Viajeros interestelares: ¿Son Oumuamua y Borisov, sondas extraterrestres espías?

Viajeros interestelares: ¿Son Oumuamua y Borisov, sondas extraterrestres espías?

Más mundos semejantes a la Tierra pueden ser habitables si consideramos el polvo en el aire.
La Luna es una «red de pesca» para atrapar objetos interestelares, inclusive vida alienigena, dice investigador
Las pinturas de Van Gogh: ¿escondían oscuros misterios?.

Hace algún tiempo, escribí una noticia, difundido por ahí en la red, donde expongo una hipotesis en relación a Oumuamua el asteroide enigmatico, -que se puede escuchar aquí Octubre de 2019-. El 30 de Agosto de 2019, apareció un reciente visitante del cosmos, denominado «2I/Borisov», que según diversos expertos, sería (o tendría propiedades de) un cometa. Para definir que sería uno y otro (cometa y asteroide), debemos decir que, un asteroide es una roca que gira alrededor del sol. Esta es su definición básica, y por eso, cuando apareció Oumuamua, empezó un revuelo terrible porque no pertenece al denominado cinturón de asteroides que gira entre Marte y Júpiter. Entretanto, un cometa es, básicamente, una bola de hielo y rocas que, al aproximarse al sol, comienza a perder parte de ese hielo, formando la cola, llamada coma. Esta es la principal desigualdad entre uno y otro. Uno, una roca (mayoritariamente metálica) sólida; el otro, una bola de hielo que se «desarma» cuánto más cerca está del sol. Y, según ciertos investigadores, 2I/Borisov posee cola, por ende, es un cometa.

Si bien yo, no estoy tan seguro.

Claro, desde la aparición de 1I/Oumuamua (tal es su nombre completo), tengo una hipotesis de qué es y actualmente, ante el arribo de 2I/Borisov, refuerzo mis creencias.

Así armo yo la historia.

Atlantis y más allá, la Inundación

¿Qué posee que ver la Atlántida? Más allá de la chanza tanguera, hablemos primero de este continente (verán que todo posee que ver con Oumuamua y Borisov). Según Platón, cuentan los sacerdotes de Saiz, que existió 9 mil años anteriormente que ellos (es decir, hace unos 12.000 años), una isla-continente de un tamaño mayor que Libia (norte de África) y Asia (en verdad, Asia menor) juntas, llamada Atlántida. Esta era una nación pujante, tecnológicamente avanzada, donde las ciencias eran lo más notable. Grandes filósofos, matemáticos y investigadores en diferentes ciencias, enseñaban a quienes llegaban a sus costas. asimismo, la Atlántida era una potencia militar, que había llegado a conquistar la parte occidental de Europa y, según varios expertos, arribaron a las costas orientales de América, donde enseñaron a los americanos la astronomía, matemáticas y diferentes ciencias. En América poseemos centenares de relatos de extranjeros llegados desde el oriente, que enseñaron las ciencias a aztecas, mayas, etc. Los viejos residentes de América, describían a los extranjeros como «hombres altos, blancos y de barbas rubias». La Atlántida, además era rica en recursos, metales, principalmente, destacándose el «Oricalco», un metal mucho más valioso para los atlantes que el oro. En semejante abundancia, los atlantes decidieron conquistar tierras y su avance en Europa y África, fue frenado por los atenienses, por eso solo se vería su influjo en la costa oeste de Europa y la costa este de América.

Mapa de Athanasius Kircher, que muestra la situación de la legendaria Atlántida.

La metrópoli principal de la isla poseía forma circular, con diversos círculos concéntricos. Estos círculos, eran medidos en estadios (unos 185,119 m). Un círculo era seguido de un canal, que era seguido por un círculo de tierra y así, hasta cinco círculos de tierra, donde el círculo central era el centro neurálgico de la isla, donde se hallaba el parlamento y el centro religioso de la isla en total, la metrópoli mediría unos 90 km de circunferencia, con una llanura detrás de unos 500 km.

Un desastre de dimensiones gigantescas, hundió la isla en «un día y una noche». La forma en que la Atlántida se esfumó, además ha creado distintas hipotesis, una de ellas, dice que un mega-terremoto azotó la isla, hundiéndola. Remanentes de este hundimiento, serían las islas canarias y cierta parte de las Azores. Inclusive el mar de los sargazos, serian restos de los bosques de la Atlántida. Otra hipotesis dice «tsunami», pero es la hipotesis menos convincente, ya que un tsunami trae agua, pero eventualmente el agua se va. La isla, se esfumó, directamente. igualmente una hipotesis dice que la desaparición de la isla se produjo a causa de los cristales de poder atlantes y que varios resabios de ese poder están incluso bajo el agua, en El Triángulo De Las Bermudas, lo que produce la desaparición de barcos y aviones.

