Portal en Ong’s Hat: un misterioso sitio de “viajes interdimensionales”

Portal en Ong’s Hat: un misterioso sitio de “viajes interdimensionales”

Fontainebleau, el bosque de los Gigantes petrificados antediluvianos (VIDEO)
Skinny Bob: El enigma de los “videos extraterrestres” sigue sin resolverse
Adam Frank: «Soy un astrofísico que busca extraterrestres. Los OVNIs no me impresionan»

 

Múltiples hipotesis proponen la presencia de realidades alternativas y que, a veces, estas se enlazan. En este momento, los viajes interdimensionales además son posibles por medio de portales. Una de las narraciones más celebres vinculadas con este hecho, es la Ong’s Hat.

Ong’s Hat es una de las múltiples metrópolis fantasmas que se localizan en la remota zona “The Pines”, New Yersey. Un sitio que alcanzó la prosperidad en 1860, pero que, para mediados de 1930, ya era un pueblo fantasma.

en cambio, para finales de los 70 y inicio de los 80, este poblado abandonado se transformaría en la sede principal de un misterioso culto que intentaba incursionar en los viajes interdimensionales

Cartel de Ong’s Hat.

El texto de 2002 “Ong’s Hat: El inicio“, redactado por Joseph Matheny, comenzó una ola de rumores y hipotesis encima del pequeño pueblo.

La historia cuenta como una secta, dirigida por un inmigrante de mucho poder denominado Wali Fard, familiar del influyente Sah, Mohammad Reza Pahlevi, se posicionó en la villa.

Su familia había acumulado grandes riquezas al importar y exportar productos a Medio Oriente, sobre todo alfombras.

Fard ya había sido miembro de otra secta en su juventud, llamada Iglesia Ortodoxa de los Moros en América, conformada por herejes islámicos. El objetivo de esta sociedad era esparcir el conocimiento místico que habían recibido de maestros yoguis, así los occidentales empezarían la “evolución espiritual necesaria”.

En la secta realizaban ensayos sensoriales con “fármacos”, los miembros se involucraban en toda clase de ritos y proclamaban el fin de los gobernantes y la autoridad. Fueron estas prácticas y su ideología lo que causó su fin, en una era donde el macartismo se encontraba en pleno auge, fueron acusados de apología al comunismo y al socialismo.

Con su secta disuelta, Fard comenzó un viaje de autoexploración en Oriente. Experimentó con varias doctrinas espirituales, místicas y filosóficas en Persia, India y Afganistán, aprendiendo técnicas de meditación, yoga y milagros curativos. O eso era lo que .

en cambio, lo que más le impactó fue revelar que “se encontraba predestinado” a edificar su propia religión y transformarse en el líder espiritual para que la sociedad trascendiera.

Así, volvió a Estados Unidos y se estableció en New Jersey, donde consiguió una propiedad de 80 hectáreas donde existió Ong’s Hat. Su objetivo era claro: reclutar adeptos.

Debido a sus grandes recursos financieros y la participación de voluntarios, edificó un vasto complejo con todas las comodidades necesarias para que su orden estuviera cómoda. Esto ayudó a que el número de seguidores creciera velozmente. Consolidando así el “Centro Áshran.

El texto hace referencia a que la mayor parte de los seguidores eran vagabundos, adictos o individuos tan extravagantes como el mismo Wali Fard. en cambio, 2 personas velozmente destacaron por ser distinto al resto; los investigadores Frank y Althea Dobbs. Dos hermanos con una historia igual de inverosimil.

Los hermanos Doobs

Los hermanos Dobbs consiguieron que personas hicieran saltos interdimensionales.

Crecieron en una comunidad aislada de Texas, donde veneraban una raza extraterrestre. Se les inculcó que solo unos escasos serían salvados cundo el fin del planeta llegase.

Habían desarrollado investigaciones en la Universidad de Princeton alrededor a la “Hipotesis del caos cognitivo“. Un concepto complejo que involucra la estimulación de ciertas partes del cerebro para promover el despertar del potencial escondido de los individuos. Este potencial incluía capacidades mentales como telepatía, telequinesis, percepción extrasensorial, entre diferentes.

evidentemente, su investigación fue objeto de críticas por sus colegas que, eventualmente, los marginaron de la universidad.

Se piensa que los Dobbs jamás consiguieron el ansiado título, si bien aseguraban tener doctorado en física y psicología. Cuando desvelaron a Wali Fard, encontraron una oportunidad de repartir sus hipotesis con alguien que las entendiera. Es entonces cuando los hermanos se instalaron permanentemente en el Centro Áshran, presentándolos como encargados de un plan notable.

En un granero abandonado instalaron los instrumentos imprescindibles para realizar un laboratorio. Ahí comenzaron a poner en práctica sus planes y avanzar en su investigación, lejos de las críticas.

Fard se vio cautivado por el trabajo de los Dobbs, creando el Instituto de los Investigaciones del Caos, una organización cuyo objetivo era promover el estudio y recaudar fondos para obtener equipo.

