OVNIs, entes extradimensionales y FBI: Historia del Memorándum 6751

OVNIs, entes extradimensionales y FBI: Historia del Memorándum 6751

LOS MANDOS ORDENARON DERRIBAR NAVES EXTRATERRESTRES
Es tu #Dios un #Demonio
Imperio subterráneo de laberintos y cavernas secretas al norte y sur de California – EE.UU.

Bienvenidos a mundooculto.es.

En 2010 el FBI liberó una sucesión de informes, hasta por lo tanto catalogados como de alta importancia para la seguridad norteamericana. Lo insólito es que esos ficheros, centraban el interés en los OVNIs. Aquella idea relató con el aval del presidente Barack Obama, cumpliendo así, con una promesa de campaña.

Para la comunidad ufológica, esa decisión se vivió como un hito largamente esperado, tras decenios batallando por una difusion pública, sin ninguna restricción. Uno de los papeles, velozmente captó la atención de los expertos, debido a la peculiaridad de su redacción, donde se pone en relieve desde 1947 hay la sospecha los escurridizos OVNIs, pudieran tener un origen interdimensional.

El mensaje, fue interpretado como una autentica revelación por parte del gobierno estadounidense, admitiendo tras este paso casi fundacional, una verdad negada durante mucho tiempo. Ni decir, la noticia corrió como pólvora en la web, siendo recogida por centenares de portales, y ganando durante su difusión notable adhesión.

En lo personal su lectura me llenó de extrañeza, y al mismo tiempo fascinación, debido a que el reporte hacía gala de un elevado argot esotérico, rasgo no muy habitual tratándose de Ufología. De ahí mi primera alerta.

Sin dudas pensé tratamos con un expediente excepcional, adornado con datos sugerentes, e inesperados. sin embargo reconocerle su importancia, mi interés no pasó más allá, sin querer ahondar muy en cuestión de su contenido. Una década más tarde mientras preparo una noticia, el inquietante escrito vuelve a cruzarse en mi camino, y vaya sorpresa esta vez.

Ajusten sus cinturones, se avecina un viaje movido.

Desclasificación OVNI en la era de Barack Obama

“El Gobierno no debe preservar la confidencialidad de los datos, sencillamente porque los empleados públicos públicos puedan sentirse avergonzados por la difusion, porque se puedan desvelar fallos y fallas, o debido a temores especulativos o abstractos. La no difusion, jamás debe basarse en un esfuerzo por defender los intereses personales de los empleados públicos gubernamentales a expensas de aquellos a quienes se supone que deben servir. Al contestar a las solicitudes bajo la FOIA, las agencias del poder ejecutivo (agencias) deben actuar con prontitud y con un alma de cooperación, reconociendo que dichas agencias son servidores del público”. Ley de Libertad de Información, 2009.

Retrocedamos a 2009. Días históricos vive el poderoso país del norte, con la asunción de Barack Obama, transformado en el primer hombre de color en asumir la presidencia de su país. Solamente un mes mas tarde de su llegada al poder, el 21 de enero de 2009Obama emite un de sus primeras órdenes ejecutivas, que tiene como objetivo propulsar la claridad de información, asunto instalado durante su campaña.

Memorándum 6751, el escrito que realizó temblar Internet. Cortesía: vault.fbi.gov/UFO

Si bien desde 1966 funciona la Ley de Libertad de Información, conocida por sus iniciales en inglés como FOIA (Freedom of Information Act), que permite al ciudadano habitual tener acceso a los datos de su gobierno, en la práctica el sistema era observado como complejo. Obama buscó la figura de agilizar el proceso. Así vino al mundo la Ley de Reforma de la FOIA.

Obama diría mas tarde:

“Si bien el gobierno debe poder eludir la difusion pública de información, cuando dicha difusion comprometa la privacidad de los ciudadanos estadounidenses, la seguridad nacional u diferentes intereses legítimos, un gobierno democrático responsable ante la villa debe ser lo más transparente factible, y no debe retener información por razones egoístas, o sencillamente para eludir la vergüenza”.

El avistamiento de 1946, San Diego, un caso fuera de los archivos OVNI.

El avistamiento de 1946, San Diego, un suceso fuera de los ficheros OVNI.

