Acero Wootz: misterioso metal utilizado en las letales hojas de Damasco

Acero Wootz: misterioso metal utilizado en las letales hojas de Damasco

Nikola Tesla lo demostró. Actualmente NZ transmitirá electricidad inalámbrica por vez primera
La CIA admite que las capacidades psíquicas son autenticos, pero no pueden aclarar cómo ocurren.
Secretum Omega: Las misiones secretas del Vaticano al cosmos

Bienvenidos a mundooculto.es.

Uno de los mejores metales que hay en el planeta es el acero Wootz, ampliamente usado para fabricar armas como las famosas hojas de Damasco de la Edad Media. Si bien parece creación de metalúrgicos modernos, la realidad es que este enigmatico metal tiene un origen mucho más antiguo del cual se cree.

El metal ideal para fabricar armas

El metal Wootz es un tipo de acero de crisol, es decir, aquel que se fabricar a partir del derretimiento de las materias primas en un crisol. Es vista de su gran durabilidad y resistencia, este acero fue comercializado por todo el planeta antiguo, desde China y Oriente Medio hasta Europa.

Hoja de acero de damasco. (Flickr)

Todo parece señalar que la tecnología que le dio origen a este metal tan única apareció y se desarrolló en la antigua India. Entretanto las demás sociedades hacían su mejor esfuerzo para concebir armas resistentes, los maestros metalúrgicos indios forjaban su armamento con metal Wootz.

Sorprendentemente, la comunidad india mantuvo en incognito a lo largo de miles de años tanto los componentes como el medio usado para forjar este metal. Pero velozmente las armas hechas con acero Wootz comenzaron a ganar fama por todo el planeta conocido. Esto transformó a la India en el primer y único exportador de metal Wootz en el transcurso y ancho del planeta antiguo.

Los orígenes del metal Wootz

Es prácticamente imposible rastrear los orígenes del metal Wootz y definir cómo y cuándo fue producido por vez primera en la India. Actualmente bien, la primera mención literaria conocida al metal la hallamos en los registros de una de las campañas de Alejandro Magno. Cuando el emperador visitó la zona a finales del siglo IV a.C., recibió como tributo 100 talentos de este acero de porción de los antiguos indios.

igualmente, los arqueólogos encontraron un centro industrial de hierro y acero que data del siglo III a. C. perteneciente a la dinastía Chera. Dicha evidencia arqueológica está situada concretamente en Kodumanal, estado sureño indio de Tamil Nadu. No entra duda de que las técnicas indias para fabricar acero Wootz estaban muy adelantadas para su era.

Forja de acero de Damasco en Solingen. (Wikimedia Commons)

Qué simboliza el vocablo «Wootz»

Se piensa que el vocablo Wootz es una evolución de la palabra india para acero, «ukku», utilizada en bastantes idiomas al sur de la India. Dicha palabra entró en el idioma inglés a finales del siglo XVIII, instante en el que los europeos comenzaron a aprender las antiguos técnicas indias para producir el acero. Para ese por lo tanto, los indios ya llevaban más de dos milenios produciendo acero Wootz.

El proceso de fundición, un incognito bien guardado

El medio para fabricar el metal Wootz fue un incognito muy bien guardado por los metalúrgicos indios durante mucho tiempo. Debido a ello, consiguieron preservar el monopolio sobre la producción y exportación del precioso metal. Sus creaciones arribaron a territorios tan lejanos como el imperio romano.

a lo largo de la era medieval, se exportaron grandes cantidades de acero Wootz hacia el Oriente Medio, sitio en donde fueron forjadas las hojas de Damasco. a lo largo de Las Cruzadas, los europeos se encontraron con guerreros musulmanes que empuñaban cuchillas de alta calidad. Fue al igual que la fama de las hojas de Damasco se extendió por el viejo continente.

Un fabricante de espadas de acero de Damasco, Siria. Circa en 1900. (Public domain)

En aquel por lo tanto, nada de lo que se producía en Europa podía igualar la calidad del acero Wootz de la India. Todo esto dejó que la producción y exportación del metal alcanzara proporciones industriales a finales del siglo XVII. Ya a principios del siglo XIX, los europeos obtuvieron una idea lo bastante clara como para comenzar a producir por sí mismo acero Wootz.

SÍGUENOS EN TELEGRAM

¿Qué lo hace tan especial?

Hoja de espada de acero de Damasco. (Wikimedia Commons)

Para obtener acero de Wootz, se usa el proceso de crisol que, al lado con la floración y el alto horno, fueron los tres procedimientos principales de fabricación de hierro en la premoderna. En un crisol de arcilla, se coloca hierro forjado y diferentes componentes ricos en carbono, como astillas de madera.

El recipiente se cierra y se calienta hasta los 1400ºC, temperatura bastante como para que el hierro absorba el carbono, licuando toda la mezcla. La adición de hierro y carbono le añade al metal una alta ductilidad, resistencia al impacto y menor fragilidad. Todas estas son las propiedades por excelencia para cualquier arma de guerra.

La entrada Acero Wootz: misterioso metal utilizado en las letales hojas de Damasco se mostró primero en Mundooculto.

¿Te gustó este artículo?

Descarga nuestra app para Android y no te perderás ninguno.

COMMENTS