Edgar Cayce, el profeta durmiente, en una de sus lecturas manifestó que «Poseidia (así llamaba él a la Atlántida) reaparecerá muy pronto, no más allá de 1968» y, ¿conocen qué? En 1968, en la zona de las islas Bimini, aparecieron una serie de plataformas, llamadas hoy en dia «El Camino de Bimini». Estos caminos, descubiertos en 1968, por el arqueólogo submarino Joseph Manson Valentine, guardián honorario en Museo de la ciencia de Miami, son en verdad muros, plataformas, pasadizos, etc. de diversos km de largo. Desde el aire, se parece mucho a grandes avenidas, plazas, etc. seguramente, si esto estuviera sobre la superficie del mar, seria parte de la Atlántida.

Viajeros interestelares: ¿Son Oumuamua y Borisov, sondas alienígenas espías?
Viajeros interestelares: ¿Son Oumuamua y Borisov, sondas alienígenas espías?

Izquierda: Edgar Cayce, el denominado «profeta durmiente». El predijo que la Atlántida seria descubierta en 1968. Derecha: el Dr. Manson Valentine, descubridor del denominado «Camino de Bimini», en 1968. En esta foto, está parado en uno de los muros por él desvelado. © Museo Oceanográfico de Bahamas

Como quedó mencionado, según los sacerdotes de Saiz, la Atlántida se esfumó en un día y una noche. ¿Es factible que una ciudad-isla-continente de esas dimensiones, desaparezca así, sorpresivamente? ¿Una metrópoli de 90 km y, más aun, la isla completa de unos 500 km?

Separemos las aguas, así nos adentramos en el asunto del título…

La isla que no era isla

Yo postulo que, en verdad, la isla no era tal.

Imaginemos una super-civilización que crece tanto que resuelve explorar el cosmos. Super-civilización no simboliza gastar mucho dinero o recursos, en este suceso, podrían aprovechar los recursos que andan deambulando por el cosmos: asteroides, cometas, meteoritos, etc.

Por lo tanto, en vez de gastar millones (de la moneda que utilicen en su mundo) proyectan algo más útil: eligen un asteroide de las dimensiones deseadas –con uno de unos 35 km de largo estaría bien- y le colocan toberas, alerones, motores, antenas, reflectores, paneles solares, etc. (y, si perteneces a una super-civilización, tal vez no necesitas nada de eso. Con lo necesario para la comunicación, y algún motor que direccione la «nave», estaríamos bien), y convierten ese asteroide en una nave colosal. Todos estos adelantos tecnológicos son colocados estratégicamente en toda la roca, que fue elegida entre diversos candidatos. asimismo del tamaño, posee que ser de hierro, casi puro –un 95 o 98 % estaría bien-, no tener aristas o picos –cuanto más liso, mejor- y girar lo menos factible. Es decir, un tipo de «papa» algo alargada. Toda la «papa» está «decorada» con los aparatos, excepto su «panza», allí solo hay un tipo de disco, liso y pulido, de unos 9 km de circunferencia. Bastantes de los recursos utilizados podrían salir del propio asteroide (hierro, como dijimos) ejecutando minería.

Viajeros interestelares: ¿Son Oumuamua y Borisov, sondas alienígenas espías?Viajeros interestelares: ¿Son Oumuamua y Borisov, sondas alienígenas espías?

Representación artística de la «papa», con la nave adosada en su «panza» © Dario Fernández

O sea que, además, podrían iniciar por agregar diversos de los artilugios y adelantos tecnológicos y, en pleno viaje, terminar mucho de lo necesario.

Como sea, además de esta «super-nave», podrían haber conquistado centenares o miles de asteroides más pequeños (con que tengan unos centenares de metros estaría bien), para ser utilizados como sondas anteriormente del viaje principal, para conocer qué dirección tomar.

Por lo tanto una de estas sondas habría hallado la tierra y enviado su mensaje, lo que realizó que la «papa» principal estaría lista para seguir la dirección dada por la sonda que nos localizó.

