Un avistamiento de un platillo volador de 1959 (y un excelente relato)

Hallan una misteriosa y enorme masa metálica enterrada en la Luna
La OMS (accidentalmente) confirma que Covid no es más peligroso que la gripe
La CIA desclasifica inesperadamente 3 mil documentos sobre ovnis que incluyen batallas entre militares y extraterrestres

Eileen Moreland salió a ordeñar las vacas una mañana en la ciudad de Blenheim, en la Isla Sur, en 1959.

Regresó a casa unos 80 minutos después con una historia extraordinaria.

«Puede pensar que estoy loca», le dijo a la policía, «pero vi un platillo volador alrededor de las 5.40 am esta mañana».

Afirmó que una gran nave descendió del cielo y se cernió sobre ella. Su declaración estuvo llena de asombrosos detalles. Vio a dos hombres dentro de la nave con trajes espaciales plateados. A uno de ellos le faltaba la mano izquierda.

Los funcionarios locales de la Fuerza Aérea se tomaron en serio su reclamo. Le asignaron un investigador que entrevistó a Moreland y la encontró creíble. Y encontraron a otros en Blenheim que habían visto luces similares.

Su historia se sintió como un mito moderno de Nueva Zelanda.

Como todos los mitos, expresó las inquietudes peculiares de su época. Su historia coincidía con la paranoia de la Guerra Fría, los temores atómicos y las preocupaciones sobre la tecnología acelerada de la Nueva Zelanda de los años 50. Comprender su historia podría revelar algo sobre un momento extraño en la historia de Nueva Zelanda. También expuso cómo los militares mentirían para mantener su historia en secreto en las décadas siguientes.

¿Qué había visto Moreland? ¿Qué le había pasado desde entonces? ¿Estaba todavía viva? ¿Podría arrojar nueva luz sobre su historia?

Después de décadas de secreto, esta es su historia.

AVISO DE USO JUSTO: Esta página contiene material con derechos de autor cuyo uso no ha sido específicamente autorizado por el propietario de los derechos de autor. Esta web distribuye este material con el propósito de reportar noticias, investigación educativa, comentarios y críticas, constituyendo el Uso Justo bajo 17 U.S.C § 107.

¿Te gustó este artículo?

Descarga nuestra app para Android y no te perderás ninguno.

COMMENTS