¿Conoce el terrorífico caso del «hombre polilla»?

¿Conoce el terrorífico caso del «hombre polilla»?

¿La Marina de EE.UU y la NASA tienen una flota de naves en el espacio completamente activos?
El más grande sacrificio ha comenzado: ¿Tu linaje genético sobrevivirá?
«Superhabitable»: exoplanetas con una vida útil de hasta 70 mil millones de años

Alerta de Google – ovni / 2020-12-20 07:11

eca-hombre-polilla-2_20550030_2020121820

En alguna ocasión todos hemos podido contemplar estupefactos las impresionantes imágenes de la caída del denominado como “puente de plata” sobre el río Ohio en los Estados Unidos. El Silver Bridge balanceándose y contorneándose en el aire esperando ese irremediable salto al vacío que no tardaría demasiado en llegar… Ante el estupor de conductores y peatones que se cobraría como víctimas. Imágenes verídicas que nos recuerdan, una vez más, que todo en esta vida tiene un principio y un final…

Sucedió una tarde de invierno de 1967, era el 15 de diciembre, sobre las cinco de la tarde se desataría la tragedia que conmovió y paralizó el pulso de Norteamérica. En unas fechas tan señaladas como las navideñas, la carretera y el puente que cruzaba el río Ohio era la alternativa ideal para salir de compras y presentes navideños para familiares y amigos. Había que cruzar el denominado Silver Bridge o “puente de plata” que recibía dicho nombre por el color en el que había sido pintado una vez finalizada su construcción en el año 1928 . Eran las 5:04 PM cuando el puente comenzó a ondearse y desequilibrarse formando increíbles arcos en el pavimento y en su estructura… nada bueno se presagiaba. Corría un viento de velocidad moderada y la tragedia estaba a punto de comenzar, en ese momento un testigo que transitaba por el mismo escuchó claramente como del puente emergía un ruido “chisporroteante”, otros testigos habían oído levemente la misma característica de ruido en la estructura 30 minutos antes. El puente se quebró y cayó… 64 personas cruzaban en ese momento, murieron trágicamente 46 de ellas y 13 vehículos quedaron destruidos, el puente: destrozado. Es la crónica de una nefasta tarde sobre el Silver Bridge.

Curiosamente en la zona donde fue construido el “Silver Bridge”, entre la unión de los ríos Kanawga y Ohio se produjo entre los años 1774 – 1775 una serie de enfrentamientos sangrientos que acabarían en tragedia y maldición. La zona desde esa misma época se le atribuye ser un lugar maldito que daba lugar a inundaciones e incendios que ha tenido atemorizados a sus lugareños durante siglos.

Corría el año 1774 cuando se produjo una batalla indo-europea en la zona. El 10 de octubre de 1774 se enfrentaban en cruel batalla las tropas de Virginia al mando de Andrew Lewis y una confederación multi-tribal comandada por el guerrero Shawnee, Cornstalk. La batalla se produjo entre la unión de ambos ríos y en parte fue ocasionada debido a que el americano nativo era legislado en Virginia por europeos, en este caso por Mr. Dunmore, de origen británico y fuerte carácter que creía que la milicia firmaría el tratado de paz… Pero la confederación prefirió luchar por su libertad y perdió. Cornstalk lanzó una terrible maldición a la zona de la batalla durante dos siglos antes de morir: “¡¡¡Maldigo este lugar por 200 años, que la sangre de los caídos no dejen vivir en paz a estas tierras!!!” Y ciertamente lo logró, durante los dos siglos venideros la zona sufrió plagas, incendios, inundaciones,…

Los OVNIs también han hecho presencia en la zona y también es conocida por los frecuentes avistamientos que en ella se suceden a lo largo de los años de vida del fenómeno OVNI, el misterio del siglo XX. Durante los años 1966 y 1967 los avistamientos OVNI fueron múltiples en ambas orillas del río Ohio, incluso fueron visitados por humanoides de aspecto “nórdico, altos, con trajes ceñidos de color plateado y largos cabellos”. En otoño de 1966 los aparatos de radio y televisión se comenzaron a ver y oír mal y aparecieron en el cielo unas extrañas formas esféricas muy luminosas de origen incierto y desconocido, los automóviles que pasaban por el sur del área TNT, en la carretera de Camp Conley, se detenían sin razón aparente y en los meses de marzo y abril de 1967 los “Objetos Voladores No Identificados” solían bajar y hacer vuelos rasantes por la zona ante los atónitos ojos de los millares de testigos que allí se congregaban. La relación entre los avistamientos OVNIs y las apariciones del “Mothman” eran inversamente proporcionales y cuando abundaban de uno de ellos había carestía del otro, un curioso fenómenos más añadir a la zona. El 19 de mayo de 1967 un grupo de personas informó a la policía de haber visto un OVNI aterrizando sobre un campo cercano al Instituto River Junior de Point Pleasant y la misma tarde del 15 de diciembre de 1967 un “Objeto Volador No Identificado” fue visto por la familia Lilly en la carretera de Camp Conley, aquella tarde-noche se llegaron a contabilizar hasta doce “No Identificados” sobre la zona…

Pero si por algo es conocida la zona del Silver Bridge es por la enigmática figura del “Mothman” u hombre polilla como popularizó un periodista que se hizo eco de la aparición del mismo a tenor de las descripciones que los testigos hacían del mismo.

