Origen de los Rituales de Fin de Año

Origen de los Rituales de Fin de Año

«El Rojo cubrirá el firmamento» Advertencia anunciada en antigua tablilla cuneiforme asiria
230 mil millones de toneladas de CO2 podrían huir del suelo si el planeta se calienta 2 °C o más
Al menos 550 razas de mamíferos podrían extinguirse y los humanos somos culpables, señala investigación

A escasas horas para el Año Reciente en diferentes locaciones, una de las celebraciones más universales del planeta occidental, millones de personas celebrarán la llegada de un reciente año lleno de buenos deseos y metas. De igual forma, en esta celebración abundan las creencias o cábalas con sus propias propiedades en cada país.

El 31 de diciembre, simboliza para múltiples sociedades, la culminación de un ciclo, un cierre, un cambio y un inicio.  Si bien, muy a pesar de nuestras dudas sobre ese cambio, nos aferramos a el plan de que puede pasar, de que esa renovación es factible. De tal forma que, como es tradición, no sólo nos convencemos a nosotros mismos de esa “revolución interna” sino que, nos vemos obligados a realizar rituales y movimientos para poder creer en ese cambio.

Cortesía: elsoldemexico.com.mx

Si existe un causa común en los naciones latinoamericanos, es la tendencia a potenciar ciertas creencias y supersticiones, para de alguna forma llamar la buena suerte, el dinero, el éxito y el amor. Pero ¿Cuál sería el origen de los rituales tan habituales en eras modernas?

Desde tiempos inmemorables, el temor a la dolencia, la muerte o el peligro han hecho que la sociedad se arraigue a la superstición; un fenómeno que se ha extendido por todo el planeta a través de las distintas culturas con un origen incierto. A pesar de que el físico y escritor Charles Panati aseguraba que las primeras supersticiones tuvieron su origen hace más de 50.000 millones de años A.C, con los Neanderthales y su visión del Más Allá, bastantes consideran que las creencias actuales son creencias irracionales -e inevitables- para la mayor parte de los individuos.

asimismo de las “creencias” que sirven durante todo el año, como el trébol de cuatro hojas, la pata de conejo o cruzar los dedos, hay algunas supersticiones que poseen fijada su fecha en el calendario. En el suceso de España, el último día del mes de diciembre, con la celebración de Nochevieja, hay dos que se han convertido en inquebrantable tradición. Tomarse las 12 uvas al ritmo de las campanadas o llevar ropa interior -o cualquier otra prenda- de un determinado color (amarillo o rojo) son algunas de las costumbres que, de alguna forma, prometen un próspero y bien avenido año reciente.

Rituales Curiosos en el Planeta

En Bielorrusia, las mujeres realizan un ritual para conocer quién se casará en el año que empieza. Se coloca un cúmulo de maíz frente a cada una de ellas, después sueltan un gallo y a la que se dirija para comer será quien se case.

En Dinamarca, cuando llega la medianoche del 31 de diciembre, los daneses tiran platos contra las puertas de los hogares de sus amigos y familiares para dotarles de buen augurio. Así, cuantos más pedazos se amontonen en la puerta, mayor será la suerte para el año próximo. asimismo, además saltan encima de una silla para llamar suerte.

En la última noche del año, se celebran curiosos rituales.

En Brasil, ir al mar a las 12 y saltar siete olas pidiendo siete deseos es una arraigada tradición. Esto puede ser porque, el agua y el mar han estado asociados con la purificación en múltiples sociedades en el transcurso de la cronica. Pero, en este suceso la tradición se remonta a las sociedades africanas. El siete es un número espiritual y se vincula con la deidad del mar Yemanjá, quien, en Año Reciente, da fuerzas para superar las dificultades. En diferentes naciones, como Puerto Rico, no se trata de dar saltos, sino de dejarse caer de espaldas al mar para ahuyentar a los malos espíritus.

igualmente se realizan rituales en el mar.

Entretanto que los rituales en el mar no nos llaman la atención en naciones tropicales como Brasil, sí debería sorprendernos que se realice en el invierno de Escocia, que el 1 de enero, con un tiempo del demonio, se zambullen en las heladas aguas del Firth of Forth, en South Queensferry, disfrazados de los personajes más delirante. Ya lo dice todo el nombre de esta tradición: Loony Dook, «chapuzón chiflado».

