El Culto a Saturno – el Sol Negro

El Culto a Saturno – el Sol Negro

Muiscas: La villa de El Dorado y la «conexión atlante»
¿Es consciente el cosmos? Parece imposible hasta que haces los cálculos
Yasuke: la cronica del primer samurái africano

Hay bastantes cultos desconocidos, y que, sin saberlo, formamos parte de varios ellos. Uno de estos es el Culto a Saturno, el Sol Negro, el cual ha estado presente en la civilización desde sus inicios.

Saturno ha sido adorado desde hace centenares de miles de años por distintas sociedades y religiones. Se estima que la primera referencia a «Saturno» se remonta a la sociedad sumeria; Nippur, el «Señor de la Tierra».

Nippur era el primer hijo del líder de uno de los clanes de las deidades sumerios. Enlil, quien más tarde fue representado como Jehová por el cristianismo.

Con el transcurrir de los años, Saturno terminó siendo la deidad más adorado en la antigüedad e, inclusive, en el presente se sigue venerando por las distintas religiones

El Dios Saturno

Los cultos a Saturno son conocidos por los sacrificios humanos, sobre todo de niños. Crédito: Francisco Goya / Wikipedia Commons

Saturno fue adorado en las distintas culturas antiguas hasta el presente. En Fenicia era reverenciado como Baal, uno de las deidades más crueles conocidos hasta la fecha.

Esta deidad era un amante de los sacrificios humanos, sobre todo el de niños. Los seguidores los arrojaban vivos al interior de sus estatuas ardiendo, utilizando música para callar los gritos de agonía de los infantes y la desesperación de sus padres.

Era representado como un toro o un hombre con cabeza de toro. Una tradición que viene desde la era sumeria por Enlil, el «Toro del Firmamento».

En Grecia, a Saturno se le llamaba Cronos, el «Soberano del Tiempo». Cronos fue altamente celebre por haberse comido a todos sus descendientes. Una vez más, se hace referencia a los sacrificios de niños.

Esta práctica ha influido demasiado en la simbología de Saturno, siendo considerado desde continuamente como un mundo demoniaco. En realidad, algunas sociedades lo asocian a Satán por la semejanza entre los nombres y por los cuernos de sus representaciones.

La Leyenda del Primer Sol

La leyenda del Primer Sol. Crédito:  Lomas / Pixabay

La leyenda que cuentan los seguidores de este culto es gran cantidad curiosa e interesante. Se estima que hace miles de años, cuando el hombre comenzaba a ser consciente de su presencia, no existía el día o la noche.

Lo único que se podía ver era un firmamento púrpura con un único círculo pálido que se elevaba sobre lo que se conoce en el presente como el Norte. Este círculo era conocido como el Sol Superior.

Este Sol se trataba verdaderamente de una estrella enana marrón que estaba apagándose. No existían diferentes estrellas visibles y el Sol que todos sabemos se veía opacado por su lejanía con la antigua Tierra y por el brillo púrpura que adornaba los cielos.

La Simbología del Sol Negro

El signo del la Rueda Solar, característico del culto a Saturno. Crédito:  / Pixabay

El Sol Negro, además conocido como «Rueda Solar», es un signo esotérico nórdico que simboliza el día del fin del planeta. Años mas tarde, los nazis además le adorarían y en el presente, sigue siendo adorado por grupos neonazis.

Al estar escondido detrás del Sol evidente, el Sol es la representación del camino hacia la luz negra. Su representación más notable posee que ver con los Anunnaki, ya que simboliza el portal por el cual arribaron a la Tierra. igualmente hace referencia al eclipse de Saturno.

Su signo se conforma de dos círculos concéntricos, formando un tipo de rueda en movimiento.  Es de color negro ya que simboliza un eclipse en Saturno. igualmente es la razón del por qué el propio mundo es celebre por ese color y del por qué el negro es relacionado al mal.

Otra forma que simboliza a Saturno es el hexágono, esto debido al patrón nuboso que se forma en su polo norte. El hexágono es la figura geométrica que posee 6 lados, 6 ángulos y 6 triángulos.

Esta figura geométrica continuamente ha sido asociada a los cultos satanistas y masones de todo el planeta. en cambio, para sorpresa de todos, este signo sigue viéndose en cada metrópoli notable del mundo.

«Saturday», o «El día de Satur», edificios en forma de cubo, en símbolos como el del Internet Explorer y, así, en múltiples diferentes pequeñas cosas que vemos en nuestro día a día que, sin saberlo, nos hace formar parte del culto al Saturno.

Fuente

AVISO DE USO JUSTO: Esta página contiene material con derechos de autor cuyo uso no ha sido específicamente autorizado por el propietario de los derechos de autor. Esta web distribuye este material con el propósito de reportar noticias, investigación educativa, comentarios y críticas, constituyendo el Uso Justo bajo 17 U.S.C § 107.

¿Te gustó este artículo?

Descarga nuestra app para Android y no te perderás ninguno.

COMMENTS