El mito del “hombre polilla” es una de esas historia que más parece sacada de las leyendas urbanas que de una experiencia real, pero la seguridad de los testigos y los atestados policiales hacen de la misma una historia de cierta solidez que debido a los antecedentes paranormales de la zona hacen que esté por méritos propios en estas líneas.

Apareció por primera vez un 12 de noviembre de 1966 cerca del cementerio de Clendenin en Virginia Occidental, Kenneth Duncan de Blue Creek dijo que un ser humano pardo se deslizaba entre los árboles y estuvo a la vista durante un minuto. Un año antes un chico dijo haber visto a “un ángel” cerca del río Ohio y en verano del mismo año (1966) una mujer del pueblo dijo haber visto a “un hombre con alas, como una mariposa” sobre el valle de Ohio.

Newell Partridge vio dos objetos rojizos en un campo cercano a Salem en la noche del 14 de noviembre de 1966 y una extraña silueta alada que la provocaba.

Los señores Scarberry y Mallette cruzaban un sumidero de armas de la IIª. Guerra Mundial a siete millas de Point Pleasant. Al pasar junto a una vieja central eléctrica vieron una extraña criatura junto a la carretera observándolos aparentemente. Aceleraron pero la extraña criatura les siguió. Tras una agónica persecución la criatura desapareció y el grupo aterrorizado se detuvo en la oficina del sheriff del condado de Mason y explicaron a su suplente, Millard Halstead, lo sucedido. Al llegar la policía al lugar sólo comprobaron las raras interferencias en la radio pero de la criatura no había ni rastro. Los relatos se disparaban y la periodista Mary Hyre, corresponsal en Point Pleasant del Messenger de Athens (Ohio) popularizó aún más tema del extraño ser que rondaba las orillas del Ohio. El diario Stars & Stripes se hizo eco de la noticia y la televisión también tomó cartas en el asunto llegando desde New Haven y Charleston para cubrir la noticia.

Un nuevo encuentro lo protagonizaría el 16 de noviembre de 1966 los señores Raymond Wamsley, la señora Marcela Bennett y su hija Tina cuando se dirigían a casa de la familia de Ralph Thomas. Vieron como unas “luces rojas” se movían sobre el Área TNT -que era como se llamaba la zona del sumidero de armas-: “era un ser grande y gris, más grande que un hombre y de grandes ojos rojos, inflamados, terribles” recordaba la señora Bennett e incluso llegó a quedar hipnotizada por el ser teniendo que intervenir la señora Wamsley ya que “no podía moverse”. Se tuvieron que encerrar en la casa siendo acosados por el misterioso ser, se llamó a la policía pero nuevamente al llegar el horror había pasado. La señora Bennett tuvo que ser tratada psicológicamente y desde entonces tenía el presentimiento que la extraña criatura seguía en el lugar… Y no se equivocaba, el 25 de noviembre, Thomas Ury circulaba por la carretera 62 al norte del área TNT, a las siete de la mañana vio como un ser alto y gris se elevaba verticalmente sobre la zona. Circuló hasta ver al sheriff George Johnson y contarle lo vivido. Días antes la policía de Charleston recibía la llamada de Richard West, era el 21 de noviembre a las 22:15 h. Lo atendió el agente Tucker y el testigo sólo acertaba a decir que estaba viendo al “hombre murciélago”, que: “tenía el aspecto de un hombre y era de gran tamaño con unos grandes ojos encarnados”. El 26 de noviembre la señora Ruth Foster afirmaba estar viendo al “Mothman”.

Connie Carpenter regresaba a casa el 27 de noviembre cuando sufrió el acoso del “Mothman”, un ser grisáceo con grandes ojos rojos se dirigió contra su vehículo de frente, fueron unos momentos muy duros y en días posteriores sufrió “inflamación de ojos”, algo que se suele dar en encuentros con OVNIs.

Pronto se quiso explicar la aparición del “Mothman” en el entorno del río Ohio como el causado por una grulla canadiense cuya característica principal son unos grandes círculos rojos en los ojos que le conferirían un aspecto similar a la visión de los testigos. Esta hipótesis fue respaldada por un grupo de personas que estando en la afueras de Lowell (Ohio) vieron pasar una bandada de aves muy cerca de Cat´s Creek, así lo declaró Marvin Shock. También el capitán Paul Yoder y Benjamín Enochs –bomberos voluntarios de Point Pleasant- afirmaron que “indiscutiblemente se trataba de un pájaro enorme pero un pájaro al fin y al cabo”. Pero el punto débil de la hipótesis se daba por el simple hecho de que este tipo de aves no suelen tener como hábitat natural la zona del río Ohio. En la zona sólo se capturaron dos “extrañas” criaturas para aquel entorno natural: una blanca lechuza ártica –que no se parecía al “Mothman”- y en julio de 1967 en New Haven se capturó un buitre zopilote que tampoco era, obviamente, la criatura que amenazaba a los habitantes del Point Pleasant.

