Antártida en el mito, la fantasía y la realidad: ¿qué pasa realmente allí?

Antártida en el mito, la fantasía y la realidad: ¿qué pasa realmente allí?

Aguas primigenias: La creación provino del agua según diferentes sociedades
Exgeneral militar ruso piensa que “extraterrestres ya están aquí” y “no son hostiles”
Descendientes de Marte: ¿Y si no somos originarios de la Tierra?

 

La Antártida continua siendo un sitio básicamente inexplorado, o por lo menos así dice la ciencia; su caótico acceso hace que sea una tierra libre de grandes industrias y civilización en general. en cambio, varios admiten que oculta misterios mucho más oscuros de lo que pensamos.

Personajes como el almirante Richard E. Byrd, han descrito una zona más allá de lo conocido, en el interior de la Tierra. Mapas antiguos la han reseñado como un sitio verde y lleno de vida y diferentes detalles más que nos hace creer ¿Verdaderamente conocemos lo que sucede en la Antártida?

El mito y la realidad de la Antártida

Almirante Richard E. Byrd, quien dirigió una controversia expedición a la Antártida. Crédito: U. S. Navy / Wikimedia Commons

Hay múltiples historias que «contradicen» a la comunidad científica. Como ejemplo, a la expedición alemana a Queen Maud Land, localizó un grupo de colinas bajas y libres de hielo, muy semejante a la zona termal de Islandia, a la que llamaron “Nueva Suabia”.

El diplomático chileno Miguel Serrano, manifestó los alemanes además encontraron una entrada a la Tierra Hueca y sus metrópolis subterráneas. Sitio donde los hiperbóreos se refugiaron del desastre que invirtió los polos.

Ahí se creó una base secreta durante la guerra a donde escapó Hitler en un Vimana para dirigir la “guerra esotérica” hasta el día de hoy. Serrano lo asevera como un hecho filosófico y presenta un diagrama que mezcla lo físico y mitológico.

en cambio, el escritor solo repetía un asunto de la literatura neonazi sensacionalista, tal como lo nombra Doland McKale en su ensayo “The Hitler Survival Myth“. El autor explicó que la leyenda vino al mundo en diarios argentinos, cuando miembros nazis desembarcaron en Mar de Plata. De ahí, se extendió a libros, películas, documentales y publicaciones periodísticos de todo el planeta.

Sorprendentemente, los mapas de vuelo de Byrd a la Antártida, dejan de lado la trayecto de Queen Maud Land. Aparentemente, el almirante se asustó del poder de defensa de las bases mas tarde de perder 4 aviones.

Cuentos y mitos

Portada de The Narrative of Arthur Gordon Pym. Crédito: Edgar Allan Poe / Amazon.

La Antártida además ha sido inspiración para grandes escritores del terror. Relatos tan bien redactadas que acabaron transformándose en mitos.

Una muestra claro de ello, es Edgar Allan Poe, en su cuento “Found in a Bottle“, cuenta la historia de un naufragio en una zona helada, poblada de fallecidos vivientes que se dirigían al Polo. Si bien su representación no es del todo correcta, de hecho dejó una nota al final, explicando que años mas tarde conoció los mapas de Mercator.

Más tarde, enmendaría su error en “A Descent into the Maelstrom“. Pero su obra más grande sobre la Antártida sería “The Narrative of Arthur Gordon Pym“.

Para la era, la Antártida ya había sido tocada, pero no «descubierta» en el sentido literal. La historia cuenta el descubrimiento de una tierra cálida más allá de los témpanos de hielo. Era poblada por salvajes de dientes negros que asesinan a todos, excepto de Arthur Gordon Pym y del mestizo Dirk Peters. Los originarios de la Tierra Negra poseen un terror supersticioso a todo lo que sea blanco, gritando la famosa frase “Tekeli-li”.

Lo fascinante es que Pym descubre un sistema de túneles subterráneos y una redacción antigua. Los pasajes los llevan a revelar a un hombre mucho más grande que el resto de los humanos, de piel “más blanca que la nieve”.

Nitidamente, la historia de Poe está inspirada en la teoría de Symmes, pero no fue al único; Julio Verne, en su “Sphinx des Glaces”, además introdujo a Dirk Peters en un viaje a la Antártida para rescatar a Arthur Gordon Pym, quien seguiría vivo, a desigualdad de lo contado por Poe.

En la historia de Verne, los originarios desaparecieron tras un terremoto y en su búsqueda, localizan una Esfinge, idéntica al gigante citado por Poe, la cual explica como una «montaña magnética», capaz de llamar objetos hacia ella.

La Tierra Hueca

Diversos escritores describieron la entrada a la Tierra Hueca en la Antártida. Crédito: Ufo y Enigmas / Pinterest

El heredero de Poe, H. P. Lovecraft, anotó todo un montón de historias de corte mitológico sobre los orígenes de la casta humana. Posteriormente de su muerte, diferentes escritores, sobre todo August Derleth, desarrollaron su último cuento; «El Mito de Chthulhu». Basado en la “Llamada de Chthulhu”.

Si bien parece una continuación, Lovecraft fue más allá; la leyenda que él mismo estimaba “algo más”, fue aceptada como hechos por aficionados al Enigma de Shaver y por ciertos practicantes de magia del Camino de la Mano Izquierda, liderados por Kennneth Grant.

