Las Civilizaciones antiguas usaban piedras y cristales para curar sus enfermedades – según Nikola Tesla

Las Civilizaciones antiguas usaban piedras y cristales para curar sus enfermedades – según Nikola Tesla

Según neuropsiquiatra: «personas en las proximidades de morir obtienen visitas del más allá»
Una extraña historia del genial científico Nikola Tesla
El ser humano tendría una conexión con el campo magnético de la Tierra, según científicos

 

Las Civilizaciones antiguas usaban piedras y cristales para curar sus enfermedades – según Nikola Tesla

En un cristal tenemos pruebas claras de la existencia de un principio de vida formativa, y aunque no podemos entender la vida de un cristal, sin embargo, es un ser vivo. – Nikola

Esta es una cita del libro El problema del aumento de la energía humana, escrito por Nikola Tesla en 1900. Los cristales y las piedras se han utilizado durante miles de años porque tienen poderes curativos, y muchas culturas antiguas creían en él como algo normal, un hecho natural de la vida.

USO DE PIEDRAS Y CRISTALES EN LAS CIVILIZACIONES ANTIGUAS

Piedras preciosas y cristales se utilizaron durante miles de años para mejorar el equilibrio emocional, físico y espiritual.

La cultura romana: talismanes y amuletos de cristal eran típicos entre los romanos. La mayoría de las veces, fueron consideradas útiles para mejorar la salud, atraer cosas deseables y proporcionar protección en la batalla.

Los antiguos egipcios: Uno de los mayores defensores históricos de los cristales curativos, los egipcios enterraron a sus muertos con cuarzo en sus frentes. Creyeron que esto ayudó a guiar a la persona de manera segura a la próxima vida. Los faraones llevaban todo el cuerpo de cilindros de cuarzo para equilibrar la energía del cuerpo.

LA CIENCIA SOBRE LA CURACIÓN DE CRISTALES

Actualmente no hay evidencia científica de que el cristal tenga la energía de curación en sí, pero hay conceptos de electromagnetismo probados por el físico James Clerk Maxwell, que junto con los diversos avances en la teoría cuántica nos dan evidencia que los antiguos siempre han sabido.

Por lo tanto, un cristal – que en sus oscilaciones de frecuencia – vibra dentro de un campo de energía a través de la ley física de resonancia, la creación de un campo vibratorio superior, que afecta el sistema nervioso y la transmisión de información al cerebro.

En esencia, estas vibraciones de conexión pueden armonizar y estimular los cambios bioquímicos que afectan la salud física de una manera positiva, y así promover la curación.

¿Te gustó este artículo?

Descarga nuestra app para Android y no te perderás ninguno.

COMMENTS