Misterios subterráneos de Tsarichina – «Bulgaria, y un incognito explosivo»

Misterios subterráneos de Tsarichina – «Bulgaria, y un incognito explosivo»

La cronica del avión que se estrelló en Japón y apareció en el radar 35 años mas tarde
Visualizando más allá de cosmos y tiempo: el enigma de la Visión Remota
Centenares de pedazos de meteoritos de abundante antigüedad y muy alto valor caen sobre ciudad de Brasil

Hoy vamos a sumergirnos en un Expediente X poco revistado, que posee a la enigmatica Bulgaria como protagonista de una cronica irresistible, y cuyos misterios milenarios, de revelarse, pudieran sacudir al planeta. Ajusten sus cinturones, se avecina una viaje movido.

Bulgaria – El Pueblo Rebelde

Anteriormente de abordar el suceso Tsarichina, examinemos algunas consideraciones sobre Bulgaria, considerado como uno de los naciones más misteriosos de la llamada Europa del Este. Enclavado en la zona de los BalcanesBulgaria, se caracteriza por su conformación montañosa, que posee a Musala, como «uno de los picos más altos de la zona». Su capital es Sofía (sabiduría en latín). Sin embargo, la etimología proto turca, refiere «bulgak», traducido como «la villa rebelde, o además revuelto y sacudido».

Durante su etapa prehistórica, Bulgaria recibió la presencia de no solo la sociedad neolítica, sino de dos etnias muy especiales, Vinca, y Tracios. Pero vayamos al siglo X. Por ese por lo tanto Bulgaria vive día agitados, en una lucha interminable por resistir el avance bizantino.

Encarnizados enfrentamientos, son resistidos ferozmente por las huestes búlgaras, dominadas en su cruzada por el zar Samuel, denominado el armenio, que no cesa en dar pelea. en cambio el mandatario ignora, una gran tragedia se encuentra a punto de arrasar con cualquier aspiración independentista. Todo se precipita el 29 de julio de 1014 tras la batalla de Kleidion (Clidio o Kyluch), donde el ejército búlgaro, sufre una derrota aplastante.

El Zar Samuel de Bulgaria, cuya cronica inició la Operación Rayo Solar. (Wikimedia Commons)

Pero una desgracia mayor marcó esta épica batalla, ya que el líder bizantino Basilio II decidió hacer un acto desproporcionado en contra de 15.000 prisioneros búlgaros, a quiénes mandó cegar, como una forma de venganza por tantos años de guerra y muerte. Tras este hecho, se dice el zar Samuel sufrió un ataque al corazón, incapaz de soportar tanto deshonor. A partir de aquí empieza a gestarse un mito, que habla de un tesoro desaparecido, perteneciente a éste antiguo soberano, y cuya búsqueda, lleva siglos. Veamos.

Tsarichina – Operación Rayo Solar

“Cuando iniciamos la Operación Rayo Solar, el plan era localizar la primera persona que habitaba la Tierra, y poseía dos géneros. Hasta el instante no se ha hallado tal esqueleto. En todos los textos viejos, que he estudiado durante estos años, dice la primera persona que vivió en la Tierra poseía dos géneros, pero incluso no se ha hallado tal esqueleto”. Revelaciones realizadas por Elisaveta Loginova.

Algunas de las imágenes que circulan, sobre los acontecimientos de Tsarichina.

Tsarichina es una aldea que se encuentra al oeste de Bulgaria, ubicada en el municipio de Kostinbrod, proxima a su capital, Sofía. Podemos decir estamos ante un lugar vacacional, conocido por su Reserva Biosfera Natural inaugurada en 1940, con el fin de eludir la tala indiscriminada, y preservar así el bellísimo ecosistema. Pero esta aldea tranquila, tapizada por montañas antiguos, se apresta a romper su anonimato.

Según cuenta el experto búlgaro Víctor Petrov:

“En otoño de 1990, un técnico de ascensores local, Dimitar Kekemenov, soñó que los héroes nacionales Leviski y Botev, le decían que revelara a sus compatriotas un hondo incognito, tal vez el tesoro medieval del Zar Samuel, que su familia afirmaba sepultado en Tsarichina“.

Velozmente los rumores de esta canalización, se expandieron al Ministerio de Defensa, que decidió formar un equipo de videntes para rastrear el tesoro. Anteriormente de avanzar en esta loca aventura, debemos comprender Bulgaria por aquella década, atravesaba una profunda crisis económica. Eso puede aclarar porque los fenómenos paranormales estaban en el alza, captando la atención de desesperados contribuyentes, ansiosos por hacerse con botines legendarios.

