glaciares, el «agua muerta» además se puede localizar en todos los mares y océanos donde se mezclan aguas de distintas densidades. igualmente, el choque de corrientes de agua con distinta temperatura además produce un efecto muy parecido.

Los lagos fríos de montaña en era de verano son propensos a contener agua muerta, que a su vez puede ocasionar que los nadadores se ahoguen. Igualmente, en la desembocadura de ríos como el Orinoco, el flujo con sedimentos de agua salada del mar produce además el efecto de cinta transportadora.

Por culpa del agua muerta

Representación de la Batalla de Accio (31 a. C.) (Wikimedia Commons)

En el año 31 a.C. se llevó a cabo la Batalla de Accio o Actium en la antigua Grecia. Se enfrentaron las poderosas naves de Cleopatra y Marco Antonio contra los buques más débiles de César Octavio. Sorprendentemente, la reina de Egipto perdió la batalla, hecho que carecía de explicación lógica hasta hace poco.

¿Quedaron las naves de Cleopatra y Marco Antonio atrapadas en lo que actualmente se conoce como agua muerta? Como la bahía de Accio posee forma de fiordo, es factible que toda la flota egipcia haya sido capturada por las enigmaticas fuerzas del agua muerta.

Fuente

AVISO DE USO JUSTO: Esta página contiene material con derechos de autor cuyo uso no ha sido específicamente autorizado por el propietario de los derechos de autor. Esta web distribuye este material con el propósito de reportar noticias, investigación educativa, comentarios y críticas, constituyendo el Uso Justo bajo 17 U.S.C § 107.

¿Te gustó este artículo?

Descarga nuestra app para Android y no te perderás ninguno.

COMMENTS