El 29 de diciembre de 2009, con solamente un año como primer mandatario, Barack Obama daría cumplimiento a su primera promesa de campaña al sancionar la Orden Ejecutiva 13526, dando lugar a la reforma de la FOIA. Esta acción tendría consecuencias inesperadas, cuando en 2010 el FBI procediera a desclasificar ciertos ficheros OVNIs, cuya apertura en línea se encarnó por medio de The Vault (La Bóveda). en cambio, si bien a bastantes le pareció una novedad, desde 1998 la famosa agencia gubernamental, contaba en su lugar web, con una sección consagrada a los OVNIs.

The Round Robin, el boletín creado Newton Mead Layne en 1945. 

Pero no fue hasta la inserción en The Vault de un explosivo memorándum OVNI, conocido como el Memorándum 6751, que el tema se transformó en uno de los más comentados de Internet. observemos.

El raro suceso de los visitantes de Etheria

“Porción de los discos llevan tripulaciones. Su misión es pacífica. Estos visitantes son humanos, pero vienen de su propio planeta. NO vienen de un mundo como usamos la palabra, sino de un mundo etérico”. Memorándum 6751.

Newton Mead Layne, fundador de Bordeland Science Researche Associates

Newton Mead Layne, creador de Bordeland Science Researche Associates. 

Cuando en 2010 el FBI desclasificó el Memorándum 6751, ignoraba la repercusión que su contenido alcanzaría. Los medios acusaron recibo, fomentando tan curioso escrito bajo el título: Entes gigantes inter-dimensionales están visitando la Tierra, según el FBI, y no vienen de ningún mundo.

Su contenido encriptado en tan sólo una página, pura dinamita, como desvelan estas líneas:

“Algunas partes de la nave (avistada) llevaban pasajeros, y diferentes eran operadas a control remoto. La misión es pacífica. Los ‘visitantes’ proyectan quedarse en el mundo. Los ‘visitantes’ son como los seres humanos, pero mucho más grandes en tamaño (altura). No encarnan en terrícolas, sino que vienen de su ‘propio planeta’. No vienen de ‘otro mundo’ como nosotros referimos, sino de un ‘planeta etéreo’ que se inter-penetra con el nuestro más allá de nuestra percepción. Los cuerpos de los visitantes, y tambien las ‘naves’, se materializan al entrar en vibración con la materia densa de la Tierra. Los discos (naves) tienen energía radiante y rayos que pueden desintegrar fácilmente cualquier otra ‘nave’ y para reingresar al campo etérico sencillamente desaparecen de nuestra visión sin dejar rastro alguno. La zona de dónde vienen NO es un ‘plano astral’; corresponden al ‘Lokas’ o ‘Talas’ (los alumnos esotéricos comprenderán estos términos). No usan sistema de radio, pero quizá usan un sistema de radar, que les permite observar el sitio de apertura (materialización)”.

Mark Probert, el médium que canalizó a los misteriosos eterianos

Mark Probert, el médium que canalizó a los enigmáticos eterianos. 

El fantástico reporte datado un 8 de Julio de 1947, no lleva firma evidente, si bien circulan rumores, sobre un alto militar como factible redactor. La historia descrita, es fruto de un avistamiento contemplado por un declarante, mencionándose el relato, además, viene acompañado de un recorte periodístico. por lo visto un OVNI fue contemplado en 1946. Nada menos.

Recuerdo mi primera impresión cuando me topé con el memorándum catalogado número, 6751 por el FBI, reconociendo cierta empatía ante el despliegue de exquisita terminología esotérica. Su creador aparentaba versado en la materia, si bien en su instante no logré captar las señales.

Dos de los libros escritos por Mead Layne, durante la década del 50'

Dos de los libros escritos por Mead Layne, durante la década del 50′.

Pasado el tiempo y con la madurez de los años, al volver a toparme con su lectura, dos términos iniciando el escrito, The Round Robin, y The Flying Roll, me pusieron en la pista ansiada. De repente todo tuvo sentido. ¡Eureka!