Fue así que en diciembre de 1990 se inicia la Operación Rayo Solar, con el fin de localizar el esquivo tesoro medieval, catalogada, como «la excavación más rostro de toda la cronica de Bulgaria». Quién comenzara a tener un papel destacado en la insólita búsqueda, fue la clarividente Elisaveta Loginova, que estar recibiendo insolitos mensajes subterráneos, emitidos por seres calificadas como extraterrestres.

Según Loginova a cierta profundidad de un túnel de la zona, se encontraría una criatura humana de enorme estatura, y aspecto andrógino, que habría sido nada menos, «el primer ser alienigena en habitar la Tierra».

El contacto entre la vidente, y la entidad espacial, bautizado como un Adán Estelar, originó diversos cuadernos cubiertos con una insolita redacción jeroglífica de lectura indescifrable, y mezcla según varios investigadores, de diversos idiomas viejos, tales «como el búlgaro, árabe, chino, sur de la India, rúnico, signos numéricos, y hasta astrológicos».

Según narraría más tarde Loginova, se redactaron cerca de 1.000 páginas con estos mensajes. A pesar de las dificultades, se consiguieron obtener algunas traducciones, centrados en un «suceso que tuvo sitio hace 2.575 años, relatando la desaparición de una ancestral civilización proveniente del mundo Photon, que habría existido hace 8.000 años, destruido tras un desastre. ¿Estamos ante la evidencia del perdido FaetónMaldek?, se duda esta escritora.

Siguiendo las recomendaciones de Loginova, los militares excavaron «un túnel en forma de espiral de 168 metros cuadrados, que no usó ningún soporte mecánico». La cronica que sigue, es incluso más asombroso.

Representación del espiral cavado en Bulgaria. Imagen de archivo.

Uno de los participantes de la expedición, el coronel Tzvetko Kanev, en su texto El Fenómeno de Tsarichina propalado en 1993, escribe:

“A una profundidad de cinco metros y medio, el equipo se localizó con una roca rectangular, que se definió como una losa de protección biológica. En él estaban grabadas bacterias peligrosas para la vida humana, y su destrucción era peligrosa. Al entrar en las capas espirales perdidas en profundidad, los militares encontraron otra barrera: una losa en forma de lente cóncava. A su derecha se distinguía una pared, cuyas partes constituyentes conformaban una figura humanoide, de una altura que empequeñecía la de un humano.

Según otro militar, que quiso mantenerse en el anonimato, durante la remoción de la losa, ‘formada de metal desconocido’, los expertos fueron alcanzados por un rayo de luz potente. Posteriormente de recuperarse del shock, se localizaron frente a un túnel de mas o menos un metro y medio de altura, con un piso gris plateado, y paredes exageradamente lisas, cubiertas con redacción desconocida. El coronel Kanev asevera, que uno de sus colegas intentó en tres ocasiones pasar el umbral entre la llamada Zona X, y la Zona Y, pero invariablemente fue arrojado hacia atrás, cayendo como si se estrellara con una pared invisible”.

La excavación se extendió durante dos años, donde los militares y psíquicos fueron objeto de multitud de sucesos paranormales que parecían acosar al grupo. Muertes y suicidios de varios protagonistas, signaron el suceso, para bastantes rodeado de un halo trágico, y hasta condenado.

Enigmas subterráneos de Tsarichina «Bulgaria, y un secreto explosivo»Enigmas subterráneos de Tsarichina «Bulgaria, y un secreto explosivo»

El inverosimil, signo de la era comunista, que a pesar de su abandono atrae turistas de todo el planeta, debido a su arquitectura futurista. El OVNI que avergüenza a Bulgaria.

En esos años la actividad OVNI registró incalculables avistamientos,  todos sucedidos en los alrededores de Tsarichina. Al final el gobierno búlgaro decidió cerrar el misterioso hoyo, poniendo fin al largo experimento. La repentina clausura del hallazgo, que pudo haber alterado la cronica del planeta, suscitó un sinfín de rumores.

Se manifestó que los militares se sintieron estafados por los psíquicos, a quiénes acusaron de engaño. asimismo, los gastos desmedidos de la Operación Rayo Solar, alarmaron a una sociedad cada vez más empobrecida, que veía como su dinero eran dilapidado en búsquedas disparatadas.

En una entrevista hecha tiempo mas tarde  a Elisaveta Loginova, quién afirmara estar en contacto con el ser de Tsarichina, (y que se revelara no estar vivo ni muerto, sino en estado de suspensión inanimada), declaró, a pesar del fracaso en sacar estos misterios a la luz pública, el objetivo principal de todo éste notable movimiento, fue lograr una cooperación, «entre el intelecto cósmico, y los entes de la Tierra, para así probar era factible colaborar con diferentes inteligencias», en total armonía.

