Acerca De Los Extraterrestres Y La Fe Católica

Acerca De Los Extraterrestres Y La Fe Católica

En busca de la Atlantida (Parte I)
Los espejos: ¿Portales al Más Allá y a otras dimensiones? Una historia llena de misterios
En 2045 os haré a todos inmortales»: El asombroso plan de un millonario ruso para conseguir la vida eterna

Un informe del Departamento de Defensa sobre un avistamiento de ovnis creíble en 2004 renueva la discusión sobre cómo la ciencia y la fe han abordado la posibilidad de vida inteligente en otros planetas.

El 16 de diciembre de 2017, el Departamento de Defensa de EE. UU. Publicó informes de un posible avistamiento de ovnis 13 años antes. Aparentemente, a mediados de noviembre de 2004, dos pilotos de combate estadounidenses vieron y filmaron un objeto volador no identificado frente a la costa de San Diego.

El objeto que vieron medía unos 40 pies de largo y parecía un Tic-Tac gigante. Apareció repentinamente a 80.000 pies, luego descendió hacia el océano y flotó a 20.000 pies, antes de caer fuera del alcance del radar.

No hay explicación para lo que vieron y filmaron estos dos pilotos de combate. Pero la Iglesia tiene mucho que decir, teológicamente, sobre la posibilidad de vida en el espacio exterior.

“No hay enseñanza oficial”, dijo el padre Terry Ehrman, subdirector del Centro de Teología, Ciencia y Desarrollo Humano de la Universidad de Notre Dame. “Pero ha habido especulaciones dentro de la Iglesia desde la Edad Media. En el siglo XV, la gente empezó a preguntarse si había una pluralidad de mundos ”.

Desde 1582, el Vaticano ha tenido, con cierta continuidad, un observatorio astronómico. En cuanto al tema de la vida extraterrestre, realizó conferencias sobre este tema en 2009, 2011 y 2014.

El Papa Francisco dijo, durante una misa matutina en mayo de 2014, “Si llega una expedición de marcianos y algunos de ellos vienen a nosotros y si alguno de ellos dice: ‘¡Yo, quiero ser bautizado!’ ¿qué pasaría?»

Dijo que incluso si estos seres hipotéticos fueran «hombres verdes, con una nariz larga y orejas grandes, como dibujan los niños … ¿Quiénes somos nosotros para cerrar puertas?»

Las preguntas teológicas que surgen sobre el tema de la posible vida extraterrestre son muchas: si hay vida en otros planetas, ¿es vida inteligente? Si los hombres y las mujeres fueron creados a imagen y semejanza de Dios, ¿cuál es la imagen de Dios? ¿La vida inteligente en otros planetas también sería a imagen de Dios?

“Pero la verdadera pregunta es [acerca de] la redención: ¿Qué hacemos con el pecado? ¿Pecarán los extraterrestres? ¿O siempre serían buenos? No podemos suponer que, solo porque pecamos, toda vida inteligente lo haría. ¿Han caído los extraterrestres? ¿Es la pecaminosidad intrínseca a la vida inteligente? ¿El pecado original es solo para terrestres o también para extraterrestres? —dijo el padre Ehrman.

Finalmente, los teólogos se preguntan si la encarnación de Jesús fue solo para los humanos o para la vida en todo el universo, incluidos los extraterrestres. ¿Podría haber habido múltiples encarnaciones?

“La Escritura está escrita como si fuéramos la única especie”, señaló el padre Ehrman. “Estas son preguntas para las que no tenemos respuestas. Pero es bueno pensar en: ¿Cuál es mi relación con Dios? ¿Qué tiene esto que ver conmigo? «

Hechos científicos

La cuestión de la vida en otros planetas trae a colación algunos hechos científicos duros: la posibilidad de que exista vida en otro planeta es extremadamente remota.

Según Angelo Stagnaro, periodista católico con posgrado en antropología biológica, la existencia de vida en otro planeta es prácticamente imposible.

“Ahora, no me malinterpretes. La Iglesia estaría feliz de tener vida extraterrestre. Y nunca podemos limitar el poder de Dios. Sería el primer impulsor de la vida extraterrestre. Amo Star Trek, pero cuando haces los números, es imposible «.