Kareeta, y los iniciados del círculo místico

“El registro de tales misteriosas naves, objetos y apariciones en el firmamento ha crecido enormemente desde que Charles Fort empezó su asombroso memorándum, y sigue creciendo. La mayor parte es inverosimil, ininteligible, innegable. Pero Kareeta indudablemente no es un fenómeno de la naturaleza, ni ninguna nave o proyectil que conozcamos, y se navega, controla y guía. No es una ilusión, ni un milagro, ni tampoco una obra de producción terrestre; es nuestra mejor evidencia, hasta actualmente, de visitantes de diferentes planetas. Una vez más, hablamos solo a partir de los datos limitados que poseemos a mano”. Mead Layne. ¡Welcome! ¿Kareeta?, 1946.

Para comprender la trastienda oculta tras la irrupción del Memorándum 6751, debemos hablar primero de Newton Mead Layne.

Nativo de Wisconsin, 1891, su vida transcurrió sin sobresaltos, como hijo de una típica familia norteamericana. en cambio, Mead Layne desde muy joven, muestra interés en los fenómenos ocultos, y espirituales.

Devoto de Charles Fort, célebre creador de El Texto de los Condenados, su trabajo va inspirarlo en la creación, durante 1946, de un cosmos único, Bordeland Science Researche Associates (Asociación de Investigación de Ciencias Fronterizas), poniendo el acento en las investigaciones psíquicas.

El enigma de los ovnis y sus ocupantes.

Un año anteriormente, 1945Mead Layne inicia la publicación de un boletín,  The Round Robin, publicación inclinada a la exploración del ocultismo, fenómenos paranormales, y temas forteanos. En paralelo a The Round Robin, funcionaría The Flying Roll, si bien enfocada en sus objetivos, a un círculo de alumnos avanzados. Pero retomemos 1946. Ese año según informa Mead Layne, se registró un avistamiento ovni en San DiegoCalifornia, que manifiesta fuera contemplado por diversos declarantes, siendo uno de ellos, afamado contactado, nada menos que George Adamski.

Anteriormente de ahondar en el suceso, y posterior identificación con el Memorándum 6851, es imprescindible remarcar hablamos de un suceso anterior a los sucesos de Roswell, y que entiendo, merece pronta revisión.

Según refiere el ufólogo sueco Håkan Blomqvist, en su publicación Round Robin y la historia de los contactados, George Adamski, brindó su versión de lo ocurrido ese 9 de octubre de 1946, en su texto Flying Saucer Have Landed1954, detallando lo siguiente:

“Jamás había pensado muy en el plan de los viajes interplanetarios, en naves artificiales. Este asunto no se me había pasado por la cabeza hasta finales de 1946. Yo además afirmaba, que las distancias entre mundos eran muy grandes para abarcarlas por medios mecánicos. Pero durante la lluvia meteórica del 9 de octubre de 1946, vi con mis propios ojos una colosal vehículo espacial flotando por encima de la cresta de la montaña al sur del Monte Palomar, hacia San Diego. en cambio, en ese instante no me di cuenta de lo que era”.

El objeto fue descrito con forma de cigarro negro, y como diría Adamski en su reporte, «semejante a un dirigible gigante». La inmensa nave, se mantuvo inmóvil en el firmamento de San Diego por un buen tiempo, para despues disiparse hacia el cosmos, desplegando tras su huida, una intensa estela humeante.

Hubo en cambio otro declarante, que mucho tiene que ver con el autentico desarrollo del Memorándum 6751. Puede ser Mark Probert, colaborador de Mead Layne, quién lo reclutara en 1945. Descrito como médium de prestigio, Probert era un asiduo recurrente de nutridas sesiones espiritistas, llevadas a cabo en San Diego, soliendo oficiar como canalizador estrella.

Y actualmente ¡atención lector!, que empieza el autentico desglose del memo difundido por el FBI. Cuando expresé Round Rubin era una de las claves para desandar este misterioso escrito, no mentí. Sin duda lo es. En octubre 10 de 1946, The Round Rubin aborda el avistamiento misterioso (vol 2, ej 10) y que titula, ¡Welcome! ¿Kareeta?

SÍGUENOS EN TELEGRAM

Tuve la suerte de poder hacerme con el valioso ejemplar, debido a los oficios del ufólogo sueco Clas Svahan, miembro del AFU (Ficheros para lo Inexplicado), quién realizara factible el milagro.

Allí Mead Layne escribe:

“El primer reporte del ‘Kareeta‘, arribó a este escritor en torno de las 7.45 PM. del 9 de octubre (noche de la caída del meteoro). Llegó como una llamada telefónica del Sr. Mark Probert de San Diego, quién con un niño denominado Fernando Estevane, se encontraba observando los meteoros desde el último piso de un edificio”.