Los hermanos continuaron trabajando en la estimulación de zonas claves del cerebro para desarrollar poder mental, incluyendo la cura del cuerpo ante cualquier tipo de afección, llegando al nivel de prolongar la vida.

Esto llamó la atención de inversionistas, quienes no dudaron en subvencionar el plan, atraídos por las promesas milagrosas que hacían. Así expandieron su visión, examinando diferentes vías de investigación incluso más excéntricas.

Posteriormente de 3 años de investigación, los hermanos Dobbs desarrollaron un plan al que llamarían “El Huevo”. Los voluntarios eran sumergidos en cámaras de privación sensorial, mientras se monitoreaban sus ondas cerebrales y elaboraban mapas de patrones deseados. Se aplicaban terapias con fármacos, hipnosis e inductores de ondas mentales con el objetivo de develar los enigmas de la conciencia humana. Información necesaria para el próximo paso de su trabajo.

Llegó un lugar, donde el estudio pasó de estimular la conciencia humana, a estimular la conciencia a un nivel cuántico. los investigadores pensaban que así podrían romper las barreras que separaban nuestra dimensión de las diferentes.

Así, desarrollaron un mecanismo denominado “Máquina de Cuarta Generación”. Un emisor de pulsos eléctricos que estimula zonas específicas del cerebro para inducir una profunda percepción de la realidad.

El viaje a diferentes dimensiones

Cartel en un àrbol de Ong’s Hat. Crédito: Rtsanderson / Wikimedia Commons

Los voluntarios más aptos serían capaces de interactuar con diferentes realidades, abriendo portales para que su conciencia pudiera viajar entre dimensiones. Concepto que fascinó a Fard, quien destinó grandes sumas de dinero al plan, al cual llamó “El Portal.

Se hicieron diversos ensayos para explorar diferentes realidades. se comenta que uno de los voluntarios, inclusive, se esfumó y volvió a hacerse tangible 4 minutos mas tarde, asegurando su viaje a otra dimensión. Pronto, diferentes voluntarios consiguieron estar hasta 17 minutos en dimensiones alternas, explorándolas a profundidad.

SÍGUENOS EN TELEGRAM

se comenta que, en una vez, visitaron un sitio de abundante flora y agua, pero sin vida humana. Tomaron muestras de esta dimensión y se analizaron en los laboratorios. Los proyectos a futuro implicaban expediciones más largas para explorar minuciosamente esta reciente dimensión.

Desgraciadamente, la base de la tropa Fort Dix, situada en el lugar, tuvo una fuga de material radiactivo. El gobierno ordenó evacuar inmediatamente la zona, incluyendo al Centro Áshran, pero la secta se negó, creyendo que pretendían apoderarse del plan El Portal.

se dice que el personal militar si poseía conocimiento de el estudio. Inclusive se afirmaba que porción de su subvención venía del gobierno.

Según Joseph Matheny, los personal de la secta reaccionaron violentamente por órdenes de Fard, preparando una emboscada armada contra los militares. Como resultado, un gran numero de civiles fallecieron y diferentes fueron encarcelados.

Si bien el conjunto que había participado en las exploraciones a diferentes dimensiones hizo un salto “definitivo”, escapando.

El autor relató que todo lo vinculado al plan fue confiscado por personal militar, llevándolo a la base. Los hermanos Dobbs fueron arrestados e interrogados, siendo obligados a continuar con el plan, pero esta vez trabajando para el gobierno.

Diferentes fuentes apuntan a que 9 miembros del Centro Ásharan murieron, 38 fueron detenidos y, después, liberados. Bastantes debieron firmar acuerdos de confidencialidad para no desvelar lo ocurrido.

Se piensa que Wail Fard se encontraba entre los detenidos y fue deportado en 1984, obteniendo asilo en Francia, sitio donde murió por motivos naturales.

Matheny afirma que tuvo acceso a informes presentados por una persona anónima que estuvo en el interior del Centro Áshran, involucrada en el plan. Así logró planos y registros de las exploraciones interdimensionales.

El material, que lleva por nombre “Incunabula Catalog”, fue parcialmente divulgado en internet a principios de los 90, causando controversia.

se comenta que los individuos que consiguieron saltar a otra dimensión quedaron atrapadas, una vez el gobierno apagó la Máquina de la Cuarta Generación.

evidentemente, la carencia de prueba contundente sobre este hecho siembra dudas sobre su verdad. en cambio, Joseph Matheny está seguro que este hecho sucedió y no se trata solo de un mito urbana.

¿Te gustó este artículo?

Te invito a compartir el artículo y a formar parte de la comunidad del Misterio: Fan page para no perderte ninguno.

No olvides buscar en Google:  MundoOculto.es para ver todo lo que te ofrecemos.

Para recibir notificaciones al instante a través de Telegram Click Aquí y no te perderás ninguno.

Descarga nuestra app para Android y no te perderás ninguno.

COMMENTS