El Texto Perdido del dios Enki: Legado Anunnaki y los orígenes de la sociedad

El Texto Perdido del dios Enki: Legado Anunnaki y los orígenes de la sociedad

Vuelo 513: El avión que desapareció por 35 años y volvió a aparecer.
Insolitos objetos luminosos sorprenden a habitantes en Medellín, Colombia (VÍDEOS)
La Epopeya de Gilgamesh y la búsqueda de la inmortalidad

Los inicios de la civilización es un asunto que sigue en disputa ¿Cuál fue el instante exacto en que la sociedad vino al mundo y se transformó en lo que sabemos? Uno de los descubrimientos arqueológicos sumerios más importantes, el «Texto perdido de Enki» podría tener la contestación.

Según los historiadores, estos escritos son previos al Torá, la Biblia y el Corán y su datación es de, por lo menos, 5.000 años.

La estudio arqueológica propone que los libros de las religiones actuales contienen versiones resumidas o abreviadas de los registros sumerios. Incluyendo el Texto perdido de Enki.

El Texto perdido de Enki: primera tablilla

La primera habla encima del enfrentamiento atmosférico de Nibiru. (Wikimedia Commons)

La primera tablilla habla encima del mundo natal Anunnaki, denominado Nibiru. Este se ubicaba en el Sistema Solar y se nombra cómo su atmósfera comenzaba a debilitarse, causando graves cambios climáticos.

Por ese motivo, debían hacerse de oro para restaurarla. en cambio, Nibiru no contaba con las reservas necesarias del valioso mineral.

Entretanto esto ocurría, un altercado comenzaba a llevarse a cabo por la sucesión real entre Anu y Alalu. Alalu huye del mundo en una nave espacial de propulsión nuclear y su destino termina siendo la Tierra.

¿Por qué la Tierra? Pues, según las investigaciones y el conocimiento cosmológico de los Anunnaki, este mundo debía tener el oro necesario para restaurar la atmósfera de Nibiru.

La llegada a la Tierra y la extracción del oro

Las tablillas 2, 3 y 4 aluden con Alalu llega a la Tierra y certifica la presencia de colosales minas de oro. (Wikimedia Commons)

La segunda tabla explica la llegada a la Tierra, una vez en ella, descubre que el mundo verdaderamente posee las reservas de oro necesaria, por lo que crea un plan para reclamar el trono de Nibiru. Por ese motivo, transmite la noticia al Consejo Real.

La tercera tabla nombra como el Consejo Real envía una misión de verificación. Entre los candidatos para liderarla se localizan Enki Enlil, los hijos de Anu. Al final, Enki es elegido como líder.

Al llegar, se localizan con Alalu y establecen una base de control central en Eridu, la cual se completa en 6 días. Al séptimo día, Enki resuelve tomar ese día para descansar anteriormente de iniciar la extracción del oro.

La cuarta tablilla habla sobre las evidencias del oro en la atmósfera y como estas poseen éxito. en cambio, las cantidades necesarias son enormes. Por esta razón, el Consejo Real resuelve mandar más misiones con equipos adicionales a la Tierra.

Enki descubre diferentes reservas de oro en Eabzu, en África del Sur. Por lo que es enviado para dirigir una nueva misión ahí y Enlil queda a cargo de la base de control original.

El nacimiento de la sociedad: La quinta tablilla

En la quinta tablilla, los Anunnaki se rebelan a Enki y Enlil, por lo que deciden crear una civilización primitiva.

El Consejo Real resuelve mandar a la Princesa Ninmah como apoyo en la Tierra al lado a un vasto grupo de ayudantes.

Estas traen semillas consigo y empiezan a cultivar plantas. Ninmah se une a Enki en Eabzu, engendrando varias hijas.

La esposa de Enki, Ninki, eventualmente llega a la Tierra al lado a su hijo Marduk, formando los Clanes Anunnaki en la Tierra, mientras Enki y Enlil engendran más hijos.

A pesar de que la casta se reproduce en la Tierra, los Anunnaki localizan muy agotador el trabajo minero, rebelándose contra Enki y Enlil (la rebelión de los Igigi).

Es por esta razón que se resuelve que el trabajo pesado en la minería se haría con trabajadores primitivos creados artificialmente a través de la ingeniería genética.

La Sexta Tabla y la creación de la civilización

La sexta tabla nombra como Enki creó, a través de la ingeniería genética, a los primeros terrícolas inteligentes que acabarían formando las culturas. Imagen de archivo.

Para esto, Enki revela que en Eabzu, hay un ser muy primitivo y salvaje parecido a los Anunnaki. Afirma que combinando su ADN con el de los suyos, se podría mejorar para concebir un trabajador inteligente.

Enlil y los diferentes líderes se oponen a esta idea y afirman que no estaba permitido, pues dicha labor solo pertenece al Autentico Creador.

en cambio, la presión por extraer el oro y la persuasión de Ninmah hacen que los líderes al final acepten el consejo de Enki. Así se autorizó el experimento genético.

Debido a la ingeniería genética y mas tarde de bastantes fallos, se logró crear al modelo perfecto, el cual era conocido como «Adamu». igualmente se creó una versión femenina llamada «Ti-Amat», consiguiendo que estos crearan descendencia.

en cambio, estos no fueron planeados para la procreación y fue Enki quien, en un acto de voluntad propia, los dotó de tal facultad. Al enterarse de esto, Enlil expulsa tanto a Adamu como a Ti-Amat de Eridu y son enviados a Eabzu.

La Séptima tabla habla sobre la proliferación de la sociedad y sus trabajos como sirvientes en las minas. Los Anunnaki además poseen descendencia en la Tierra, causando cruces entre ambas razas. Enki tuvo relaciones con dos mujeres de la Tierra, engendrando un hijo denominado Adapa y a una hija llamada Titi. Es de esta forma que nacen los primeros hombres civilizados.

evidentemente, estos escritos revelan una verdad única que confirmaría la teoría de los viejos cosmonautas. en cambio, la arqueología tradicional ortodoxa no la toma en cuenta y lo cataloga como una sencillo leyenda o mitología

Fuente

AVISO DE USO JUSTO: Esta página contiene material con derechos de autor cuyo uso no ha sido específicamente autorizado por el propietario de los derechos de autor. Esta web distribuye este material con el propósito de reportar noticias, investigación educativa, comentarios y críticas, constituyendo el Uso Justo bajo 17 U.S.C § 107.

¿Te gustó este artículo?

Descarga nuestra app para Android y no te perderás ninguno.

COMMENTS