Loginova además alegó, sus cuadernos de notas con más de mil páginas, conteniendo las canalizaciones recibidas por parte de los supuestos alienigenas, fueron secuestrados por el gobierno, al igual que filmaciones, y diferentes pruebas.

Enigmas subterráneos de Tsarichina «Bulgaria, y un secreto explosivo»Enigmas subterráneos de Tsarichina «Bulgaria, y un secreto explosivo»

Imagen de archivo.

En una de esas notas Loginova recibió:

“La Tierra es parte de la sin cronicidad planetaria general. Esta civilización cósmica quiere que la Tierra sobreviva. La sincronicidad no se puede romper, porque por lo tanto vendrá el caos. Estos datos está incluida en códigos, en una carta cifrada recibida en Tsarichina“.

Tan sólo faltaban siete metros para alcanzar el esqueleto gigante, pero en cambio todo se abortó, quizás por presiones foráneas.

Otra psíquica, con un papel destacado en la difusión de esta cronica, fue la reconocida vidente ciega Vangeliya Pandeva Dimitrova, 1911-1986, apodada Baba Vanga, la Nostradamus búlgara.

La enigmatica Baba Vanga, la vidente búlgara que sorprendiera al planeta.

se comenta durante 1981, una década anteriormente de iniciarse las excavaciones de TsachirinaBaba Vanga proclamó:

“Allí descansa el cuerpo de una deidad, en cuya mano descansa el cetro con el poder del sol”.

Un mito que circula por Tsachirina señala, «los viejos pobladores adoraban a una deidad en la Tierra, que más tarde enterraron en la montaña».

Durante las excavaciones de 1990, Baba Vanga advirtió no perturbar al ser andrógino, ya que los tiempos no estaban maduros.

Más tarde declaró:

“Cuando se llevaron a cabo excavaciones en Tsachirina, los alienigenas me dijeron las investigaciones deberían detenerse.  ¡No caven, no es tu instante! Está el centro de la Tierra: a una profundidad de 2.000 km, hay cristales. Uno es grande como el sol. ¡No lo toquen! La gente no lo alcanzará, pero perturbará la atmósfera. Es un vasto cristal, que es peligroso, y permanecerá allí mientras exista la Tierra.

Dejen de cavar porque de lo contrario la Tierra morirá. Vendrán días complicadas para tu pueblo. Habrá múltiples dolencias nuevas y terribles si excavan en Tsarichina. Existe un infierno en el agujero, pero no es un infierno. Hay gente viviendo allí como tú, pero su origen es distinto.

Fue enviado por una civilización alienigena. Hay cosmonautas ahí abajo. Hace miles de años, cuando su país no existía, una civilización de otro mundo envió una nave espacial con tres cosmonautas a la Tierra. No eran personas, sino robots. Fueron enviados a investigar la vida en la Tierra, pero resultaron dañados y la nave espacial se estrelló en Tsarichina”.

Imagen de archivo.

Varios investigadores indican Baba Vanga formó parte del temible Comité Seguridad del Estado, un poderoso organismo búlgaro, que operara durante el régimen comunista.

por lo visto Vanga habría trabajado como espía para este grupo, entregando información privada sobre sus consultantes, si bien estas acusaciones están incluso en estudio.

otros expertos sin embargo, llegan a poner en duda sus capacidades proféticas, pero de todo esto, comentaremos en un próximo artículo. Hasta Aquí.

Conclusión

Para 1992 el tema Tsarichina fue confiscado por las autoridades, y el asunto quedó sepultado en la oscuridad, lejos de cualquier escrutinio público.

Los rumores en cambio no cesaron, y con el tiempo nacieron nuevas teoría. Una de ellas de tono más realista, propone, los militares búlgaros ocultaron en aquel hoyo místico, ojivas nucleares, tras declararse el Pacto de Varsovia.

Lo demás habría sido una tapadera para así desviar la atención, y cuestiones incómodas.

Irónicamente Tsarichina se encuentra hoy convertida en la nueva meca OVNI, ignorando en sus subsuelos tal vez resida, algo demasiado más peligroso, muy lejos de la tan mentada vida extraterrestre. Continuará.

Fuente

AVISO DE USO JUSTO: Esta página contiene material con derechos de autor cuyo uso no ha sido específicamente autorizado por el propietario de los derechos de autor. Esta web distribuye este material con el propósito de reportar noticias, investigación educativa, comentarios y críticas, constituyendo el Uso Justo bajo 17 U.S.C § 107.

¿Te gustó este artículo?

Descarga nuestra app para Android y no te perderás ninguno.

COMMENTS