Los científicos saben que para que aparezca vida en la Tierra, es necesario que existan muchas condiciones en un orden preciso y cronometrado. Si alguno de estos factores no hubiera ocurrido, la vida no podría haber ocurrido.

“Para que la vida tenga lugar, un planeta tiene que estar en lo que se llama una ‘zona de ricitos de oro’”, dijo el padre Robert Spitzer, un jesuita que fue presidente de la Universidad Gonzaga y que fundó el Centro Magis.

“No puede estar demasiado cerca del sol o se quemará, o demasiado lejos porque haría demasiado frío. Tiene que ser un planeta rocoso y no un planeta gaseoso. Debe tener un núcleo magnético, como la Tierra, para que pueda crear una magnetosfera que proteja al planeta de los rayos ultravioleta del sol ”.

Stagnaro ha escrito sobre lo que él llama la «Ecuación Shem», con respecto a 76 factores que deben ocurrir para que la vida tenga lugar en un planeta. Las posibilidades de que ocurran estos eventos son, según Stagnaro, «astronómicamente imposibles e intelectualmente insostenibles».

El descubrimiento de miles de exoplanetas en los últimos años, por supuesto, ha reavivado la cuestión de la vida en el espacio exterior.

“Algunos dicen que podría haber 1 billón de exoplanetas. Estoy a favor del menor número de 100 mil millones de exoplanetas. Cualquiera de estos planetas podría tener vida bacteriana. Pero todavía no podemos explicar cómo se hace la transición de la no vida a la vida en cualquier planeta, de los aminoácidos a la vida celular ”, dijo el padre Spitzer.

La Tierra se formó hace unos 4.500 millones de años, y la vida bacteriana apareció entre 3.800 y 3.900 millones de años.

“Pero nadie sabe cómo empezó la vida en la Tierra”, dijo el padre Spitzer.

extranjeros del vaticano

Extranjeros con almas

A los teólogos católicos no solo les interesa la cuestión de la aparición de vida inteligente en otros planetas, sino si esos seres inteligentes tienen alma. Algunos, como el padre Spitzer, sostienen que la inteligencia superior es en realidad el signo de estar animado.

«Si hay alguna otra vida inteligente en el universo que pueda hacer las cosas que nosotros hacemos, tendrían que tener un alma transfísica», dijo.

El padre Spitzer sostiene que, hace unos 70.000 años, los seres humanos de repente hicieron grandes avances en la civilización: comenzaron a enterrar a sus muertos, hacer matemáticas y pintar en cuevas.

“Antes de eso, desde hace 300.000 a 75.000 años, nuestros antepasados ​​básicamente comían plátanos y rompían rocas. Pero, de repente, se civilizaron. Mi pensamiento es que: hace 70.000 años, nuestros antepasados ​​tenían alma. El verdadero Adán y Eva se animaron ”, dijo el padre Spitzer.

Explica que pensadores de renombre, como el científico Sir John Eccles, ganador del Premio Noble, el erudito y científico cognitivo de Rhodes David Chalmers, y el lógico Kurt Godel, creían que las ideas conceptuales que tienen los seres humanos no pueden explicarse únicamente mediante procesos físicos y que la conciencia no se puede explicar. reducido al cerebro solo.

“Tenemos un alma transfísica. Hace que podamos hacer matemáticas sin algoritmos ”, dijo el padre Spitzer. “Tenemos intuiciones matemáticas que están libres de reglas. Tenemos ideas conceptuales que no se experimentan en el mundo exterior «.

Si los extraterrestres existieran y pudieran venir aquí, según el padre Spitzer, ese tipo de inteligencia superior solo podría tener lugar porque estos extraterrestres estaban animados.

“Sabrían sobre religión. Tendrían una sensación de infinito ”, dijo. “Tendríamos que encontrarlos, catequizarlos y hablarles de Jesús y bautizarlos”.

¿Te gustó este artículo?

Descarga nuestra app para Android y no te perderás ninguno.

COMMENTS