Cuando esta super-nave se sobre a una separación nada peligrosa para la Tierra (recordemos que un asteroide tan enorme puede causar en ella mareas, tsunamis, terremotos, etc., hasta causar un cambio en la órbita terrestre), el disco plateado anclado en su «panza», se desprende del asteroide y muestra lo que verdaderamente es: una nave circular, compuesta por diversos círculos concéntricos con torres, antenas, etc., que penetra en nuestra atmosfera y aterriza en parte en un grupo de islas y se sumerge en parte. Con el tiempo, la naturaleza se abre paso y las plantas y árboles crecen alrededor suyo y, con el tiempo, la tierra acumulada en su superficie además se llena de vida, dándole más apariencia de isla, con canales circulares concéntricos…

Si, llegue, en parte, a mi hipotesis sobre de Atlantis.

Oumuamua y Borisov

Viajeros interestelares: ¿Son Oumuamua y Borisov, sondas alienígenas espías?Viajeros interestelares: ¿Son Oumuamua y Borisov, sondas alienígenas espías?

Representación artística de los cuerpos celestes tratados en esta noticia. Izquierda: 2I/Borisov. Derecha:2I/Oumuamua. © Darío Fernández

¿Dónde entran 1I/Oumuamua y 2I/Borisov?

Oumuamua, por su transcripción del Hawaiano, «explorador» (de ‘ou, que simboliza «alcanzar», y mua, duplicado por énfasis, que simboliza «primero, anteriormente de») es un asteroide alargado, de unos 235 m x 35 m x 35 m, con una trayectoria algo insolita, que en un comienzo fue tomado como un cometa y despues como lo que sería: un asteroide. Fue desvelado por el astrofísico canadiense Robert Weryk, el 19 de octubre de 2017 usando el telescopio Pan-STARRS, creado en el Instituto de Astronomía de la Universidad de Hawaii.

2I/Borisov, fue desvelado el 30 de agosto de 2019, por el astrónomo amateur Gennady Borisov. Fue desvelado con un telescopio de 0.65 mm, en el observatorio MARGO de Nauchnyy, Crimea. Ese 30 de agosto, estaba a 3 unidades astronómicas (es decir, la separación promedio entre la Tierra y el Sol) del Sol y a 3.7 unidades astronómicas de la Tierra. Se supone que es un cometa, ya que en las imágenes se le ve una cola. Este cometa, pasó a dos unidades astronómicas de la Tierra. Es decir, pasará a una separación del doble de la separación de la Tierra y el Sol. Gran cantidad cerca, si me preguntan…

SÍGUENOS EN TELEGRAM

¿Qué son por lo tanto estos viajeros?

Varios manifiestan que Oumuamua es un asteroide, y que Borisov, un cometa: en mi hipotesis, todos poseen razón y no la poseen.

Diferentes, manifiestan que son naves espaciales: además poseen razón, y además se equivocan

Yo postulo que son, más allá de sus propiedades (cometa, asteroide), originalmente, modificado del mismo modo que lo propuesto sobre Atlantis. Es, según mi criterio, un hibrido de cuerpo celeste y nave, (en verdad, casi nada de nave y más de satélite, pero mucho más inteligente) que va por el cosmos tomando imagenes, muestras, recogiendo datos y enviándolos a su mundo de origen.

Debo decir que no soy el primero en decir que Oumuamua es una sonda alienigena. Avi Loeb, astrónomo y astrofísico de la Universidad de Harvard, postulo que, por la trayectoria de Oumuamua, las aceleraciones y desaceleraciones de este, sería una nave de origen alienigena. Es más, postula que una nave de enorme tamaño se localiza en este instante, en una órbita proxima a Júpiter. Bastantes colegas de Avi, descreen de sus dichos, mencionando que, alguien como él, que ha difundido centenares de artículos “serios” sobre los agujeros negros, galaxias primitivas, etc., no puede creer en OVNIs… Pero Avi sigue creyendo eso, más allá de sus detractores que, como ejemplo, lo acusan de «escribir el artículo sin creerlo, solo para escribir algo». Así las cosas, Avi sigue sosteniendo lo mismo, sin dar importancia a todos sus detractores. Más allá de esto, Avi Loeb y yo diferimos en cuestas cosas. Mi pasión por los extraterrestres antiguos y los OVNIs en general, me da «mecha» para enfatizar el plan de que estos dos viajeros no son los primeros y no serán los últimos

Viajeros interestelares: ¿Son Oumuamua y Borisov, sondas alienígenas espías?Viajeros interestelares: ¿Son Oumuamua y Borisov, sondas alienígenas espías?