Origen de los rituales de Fin de AñoOrigen de los rituales de Fin de Año

Cortesía: theobjective.com

La Navidad es una era para pasar en familia y en la población chilena de Talca lo llevan al pie de la letra. Tanto que despiden el año en el cementerio, al lado a todos sus parientes, los vivos y los fallecidos. Así que cuando redoblan las campanas de medianoche, miles de talquinos iluminan las sepulturas con velas, descorchan las botellas y ¡que empiece la fiesta! Cuentan que esta insolita celebración dio inicio a finales de los años 80, cuando un antiguo funcionario del cementerio local falleció y sus familiares se colaron en el camposanto con una radio, flores y bebidas para recibir el año al lado del difunto y a los vecinos les pareció una gran idea.

Origen de los rituales de Fin de AñoOrigen de los rituales de Fin de Año

Cortesía: theobjective.com

En algunas zonas rurales de Rumanía, hay la tradición de disfrazarse de oso en Año Reciente e ir casa por casa bailando para espantar a los malos espíritus.

Origen de los rituales de Fin de AñoOrigen de los rituales de Fin de Año

Cortesía: theobjective.com

En algunas zonas de Italia las calles no son un sitio seguro, sobre todo en Nochevieja. Una puede salir de juerga deseando que le llueva un ligue del firmamento y lo que le cae encima es un armario ropero. Porque en Nápoles, Sicilia o Calabria dicta la tradición que para librarse de lo malo de un año que termina hay que arrojar por la ventana los muebles que no se quiere.

Origen de los rituales de Fin de AñoOrigen de los rituales de Fin de Año

Otra insolita tradición en la última noche del año.

Celebrar un Fin de Año a la filipina es apagar las luces y abrir todas las puertas, ventanas y cajones a medianoche, golpeándolos con fuerza, para espantar a los malos espíritus. La clave es ser lo más ruidosos factible para que se den por aludidos.

Lo extraño de la tradición para recibir el Año Reciente en Groenlandia es la cena, para la que se prepara un manjar denominado kiviak, que es carne de alca, un ave acuática. Lo curioso de esta receta no es sólo la especie de ave a la que no estamos acostumbrados, sino a que esta se come cruda, macerada en el interior de la piel de una foca en la que se enrolla sin dejar entrar nada de aire, y que tarda 7 meses en estar lista para comer.

en cambio, los continuamente cumplidores japoneses, ni arrojan muebles ni azotan puertas con un pan. Prefieren pagar todas sus deudas y limpiar sus viviendas a conciencia. Y no solo eso, sino que, en las pequeñas tiendas y colegios, oficinistas y alumnos sacrifican días de fiesta para barrer, frotar y abrillantar en una particular celebración llamada osoji, «la gran limpieza», con el deseo de empezar el año con un alma tan inmaculado como sus hogares.

Origen de los rituales de Fin de AñoOrigen de los rituales de Fin de Año

Cortesía: theobjective.com

Las Uvas

Actualmente veremos a continuación, los rituales más habituales que se realizan en nuestros naciones y que al parecer cada año se popularizan más.

La tradición de comerse doce uvas, una por cada campanada, a las doce de la noche el día 31 de diciembre es una tradición de origen español que se ha extendido a diferentes naciones hispanoamericanos como México, Venezuela, Bolivia, Ecuador, El Salvador, Perú, Colombia, Puerto Rico, Nicaragua y Costa Rica.

Cortesía: Pixabay

Una de las aclaraciones más aceptadas alrededor a esta práctica data de 1880, cuando la burguesía española adoptó la tradición navideña francesa de realizar fiestas privadas en las que la alta sociedad tomaba uvas y champán. Ese mismo año, el ayuntamiento de Madrid prohibió las fiestas en la calle, por lo que los ciudadanos, a modo de mofa y protesta, decidieron reunirse en la Puerta del Sol -que incluso estaba permitido) a comer uvas para mofarse de la tradición aristócrata.

La segunda hipotesis se ubica en el año 1909, en la que un exceso de cosecha de uvas blancas en Alicante causó que las productoras hicieran una fuerte campaña de Navidad para vender el sobrante de este producto, con el gancho de la buena suerte. Así, la uva blanca Aledo se transformó en un signo de Nochevieja y se popularizó la venta de las doce uvas.

