Tommyknockers: misteriosos «hombrecitos verdes» observados por mineros en túneles subterráneos

Tommyknockers: misteriosos «hombrecitos verdes» observados por mineros en túneles subterráneos

¿Es este el cuerpo de un Soberano Anunnaki de 12.000 años y totalmente intacto en animación suspendida? (Vídeo)
Sonda SOHO capta colosal «nave extraterrestre» viajando por el Sistema Solar, asevera investigador.
Descubren «señales de bruja» en las ruinas de una iglesia medieval

En el planeta hay una infinidad de historias vinculadas a seres paranormales que han sido presenciados por varias personas y tambien se han dejado escritos sobre de ellas. Una de estas, llamémosles «criaturas» han sido reportadas por mineros y fueron llamadas «Tommyknocker».

Cuando los residentes de Gales y el condado de Devon iban a trabajar en las minas, a veces escuchaban insolitos golpes allí, y mas tarde veían hombrecitos verdes con una túnica minera y un pico en la mano. Al oír la palabra «Tommyknocker», la mayor parte de la gente alude la famosa novela de ciencia ficción de Stephen King, mientras que el concepto original de este término casi se olvida hoy.

Tommyknockers

Representación de un Tommyknocker en un yacimiento.

en cambio, hace centenares de años, los Tommyknockers no eran menos famosos que los duendes, con los que poseen demasiado en común. La desigualdad es que los Tommyknockers viven en cavernas y mazmorras, como los gnomos europeos.

Muy a veces, los Tommyknockers (o además llamados aldabas)  se explican en las tradiciones galés y devónico. Su nombre se puede traducir como «Los que llaman»: se afirmaba que eran los aldadores los que golpeaban las paredes de las minas para causar derrumbes mortales. Los mineros locales han escuchado repetidamente a estos misteriosos grifos.

Varios están convencidos de que los aldabas son viciosos y anhelan la muerte, pero bastantes mineros, que observaron personalmente hombrecitos insolitos en túneles subterráneos, afirmaron que los aldabas, por el contrario, tratan avisar a la gente del peligro y que si escuchaban estos golpes, debían salir a tiempo para huir del colapso las rocas.

Su presencia en minas

Declarantes presenciales describieron a los Tomminokers como hombres diminutos de medio metro de altura, con piel verdosa, proporciones normales del cuerpo humano y vestidos con ropa sucia que aparentaba una típica túnica de minero.

Mineros de Gales reportaron bastantes encuentros con insolitos hombrecitos verdes llamados “Tommyknockers”.

Todos los tomminokers observados eran hombres. Cuando empezó la fiebre del oro en California en el siglo XIX y todos empezaron a cavar minas y rastrear oro, bastantes mineros británicos fueron a EE. UU. Cuando empezaron a encontrarse con hombrecitos insolitos en las minas estadounidenses, las narraciones sobre esto se extendieron velozmente por todos los estados y en algún instante empezaron a llamarlos Tomminokers o Knockers.

Al mismo tiempo, se afirmaba que los golpes insolitos en un yacimiento podrían no presagiar un bloqueo, sino más bien indicar ricos depósitos de minerales valiosos. Y cuando alguien oyó estos sonidos, se dispuso a vagar por los túneles en busca de su origen. La mayor parte de las veces, esos mineros sencillamente desaparecieron, pero además hubo quienes verdaderamente se localizaron con un yacimiento rica.

Por eso es complicado decir de forma inequívoca si los Tommyknockers eran considerados criaturas buenas o malas. Cuando se producían derrumbes, la gente moría o desaparecía, los Tommyknockers eran regañados, pero si debido a sus golpes lograban localizar una vena o salir del laberinto de túneles, los llamaban buenos y agradecían.

Leyendas urbanas

Representación de un Tommyknockers, según la serie “The Tommyknockers” (1993).

Posteriormente de algunas decenios, apareció toda una capa de «leyendas urbanas», según las cuales insolitos golpes en las minas producen fantasmas de mineros fallecidos y lo hacen para avisar a los vivos del peligro. Fue mas tarde de esto que el folklore sobre Tomminokers empezó a olvidarse gradualmente, cediendo a la fe en los fantasmas. Actualmente los mineros comenzaron a intentar apaciguar a los fantasmas y trajeron pedazos de pan o pastel con ellos a la mina para dejarlos en algún nicho y pedirles protección y misericordia a los fantasmas.

A principios del siglo XX, Tommyknockers casi se habían hundido en el olvido. Solo eran recordados por coleccionistas de cuentos de hadas o habitantes de la zona cuyas viviendas estaban al lado de las minas y que a veces además escuchaban golpes insolitos.

Había rumores de que cuando la mina cierra, los Tommyknockers «se van a vivir» a las viviendas más cercanas y empiezan a dar golpes allí, prediciendo actualmente no derrumbes, sino el deceso de familiares o accidentes.

La actualidad, gran cantidad de expertos admiten que hace siglos, los niños pequeños solían trabajar en las minas, inclusive ilegalmente, y que eran precisamente los mineros quienes estaban con ellos bajo el suelo. La piel verdosa de los niños podría volverse así por el contacto con el cobre, explican varios no creyentes.

Si bien la opción de que se traten de niños con la piel coloreada de verde debido al cobre de las minas pueda parecer una opción lógica, hay bastantes informes en diferentes años y en factores diversos; por lo que queda la duda encima del origen de estos misteriosos entes. ¿Y si se trata de una especie no reconocida y que existe en la naturaleza? ¿Y si se trata de entes biológicos que viven en el planeta subterráneo?

Fuente

AVISO DE USO JUSTO: Esta página contiene material con derechos de autor cuyo uso no ha sido específicamente autorizado por el propietario de los derechos de autor. Esta web distribuye este material con el propósito de reportar noticias, investigación educativa, comentarios y críticas, constituyendo el Uso Justo bajo 17 U.S.C § 107.

¿Te gustó este artículo?

Descarga nuestra app para Android y no te perderás ninguno.

COMMENTS