Los encuentros con el “Mothman” se seguían sucediendo y eran muchos los testimonios que iban sumando al ya santoral de múltiples encuentros con este misterioso ser. Los testigos incluso creyeron confundirlo – identificarlo con aeroplanos aterrizando en el vecino aeropuerto de Gallipolis hasta que se percataban del aspecto “humanoide” del ser, fue el caso de Everett Wedge, Henry Upton, Leo Edwards, Ernie Thompson y Adkins.

Curiosamente los ufológicos “hombres de negro” hicieron su particular visita ufológica a un testigo de la existencia del “Mothman”, se trataba de Connie Carpenter. La chica casi se ve obligada a entrar en un “Buick” de 1949 a la fuerza por un inefable e inepto “hombre de negro” e incluso recibió notas por debajo de la puerta en las que se le invitaba a guardar silencio bajo la amenaza de poder ser cogida sabe Dios por quién…

La periodista Mrs. Hyde ya había popularizado al “Mothman” a través de su periódico e incluso había sido ya visitada por extraños “hombres de negro” y “adictos” al fenómeno OVNI que en unos casos la atemorizaban y en otras les entregaban carpetas con los principales avistamientos OVNI en la zona.

El “Hombre Polilla” seguía siendo un misterio, sólo se sabía de él que era una extraña criatura de unos dos metros o dos metros y medio, fuerte y ancho, con una especie de traje o “plumaje” gris, sin cabeza aparente, grandes ojos rojos y muy separados, alas plegadas sobre su espalda y extendidas con una envergadura de cuatro metros que azotaban el aire al volar. Emitía unos extraños chillidos y en vuelo emitía un extraño zumbido. Su velocidad de vuelo era rápida y de extrañas influencias hipnóticas sobre el ser humano. Mrs. Hyde trató de explicar el caso desde otros puntos de vista, los osos fueron el siguiente objetivo pero pronto quedó descartado dadas las características de los encuentros con el ya famoso ser, se informó que cerca de la carretera 62 había habido encuentros de este tipo pero la opción del peludo animal se desechó. Se visitaron otras zonas de supuestos avistamientos con el “Mothman”, en Jerrico Road se tuvo un lugar preferente de análisis pero no se llegó a nada pese a las insistentes noticias que hablaban de encuentros allí mismo. Se publicaron algunas otras referencias sobre estos encuentros durante los años 1968 y 1969 así como referencias al fenómeno OVNI y humanoides. El 15 de septiembre de 1968 se sufrió una oleada OVNI en Point Pleasant y el diario Messenger llegaría a publicar el 18 de Septiembre una nota haciendo referencia al mismo (1).

Tal y como cuento en mi libro “El enigma de las catástrofes del fin del mundo” (Ed. Babidibú) el último acto del “Mothman” en la zona se produjo un 14 de abril de 1969 cuando el perro del Sr. Adkins aparecía muerto con el corazón extraído y sin huellas de ningún depredador en la zona ni en los alrededores, ¿qué mató al perro del Sr. Adkins? ¿Qué era el “Mothman”? Como en todos los misterios que asolan nuestro mundo, el caso de la Tragedia del Silver Bridge viene a sumarse a una larga lista de casos que no hacen más que levantar preguntas y tener pocas respuestas.

¿Era el “Mothman” una señal de aviso del desastre venidero del puente de plata o simplemente era parte de la maldición de Cornstalk? ¿Era una inocente ave o tal vez mantenían una estrecha relación con un fenómeno OVNI que tomó el pulso de la actualidad a la zona? Por casi todos es conocida la extraña “afición” de los “No Identificados” por aparecer en lugares donde se va a producir una tragedia o se ha producido la misma, es como un síntoma premonitorio, algo que hace presagiar un desastre o una pérdida importante de vidas humanas. Amigo lector: si de algo podemos estar seguros es que en torno a Point Pleasant hay los suficientes fenómenos ufológicos y paranormales como para, tal vez, pensar que la tragedia del Silver Bridge estaba siendo anunciada años antes de que sucediera.

AVISO DE USO JUSTO: Esta página contiene material con derechos de autor cuyo uso no ha sido específicamente autorizado por el propietario de los derechos de autor. Esta web distribuye este material con el propósito de reportar noticias, investigación educativa, comentarios y críticas, constituyendo el Uso Justo bajo 17 U.S.C § 107.

¿Te gustó este artículo?

Descarga nuestra app para Android y no te perderás ninguno.

COMMENTS