Prendas de colores

Para esta tradición, la hipotesis más aceptada se remonta a la Edad Media. En una era en la que las prohibiciones eran frecuentes, sobre todo para los individuos de clase baja, no se permitía llevar atuendos de color rojo por estar vinculados con la brujería y los malos espíritus. en cambio, en esta misma era comenzó a circular el plan de que, en invierno, cuando no había color en las calles y todo estaba teñido de blanco por la nieve, el color rojo era signo de vida, alegría y buena suerte. sin embargo, como estaba prohibido llevarlo a la vista, los individuos optaron por utilizarlo en la ropa interior, y así se popularizó la ya extendida tradición.

Origen de los rituales de Fin de AñoOrigen de los rituales de Fin de Año

Cortesía: larepublica.pe

Con el paso de los años, esta cábala se adaptó y cogió una serie de colores con distintos significados para que la gente reciba el ‘Año Reciente’ pidiendo por lo que desea en su vida. En algunas sociedades, esta acción es augurio de buena suerte. Colocarse esta prenda íntima es señal de buen augurio, sobre todo para quienes lo hacen por azar y sin ser plenamente conscientes de esto.

La tradición del color en diferentes naciones

Como pasa con casi todo, cada país cuenta con sus propias reglas o rituales para llamar a la buena suerte. sin embargo, hay costumbres compartidas y no precisamente por cercanía, pues en Turquía además hay la tradición de celebrar la Nochevieja con ropa interior de color rojo para llamar la prosperidad del año entrante. Pero no continuamente el rojo es sinónimo de buena suerte.

Origen de los rituales de Fin de AñoOrigen de los rituales de Fin de Año

Cortesía: larepublica.pe

En naciones como Argentina, la prenda para tener un buen porvenir debe ser rosa; en Colombia o Perú, amarilla; y en México varía según lo que la persona quiera llamar: amarillo para el dinero y la suerte, y rojo para el amor. Pero no todo son colores en Nochevieja, además hay estampados. En Filipinas, como ejemplo, la tradición es vestirse con prendas de lunares, ya que están asociados con el dinero y la prosperidad.

Otra tradición muy conocido para vivir la ‘Nochevieja’ y recibir el ‘Año Reciente’ es usar ropa interior al revés. En algunas sociedades, esta acción es augurio de buena suerte. Colocarse esta prenda íntima es señal de buen augurio, sobre todo para quienes lo hacen por azar y sin ser plenamente conscientes de esto.

La Quema de Muñecos

Origen de los rituales de Fin de AñoOrigen de los rituales de Fin de Año

Cortesía: yucatan.com.mx

Quemar un muñeco que represente el año que termina es un ritual que se celebra normalmente en Latinoamérica. En algunas comunidades, el ritual simboliza deshacerse de las malas vibras o dejar atrás todo lo malo que haya pasado en el año saliente; es por eso que el muñeco porta ropa vieja (originalmente la tradición no incluía la hoy peligrosa pirotecnia).

conforme con varios sitios, esta tradición originalmente cobró fuerza en Latinoamérica a raíz de las diferentes plagas que provocaron el fallecimiento de miles de indígenas y criollos. se comenta que, por cuestiones de sanidad, se recomendó hacer bultos (muñecos) con las vestimentas de los fallecidos y quemarlos el último día del año.

Tirar sal en los hombros

Para llamar la buena fortuna y deshacerse de las malas vibras, se debe tirar sal detrás de los hombros. Esta tradición, puede tener su origen en que la sal era un alimento muy valioso y caro en la antigüedad, pues con ésta se pagaba un salario y preservaba la comida. Al tirarse en los hombros, se estima que ahuyenta las cargas pesadas del año. asimismo, en la religión católica hay quienes admiten, por herencia de la Edad Media, que la sal ciega al demonio y evita que tenga el poder de causar maldades.

Las Lentejas

Cortesía: Pixabay

En Italia, por su parte, atraen a la buena suerte a través del paladar, ya que uno de los platos que no falta en la mesa de fin de año son las lentejas. Una tradición heredada de la civilización romana, donde se regalaba una bolsa de cuero con lentejas para llamar la riqueza, porque significaba suerte y bonanza.

El Plomo

Los alemanes y austriacos además comparten tradición, y el último día del año funden plomo y lo dejan caer sobre un vaso, adivinando según la figura que aparezca en el mismo el futuro que les aguardará.