Su representación fue sustancialmente la siguiente:

“Este objeto era mas o menos del tamaño de un avión exageradamente grande y llevaba dos luces rojizas. Al comienzo se desplazaba con una velocidad extraordinaria, más veloz que cualquier avión. Lo vi dos veces. La segunda vez que cruzó la rostro de la luna, y el batir de sus alas era nitidamente evidente. Todo el objeto aparentaba algo luminoso”.

Explico al lector, Kareeta refiere la nave que Mark Probert dice haber contemplado, al igual que aseverando a Mead Layne, contacto con sus ocupantes, comunicaciones insertas en el interior del asombroso artículo.

“El Kareeta, el objeto comparable a un pájaro observado volando en torno de la luna en torno de las 7:45, era un pájaro mecánico de un mundo a bastantes miles (sic.) ´de millas de separación. Se denomina Kareeta. Fue enviado intencionalmente al firmamento de la Tierra en este instante porque era sabido por las personas del mundo lejano que los cielos serían cuidadosamente observados por abundante gente de la Tierra. El Kareeta es llevado a través del aire por nuestro pleno conocimiento de la levitación, y además es guiado por este poder. El aleteo de las alas se usa solo cuando el Kareeta penetra en la atmósfera terrestre. Tiene 10.000 partes. La estructura exterior está formada de madera de bálsamo recubierta con una fina capa de aleación. Las alas funcionan con energía eléctrica. Los motores son muy pequeños pero su poder es grande”.

Yada Di Shi’ite, una de las entidades canalizadas por Mark Probert

Yada Di Shi’ite, una de las seres canalizadas por Mark Probert.

Un mes mas tarde, The Round Robin en su edición de noviembre 1946, (vol.2, n 11), el boletín retoma el asunto por medio un reciente artículo, Kareeta Business, donde Mead Layne parece enseñar ciertas molestias, ante las críticas recibidas en cuestión de Kareeta.

“Cuesta realizar que las personas entienda que este raro visitante nocturno no era un ‘fenómeno psíquico’, ni observado por clarividencia, ni conectado con ninguna creencia mística o engaño. Era sencillamente una gran nave voladora de edificación muy insolita, que podía volar a una velocidad inmenso, o muy lentamente, o mantenerse estacionaria. igualmente poseía su propio estilo de vuelo, y se desplazaba (a veces) en largas curvas parecidas a las de un pájaro de abundante gracia y belleza. Ningún observador pudo identificarlo con nada observado anteriormente. Pero era totalmente objetivo, notado continuamente por incidente (no por ningún observador ‘condicionado’), y no era más una alucinación que la luna, los astros, los meteoritos y el avión de pasajeros que llegó desde el este a tiempo”.

Será en cambio en Julio de 1947, cuando The Round Rubin (vol 3, n 6), entregó su artículo más relevante, Fly, Lokas, Fly. Ruego máxima atención al lector. De nuevo Mead Layne, nombrando canalizaciones de Mark Probert con espíritus desencarnados.

“Bueno, estos platillos que tanto te desconciertan además salen de un planeta etérico y pueden volver a él. El objetivo de estos visitantes es sencillamente llamar su atención, despertarlo. Vienen con buenas intenciones. Poseen alguna idea de experimentar con la vida terrestre, es decir, de venir a vivir a su planeta. Ocurrirá múltiples apariciones misteriosas en el firmamento, como les hemos mencionado anteriormente en estas sesiones. Esté atento a ellos. Estos platillos alcanzan su gran velocidad debido a su peculiar forma de bollo y su peculiar movimiento; casi no localizan resistencia del aire. No conozco sus medios de propulsión, pero intentaré averiguarlo. El desconocimiento deliberada y la hostilidad de su epoca hacia los investigaciones etéricos y astrales es espantosa. La insolita nave celeste que se anunció sobre su metrópoli en noviembre pasado quizá además fue una edificación etérica. Estos visitantes no son humanos encarnados; pero son seres humanos que viven en su propio planeta, que está hecho de cosas que tus sentidos no pueden percibir directamente y que, por lo tanto, imaginas infantilmente que no pueden existir de ninguna manera”.

