¿Descubrió Colón América antes de 1492? El enigma de las Capitulaciones de Santa Fe

¿Descubrió Colón América antes de 1492? El enigma de las Capitulaciones de Santa Fe

VAXXED [Vacunados]: La película que alguien está impidiendo que veamos, pero que todos deberíamos ver…
Un agujero negro puede estar orbitando el Sol. Un físico quiere encontrarlo
¿Y qué pasa si la Tierra deja de girar?

Firmadas el 17 de abril de 1492, las Capitulaciones de Santa Fe se han definido como La Carta Magna del Descubrimiento. Su extraordinaria singularidad reside en que, tratándose de un documento legal, ha sido interpretado de formas muy diversas y su contenido ha desatado un sinfín de conjeturas jurídicas e históricas.

Sin duda, su mayor mérito es el de haber posibilitado el descubrimiento de América, el soberbio Imperio español y, a la postre, el inicio de la Edad Moderna.

Cristóbal Colón pisa suelo español en 1485. La firme convicción en su proyecto le hace moverse por parte de la geografía hispana buscando el patrocinio de la Corona. Goza del favor de personajes de la talla del duque de Medinaceli o del mismísimo cardenal Mendoza, pero también cuenta con el desafecto de aquellos que lo ven como un iluso con ínfulas mesiánicas.

Tras años de intensa actividad diplomática, con suerte variable y viviendo precariamente, consigue que, una vez concluida la extenuante guerra de Granada, sus demandas sean atendidas. Para ello será crucial la mediación del franciscano Juan Pérez, antiguo confesor de la reina y hombre de vastos conocimientos.

Tras unas intensas negociaciones, los Reyes Católicos acceden a la firma de las Capitulaciones y Colón puede emprender su incierto viaje

Es recibido por la itinerante Corte castellano-aragonesa en Santa Fe y, después de unas intensas negociaciones –más políticas que técnicas–, los Reyes Católicos acceden a la firma de las Capitulaciones y facilitan al navegante una flotilla con pertrechos y tripulación, a fin de emprender su incierto y audaz viaje.

La elaboración del documento consistió en la negociación de un memorial de peticiones y propuestas que presenta Cristóbal Colón. Juan de Coloma, secretario firmante y representante de los reyes, y el ya citado Juan Pérez, valedor de Colón, fueron los encargados de dicha negociación.

LAS CAPITULACIONES

Constan de un prólogo y cinco cláusulas. El primero describe, de forma sucinta, el objeto del escrito y las cláusulas establecen los privilegios –generosos en exceso– que el genovés percibirá de acuerdo al cumplimiento de lo acordado: almirante de islas y tierras firmes descubiertas, visorrey y gobernador general de dichos territorios, así como jugosas concesiones comerciales y jurisdiccionales.

Uno de los puntos más controvertidos de las Capitulaciones se halla en una enigmática expresión inserta en el prólogo: Las cosas que vuestras altezas dan y otorgan a don Cristóbal de Colón, en alguna satisfacción de lo que ha descubierto en las mares Océanas…

Precisar su naturaleza jurídica ha generado cierto debate. Algunos estudiosos las consideran una carta de merced o concesión por parte de los monarcas a Colón, revocables. Otros las ven como un contrato de obligado cumplimiento por ambas partes. Esta última calificación parece más acertada ya que carecen de la unilateralidad y del reconocimiento de servicios prestados propios de una merced.

Uno de los puntos más controvertidos de las Capitulaciones se halla en una enigmática expresión inserta en el prólogo: Las cosas suplicadas y que vuestras altezas dan y otorgan a don Cristóbal de Colón, en alguna satisfacción de lo que ha descubierto en las mares Océanas… Referirse a lo que ha descubierto resulta desconcertante, habida cuenta de que aún faltaban casi seis meses para la culminación del viaje. Se ha tratado de explicar esta anomalía desde diferentes puntos de vista. Para algunos historiadores evidencia la idea del Predescubrimiento, esto es, la certeza de que Colón, de algún modo, conocía las tierras que pretendía conquistar.

¿Fue esa frase un añadido posterior? ¿Por qué se depositó este documento en la sección de documentos secretos? ¿Fue un error de copista?

Hay quien defiende la hipótesis de que esa frase fue añadida en una modificación posterior del documento, cuando el Descubrimiento ya era un hecho; esto se explicaría por la política de sigilo seguida por las grandes potencias del siglo XV, que aconsejaba evitar la publicidad de los proyectos en desarrollo en prevención de posibles acciones de boicot o anticipación por parte de países rivales. A esta hipótesis contribuiría el hecho de que el manuscrito permaneciese custodiado en cámara regia y posteriormente depositado en el Archivo de la Corona de Aragón, en la sección de documentos secretos.

No obstante, también hay quien considera esa frase como un error de copista, rectificada en transcripciones posteriores del documento y sustituida por ha de descubrir.

La gesta del Descubrimiento cabalgó a hombros de personajes muy peculiares, limítrofes a la mentalidad moderna y con un ímpetu, valor y ambición fuera de lo común. Todo ello al amparo de unos eficientes monarcas que supieron reconocer el talento y salvar las enormes dificultades que su proyecto político y nacional les planteó. Las Capitulaciones de Santa Fe fueron solo el comienzo de la mayor aventura que los tiempos han alumbrado.


AVISO DE USO JUSTO: Esta página contiene material con derechos de autor cuyo uso no ha sido específicamente autorizado por el propietario de los derechos de autor. Esta web distribuye este material con el propósito de reportar noticias, investigación educativa, comentarios y críticas, constituyendo el Uso Justo bajo 17 U.S.C § 107.

¿Te gustó este artículo?

Descarga nuestra app para Android y no te perderás ninguno.

COMMENTS