Pinturas rupestres de antiguos cosmonautas encontradas en cavernas del Sahara

El estilo de vida y los procesos de pensamiento de los primeros humanos pueden entenderse en gran medida, en parte gracias a las pinturas rupestres. Algunas representan escenas muy sencillas de entender, como hombres cazando o familias enteras viviendo en un asentamiento. Algunas de ellas, como las descubiertas en la meseta de Tassili n’Ajjer, en el sur de Argelia, son un completo misterio.

El mayor museo de arte prehistórico del planetaPinturas rupestres de antiguos cosmonautas encontradas en cavernas del Sahara

El Tassili n’Ajjer es una cadena montañosa en la sección argelina del desierto del Sahara. Crédito: Wikimedia Commons

Es necesario viajar hasta las áridas llanuras del desierto del Sahara para ubicar el que muchos creen que es el museo de arte prehistórico más grande del mundo. La meseta de Tassili es una región situada en el sur de Argelia a una altura de 700 metros.

Se puede llegar a una de las primeras fuentes de conocimiento sobre la vida terrestre prehistórica navegando por acantilados y riscos. El camino se ha convertido en un camino casi intransitable como consecuencia del paso del tiempo y la fuerza de la naturaleza. Hay formaciones rocosas que se asemejan a enormes centinelas de piedra.

En ese momento empiezan a aparecer en grutas y cavernas más de 1.500 pinturas rupestres que tienen entre 10.000 y 15.000 años de antigüedad. Supuestamente fueron fabricados por las personas que vivieron allí en el Paleolítico superior y el Neolítico. Algunas pinturas son comprensibles, mientras que otras resultan confusas.

Cómo era la vida en el desierto del Sahara hace 15 mil años

En primer lugar, los vívidos testimonios descubiertos en este lugar remoto validan las nociones preconcebidas sobre el desierto del Sahara: alguna vez fue un lugar muy poblado. Como en muchas otras partes de África y del mundo, aquí convivieron una asombrosa variedad de especies vegetales y animales.

De los dibujos sobre cornisas y rocas se desprende que flores, olivares, cipreses y otros ejemplares crecían en un entorno fértil y lleno de vida. Además, antílopes, leones, avestruces, elefantes y ríos repletos de cocodrilos ya constituían la fauna de la época. Sin duda, un panorama muy diferente al que se ve hoy en el Sahara.

El hombre y su testimonio impreso en Tassili

De manera similar, es posible ver a personas realizando su vida cotidiana en las más de mil representaciones primitivas de Tassili. Los hombres cazaban, nadaban y cultivaban, entre otras actividades, eran algo común en una sociedad antigua. Nadie que haya visitado este libro de piedra, incluidos muchos científicos e investigadores, ha encontrado nada inusual.

Ahora hay algunos detalles fascinantes que incluso los más escépticos pueden ver con claridad. En primer lugar, la gama tonal de las pinturas es significativamente mayor de lo que era típico en la época. Esta escena es más colorida que otras de la misma época del arte rupestre.

Las pinturas que parecen mostrar seres con trajes de buceo y cascos, muy similares a los astronautas modernos, son de lo más sorprendentes y difíciles de creer.

Además, en algunas imágenes se puede ver una especie de humanoides con extremidades desproporcionadamente grandes y grandes cabezas circulares.

Entre los frescos hay ilustraciones de criaturas con aspecto humana, varios con enormes cabezas, diferentes con cascos y tambien un personaje que sale de un raro objeto ovoide.

Pinturas rupestres de Tassili que exponen humanoides con cabezas de grandes dimensiones al lado a humanos. Crédito: Wikimedia Commons

¿Pinturas sacadas de la imaginación o de los recuerdos?

Todo parece apuntar a estas increíbles y enigmáticas pinturas como prueba de que los visitantes extraterrestres de nuestro planeta efectivamente lo han visitado en un pasado lejano.

En primer lugar, es presumible que los hombres prehistóricos carecieran de la capacidad mental para imaginar ese tipo de arte. En cambio, sólo representan cosas que han visto o que recuerdan de sus recuerdos.

Además, se han descubierto criaturas míticas, incluidos dioses o seres espirituales y hombres con cabeza de animal.

Es posible que la colección de pinturas rupestres represente el registro más antiguo de contacto entre dos culturas: humanos y criaturas de otros planetas. De hecho, una de las imágenes parece mostrar a un grupo de extraterrestres escoltando a algunas hembras hacia un objeto ovalado que se asemeja a una pequeña nave.

Según algunos investigadores que estuvieron en el lugar, es obvio que los primeros artistas observaron algo inusual y dejaron evidencia visual de ello. Los “dioses de Tassili” aparecen representados en estas imágenes como seres con enormes cabezas circulares. Sin embargo, para algunos, se requiere mucha más investigación antes de hacer tales generalizaciones, razón por la cual se requiere una investigación más exhaustiva.

Redacción por MundoOculto.es