Sondas Espaciales Alienígenas visitaron la Tierra muchas veces, indica un estudio científico

Sondas Espaciales Alienígenas visitaron la Tierra muchas veces, indica un estudio científico

TIEMBLA LA NASA: «MISIÓN ESPACIAL CHINA PRUEBA QUE EE.UU NUNCA FUE A LA LUNA»
DESCUBREN INCREÍBLES ESFERAS MOVIÉNDOSE EN EL CENTRO GALÁCTICO
Chemtrails, fumigadas sin descanso

De acuerdo a algunos académicos, sondas espaciales alienígenas han visitado la Tierra en repetidas ocasiones, y se ha publicado un estudio científico al respecto.

Arwen Nicholson y Duncan Forgan de la Universidad de Edimburgo (Reino Unido) utilizaron simulaciones por computadora para demostrar que si los representantes de civilizaciones extraterrestres pudieran viajar de un planeta a otro, volarían por toda nuestra galaxia en un período de tiempo relativamente corto y visitarían nuestro planeta.

La nave espacial Voyager 1 pudo alejarse de la Tierra a una distancia de menos de un día luz en 36 años de su misión. Sin embargo, según Nicholson y Forgan, una nave espacial extraterrestre solo tardaría diez millones de años en explorar toda la Vía Láctea.

La nave necesitaría viajar a la velocidad de una décima parte de la velocidad de la luz, si se acelera debido al campo gravitacional de las estrellas. Durante la década de 1960, apareció una teoría sobre sondas espaciales “inteligentes” capaces de replicarse a sí mismas.

El astrónomo estadounidense Ronald Bracewell creía que la humanidad debería hacer todo lo posible para inventar tales sondas, en lugar de captar señales de radio de origen artificial, como sugiere el programa SETI. En 1949, John von Neumann desarrolló un modelo matemático del dispositivo que se clonaba a sí mismo.

Según los cálculos actuales realizados por Nicholson y Forgan, existen tres escenarios posibles para que operen tales sondas. Esto incluye volar con motores en marcha, el uso de aceleración gravitacional y, finalmente, “saltar” de estrella en estrella.

Incluso la Voyager es capaz de “rebotar” en los campos gravitacionales del sistema solar. Por lo tanto, los científicos creen que es poco probable que se encuentren alienígenas verdes en la Tierra. Si los extraterrestres alguna vez visitaron nuestro planeta, fueron vehículos robóticos, en lugar de criaturas vivientes.

El famoso escritor de ciencia ficción Arthur C. Clarke ofrece una descripción de tales visitas en su novela “Rendezvous with Rama”. En el libro, un grupo de astronautas terrestres se mete dentro de un cilindro gigante lleno de equipos electrónicos, acercándose al Sol.

Nicholson y Forgan creen que las sondas alienígenas pueden seguir su propio curso. Escanean los planetas de los sistemas estelares en busca de señales de vida allí y crean sus propias copias, que, a su vez, buscan nuevas estrellas.

Para coronarlo todo, es muy posible que tales sondas sean creadas por varias civilizaciones extraterrestres altamente desarrolladas. También es posible que algunas naves clon puedan atacar a otras naves como resultado de fallas técnicas y destruirlas. En cualquier caso, estas historias se pueden encontrar en la literatura de ciencia ficción.

También se puede suponer que estas naves se comunican entre sí para realizar sus tareas de manera más eficiente, no para explorar el mismo objeto repetidamente, por ejemplo.

Sin embargo, no debemos engañarnos acerca de los contactos de los robots alienígenas con los terrestres. Es posible que las sondas alienígenas estén equipadas con sistemas especiales para determinar el nivel de inteligencia de las criaturas vivientes dentro del alcance de sus actividades.

Los extraterrestres no están interesados ​​en establecer comunicación con seres inteligentes. El propósito de los dispositivos robóticos es recopilar información sobre los planetas, no hacer contacto. Además, con toda probabilidad, los vehículos espaciales extraterrestres están programados para atraer la menor atención posible.

No hay información confiable, por el momento, que demuestre que los OVNIs, o platillos voladores, sean naves de otras civilizaciones. Uno solo puede construir teorías, como hacen Nicholson y Forgan, y esperar a que estas civilizaciones alienígenas, si es que existen, se muestren, si lo desean, claro.

AVISO DE USO JUSTO: Esta página contiene material con derechos de autor cuyo uso no ha sido específicamente autorizado por el propietario de los derechos de autor. Esta web distribuye este material con el propósito de reportar noticias, investigación educativa, comentarios y críticas, constituyendo el Uso Justo bajo 17 U.S.C § 107.

¿Te gustó este artículo?

Descarga nuestra app para Android y no te perderás ninguno.

COMMENTS