El astrónomo y astrofísico de la Universidad de Harvard, Avi Loeb, en el observatorio de la universidad. Fue uno de los primeros en postular el origen alienigena de Oumuamua. © XLSemanal / Shawn G. Henry

En realidad, sigo creyendo que Oumuamua, principalmente y Borisov, van a volver. Me baso en que, al ser sondas, ellos pasaron cerca de la tierra (y diferentes mundos) tomando muestras, imágenes, registros, etc., y las reenvió a su mundo de origen. Quiero pensar que en esos mundos, al recibir toda estos datos, dirán “¡esperen! Aquí hay vida inteligente.” y harán regresar sus sondas para tomar más muestras y registros. Eso, tengo entendido, haríamos los entes humanos, si encontráramos vida inteligente (se han clasificado centenares de mundos con posibilidades de contener vida y ya hay proyectos de ir a investigar) Las imágenes que ven más abajo, creadas por mí sobre Oumuamua son claras, ni lo primero, ni lo segundo: la tercera imagen es, para mí, la recreación más semejante al original: un asteroide tachonado de tecnología.

Actualmente, Oumuamua y Borisov han pasando en nuestro patio, en su camino de ida o de vuelta (no importa) a su mundo. Cuando vuelvan, (y lo harán), tal vez si nuestros telescopios lo filmen o fotografíen más de cerca, solo veremos un cuerpo errante. No importa, porque su tamaño es tan grande que las computadoras, maquinarias, cámaras, antenas, etc., pueden ser relativamente pequeños y poderosos (no nos podemos olvidar que poseemos en nuestras manos, una computadora, una cámara, un teléfono y, en mi suceso, el archivo Word donde escribo esta noticia –sí, escribo esta noticia en mi celular-), y dependiendo de las distancias, no se verían en las imágenes… o sí, y nos ocultan esa información.

¿Ocultar información? ¿Qué locura es esa? ¡Los gobernantes no ocultan información!

Viajeros interestelares: ¿Son Oumuamua y Borisov, sondas alienígenas espías?Viajeros interestelares: ¿Son Oumuamua y Borisov, sondas alienígenas espías?

Ni Asteroide, ni Nave espacial: Sonda espacial. ©Darío Fernández.

Más allá del sarcasmo, si un asteroide acelera o desacelera velocidad, por lo tanto no es un asteroide. ¿Por lo tanto, es una nave alienigena? No necesariamente. Como dije, Oumuamua es un hibrido de sonda. En cuestión de Borisov, se reveló en un instante en que poseeremos un año, mas o menos, para estudiarlo. Eso sí, es tan veloz que sería casi imposible de seguir con una nave terrestre. ¿Por qué? Porque es mucho más veloz que Oumuamua. Y si no pudimos seguir a Oumuamua, no vamos siquiera intentar seguir a Borisov. Así de sencillo. Si bien tengo mis dudas al respecto, esta noticia no pretende ser «Conspiranoico», sino más bien, plantear una teoría. Y esta es, como dije, que estos cuerpos celestes (y diversos más) son sondas espaciales de diferentes «humanidades», que vagan por el cosmos, recabando información.

Por lo tanto es muy factible que no se vea en las imágenes que se publiquen, pero en algunas imágenes verán algo y enviarán secretamente una nave (tripulada o no) para investigarlos más de cerca.

SÍGUENOS EN TELEGRAM

No voy a elucubrar hipotesis sobre de que puede pasar. No son necesarias.

Pero la verdad es que Oumuamua, no es un asteroide habitual y corriente, sino como su nombre lo dice, es un «explorador». Una sonda que recorre el cosmos en busca de mundos y que, tal vez por azar, llega a nuestro sistema solar. Borisov es, al igual que Oumuamua, una sonda alienigena.

Tal vez, más adelante en el tiempo, los investigadores de nuestro mundo, logren comprender que esto se puede realizar con la tecnología de hoy. ¿No poseemos acaso los Voyager? Estos satélites llevan años volando en busca del cosmos, y enviando los datos a la Tierra. Pues, si poseemos, como ejemplo, los transbordadores, podemos tomar asteroides -incluso, podemos elegir uno del cinturón, por supuesto- y acondicionarlo y dirigirlo hacia el rincón del cosmos ansiado. Es más. ¡Enviemos diversos!

Según mi opinión, es notable ya que, de ser así, probaría que somos un experimento de nuestros antepasados alienigenas.

Fuente

AVISO DE USO JUSTO: Esta página contiene material con derechos de autor cuyo uso no ha sido específicamente autorizado por el propietario de los derechos de autor. Esta web distribuye este material con el propósito de reportar noticias, investigación educativa, comentarios y críticas, constituyendo el Uso Justo bajo 17 U.S.C § 107.

¿Te gustó este artículo?

Descarga nuestra app para Android y no te perderás ninguno.

COMMENTS