En otra canalización se agrega:

“Creo que sería correcto decir que proceden de los Lokas. No, no son astrales, ni de ninguno de los mundos que conoces. Vienen de un mundo etérico que tus sentidos no perciben. Varios de los discos llevan una tripulación, pero diferentes son manejados por control remoto. Estas naves poseen varios medios para irradiar una energica energía que es muy destructiva. Si son atacadas o interferidas, pueden destruir fácilmente los aviones atacantes. No, dudo que se pueda comunicar con ellos por radio, pero si puedes realizar una señal por radar, tal vez eso funcione. Yo no entiendo el radar. Si puedes hacerte amigo de estas personas, puedes aprender un planeta reciente hechos de ellos”.

Encima del concepto de los Lokas, que tantas discusiones suscitan, Mead Layne apela al lenguaje teosófico, en un intento por definir el vocablo, y adelantándose a la teoría dimensional.

“Hay 7 de esos Lokas bajo la clasificación VishnuPurana. La palabra sencillamente simboliza zonas, planetas, esferas. No pertenecen a la cadena terrestre de los globos ni al astral. Son tan ‘componentes’ como nuestro planeta, pero la materia tiene un rango de vibración distinto, y no puede ser detectada por nuestros sentidos, ni por ningún aparato que existe”.

Si al lector incluso le quedan dudas, sobre como estas transcripciones fueron a integrar los ficheros del FBI, no hay más que leer The Round RubinJulio de 1947 (vol 3, n7), Concerning the Lokas Flying Disk, donde Mead Layne manifiesta:

“Los Lokas son autenticos, y las autoridades lo conocen, y el FBI y la Inteligencia Militar están profundamente preocupados, y nadie ha sido capaz de inventar un hilo que satisfaga al público, continuamente y cuando regresen en grandes números. Algunas de estas construcciones poseen casi una milla de circunferencia”.

Inclusive Mead Layne alza una curiosa petición:

“Conocemos que los Lokas están actualmente actuales en diferentes partes del planeta y, antes o después, lo más posible es que regresen a nuestros propios cielos. Hay peligro de pánico, y tambien de guerra, cuando una vez que el público se da cuenta de que estamos totalmente a merced de estos visitantes y, desde luego, los atribuye a alguna potencia extranjera hostil. Si, como creemos hace poco, son ‘aportes’ del etérico, será gran cantidad inútil intentar realizar llegar esta idea a las masas, y tambien a la mayor parte de nuestros supuestos intelectuales, y a una prensa pública que es incapaz de captar siquiera la primera sílaba de lo que se trata”.

Rematando:

“Estamos seguros de que los Lokas son amistosos. Pero su presencia y las cuestiones que plantea hay que afrontarlas antes o después, y creemos que al final nuestros lectores agradecerán a RR por preparar el camino, en cierta medida, para la comprensión de uno de los fenómenos más insolitos del planeta, en la historia de la sociedad”.

Newton Mead Layne murió en 1961, y hasta el día de su muerte, siguió apostando por la presencia del éter, como ese cosmos entre los planetas, siendo un ferviente defensor del mismo, a pesar del rechazo de la Ciencia.

Como buen esotérico, creyó tras el enigma de los OVNIs se ocultaba una realidad profunda. Quizás no se equivocaba. Hasta Aquí.

Conclusión

Si bien por mucho tiempo se creyó el Memorándum 6751 probaba una admisión por parte del FBI en cuestión de la presencia de entes extradimensionales, hoy sabemos Newton Mead Layne, fue su autentico redactor.

A pesar de esta desilusión el escrito constituye una perla extraña de su era, aportando en su información un apunte valioso para los ficheros OVNI, como es el avistamiento que 1946 no muy avizorado por los especialistas.

Hay quién sostiene el FBI alentó la lectura del memorándum 6751, que curiosamente coincide en fecha, 8 de Julio de 1947, con los sucesos de Roswell, como una forma de desprestigiar el fenómeno. Lo hasta aquí narrado, nos aguarda un extenso camino en el acceso a la mentada desclasificación. Que no nos engañen. 

La entrada OVNIs, entes extradimensionales y FBI: Historia del Memorándum 6751 se mostró primero en Mundooculto.

¿Te gustó este artículo?

Descarga nuestra app para Android y no te perderás ninguno.

COMMENTS