Origen de los rituales de Fin de AñoOrigen de los rituales de Fin de Año

Cortesía: theobjective.com

El Beso de Medianoche

En Estados Unidos se besan durante el primer minuto del Año Reciente para asegurarse así que no les faltará el amor ni el afecto en el año entrante. Una tradición que empezó en la era de los romanos con la celebración del Festival de Saturnalia, donde todos los asistentes se besaban.

Origen de los rituales de Fin de AñoOrigen de los rituales de Fin de Año

Cortesía: culturacolectiva.com

El Ritual del Dinero

Para que el dinero jamás falte en la cartera se recomienda poner un billete en ésta, el cual no deberá gastarse sino hasta el último día del año próximo. igualmente hay la convicción de que poner monedas en tus zapatos o proyectar esas monedas de fuera hacia en el interior de la casa. Ninguna de las monedas debe gastarse durante el año, sino hasta el último día de este.

Estrenar ropa

En lo que suele haber mayor acuerdo es en la convicción de que estrenar una prenda de ropa en la última noche del año puede traer suerte en el futuro. Por lo menos eso admiten quienes deciden ponerse algo reciente ese día, ya que se menciona que así lograrás estrenar ropa todo el año y no te faltará el dinero. O, para diferentes, no es más que otro motivo para comprarse alguna prenda y poder lucirla en la larga fiesta de fin de año.

Sacar las maletas

Para los que sueñan viajar por el planeta en el reciente año, el ritual común en la medianoche es agarrar una maleta grande y salir con ella a la calle para dar la vuelta a la cuadra donde viven. Quienes admiten en este ritual afirman que cuanto más grande sea el paseo, más lejos viajarás en el año que empieza. Y afirman que llevar el pasaporte en el interior de la maleta es notable si se quiere viajar al forastero.

Origen de los rituales de Fin de AñoOrigen de los rituales de Fin de Año

Cortesía: multimedios.com

Barrer las malas energías

Múltiples personas admiten que realizar una limpieza profunda en casa el 31 de diciembre y tirar lo que ya no sirve auxilio para que todo lo bueno se multiplique en el año que empieza. Pero, sobre todo, los más supersticiosos admiten que barrer es el mejor ritual para alejar las malas vibraciones del hogar.

Lo notable, afirman, es barrer desde el interior de la casa hacia la puerta principal para expulsar toda la negatividad acumulada durante el año. Varios inclusive tiran la escoba afuera de la casa tras la limpieza.

Arrojar agua

igualmente con el deseo de sacar las malas vibraciones y limpiar la energía del hogar, múltiples personas tiran un vaso de agua hacia fuera de la casa. Varios afirman que garantiza la felicidad al “impedir las lágrimas” durante el año reciente.  Y quienes admiten ciegamente en este ritual, de hecho, no se conforman con un vaso y suelen tirar todo un balde de agua hacia afuera.

Origen de los rituales de Fin de AñoOrigen de los rituales de Fin de Año

Cortesía: hotbook.com.mx

Escribir una relación de cosas positivas o negativas

No solo en la noche de San Juan: el ritual de escribir una relación con sucesos pasados o deseos para el futuro es además popular para comenzar el año reciente. Hay quienes escriben anteriormente en un papel todos sus deseos para los próximos 12 meses. A medianoche, lo abren con la esperanza de que se cumplan.

Diferentes anotan todas las cosas negativas de las que se desean deshacer y queman el papel hasta que queda en cenizas para empezar el año con optimismo y energías renovadas.

Origen de los rituales de Fin de AñoOrigen de los rituales de Fin de Año

Cortesía: radiohouse.hn

En fin, sin importar el país, el 31 de diciembre, continuamente estará lleno de supersticiones. Es una fiesta con una ventana de posibilidades y de buen augurio para el futuro. Así que, la cercana vez que intentes alguno de estos rituales, sabrás de dónde viene y qué están haciendo al lado contrario del globo.

Fuente

AVISO DE USO JUSTO: Esta página contiene material con derechos de autor cuyo uso no ha sido específicamente autorizado por el propietario de los derechos de autor. Esta web distribuye este material con el propósito de reportar noticias, investigación educativa, comentarios y críticas, constituyendo el Uso Justo bajo 17 U.S.C § 107.

¿Te gustó este artículo?

Descarga nuestra app para Android y no te perderás ninguno.

COMMENTS