El mayor relato de Lovecraft, considerado por bastantes como el mejor, es “En las montañas de la Locura“, ambientado en la Antártida. Cuenta un viaje patrocinado por la ficticia Universidad de Miskatonic, donde se descubren a Los Antiguos; seres con cabeza de estrella, cuerpo de tonel y cinco alas que arribaron a la Tierra antes de la vida, cuando los continentes incluso no se habían separado.

Estos seres son los creadores de la vida, además de edificar una gigantesca metrópoli de obsidiana en la Antártida, la cual es descubierta durante la expedición. El protagonista al lado a un amigo la exploran y descubren bajorrelieves que Cuentan la historia de los Antiguos y del mundo, y como estos lo han protegido de diferentes razas.

Uno de los zonas ficticios de Lovecraft en la Antártida, es la Meseta de Leng. Este sitio es citado en “El Sabueso”, justo mas tarde de la primera referencia del Necronomicon. igualmente es citado en «El Culto devorador de cadáveres del sin posibilidad de acceso Leng, en Asia Central». Años después, en “La Búsqueda onírica del desconocido Kedath“, la Meseta de Leng es descrita como un sitio onírico donde el protagonista enfrenta a sumo sacerdote enmascarado.

Este sitio alude extremadamente a Agartha, descrita por vez primera por Saint-Yves d’Alveydre, divulgada por Ferdynand Ossendowski, en “Beasts, Men and Gods“, y ratificada por René Guénon en “Le Roi du Monde“.

Esta versión tradicionalista de la prehistoria cuenta como el centro espiritual supremo del globo se trasladó ahí desde Hiperbórea.

Los polos del planeta se invirtieron durante la apocalipsis de Hiperbórea, según los investigadores. Wikimedia Commons (Public domain)

Cabe sobresalir, que ni la historia misma se pone conforme para contar el canon de la Antártida; varios afirman que fue porción de Gondwana, diferentes, que fue cálida hasta cierto período de tiempo. Como ejemplo, Hapgood en su texto “Evidence of Advanced Civilitation in the Ice Age“, presenta diversos mapas antiguos que exponen un conocimiento preciso de tierras no encontradas hasta la era moderna, incluyendo la Antártida.

evidentemente, todos estos mapas han sido descartados por los historiadores que se rigen por el canon tradicional de la historia. Desprestigiándolos y reduciéndolos a sencillo mitología.

Sorprendentemente, la historia continuamente ha tenido una descripción; el Ártico es un sitio cálido, hogar de razas nobles. Sin embargo, el Antártico evoca historias oscuras y de destrucción, poblado por criaturas peligrosas. Hasta los nazis están vinculados con la zona.

Básicamente, el Norte es el polo positivo y el Sur el negativo de la Tierra.

Parece haber, o bien una desconcierto de lo físico con lo no físico, o evidencias de alguna unidad oculta que la ciencia moderna, ignorante de los caminos de las almas, no comprende.

Una novela ocultista de 1876 llamada Ghostland, nombra al gran alma Metrón, ángel tutelar de este mundo. Metrón gobierna:

“La vida eléctrica desarrollada a partir de la acción galvánica de los lodos metálico que se extienden como un vasto enorme sistema nervioso por medio de cada globo; vastos depósitos de fuerza polar generados en el Norte Ártico y el Sur Antártico”.

Se nos menciona que dichas regiones forman el cerebro y los pies de la Tierra viviente, pero la estación de Metrón está en las “regiones cerebrales del Norte polar”.

H. P. Blavatsky está conforme con esta premisa. La escritora dio a conocer en su texto “La Doctrina Secreta”, como los primeros atlantes nacieron en Lemuria y velozmente comenzaron a dividirse en los que adoraban al “único alma invisible de la naturaleza, el rayo el cual el hombre siente en el interior de sí mismo”, y aquellos que adoraban fanáticamente a los Espíritus de la Tierra y los poderes cósmicos antropomórficos con los que hicieron alianza. Fueron los últimos los que habitaron en el Polo Sur.

igualmente aclara que las 7 zonas de la Tierra corresponden a los 7 principios del hombre, siendo el Polo Norte el séptimo comienzo. Por ello, el Polo Sur, si bien no aclara cómo, además debe considerarse como parte del cuerpo físico.

Entre los filósofos más actuales con una hipotesis que coincide con ésta, se halla Schwaller de Lubicz. Él comparó los polos con los principios “activo y pasivo. Norte y Sur”, o masculino y femenino.

Al compararlo con la hipótesis de la Deriva Continental, en la reconstrucción de Gondwana, la Antártida se encuentra entre África, la India y el sur de Australia, mientras que los continentes se han alejado, rodeando el Ártico. En cuanto la extrusión y absorción de la Tierra, por lo menos se puede decir que los mapas antiguos exponen regiones que desparecieron.

La inversión de los polos en relación con los polos celestes plantea interrogantes sobre la polaridad ¿La negatividad de la Antártida deriva de su posición en la Tierra o de su orientación en el cosmos?

Miguel Serrano afirmaba que la inversión de los polos durante el desastre de Hiperbórea elevó a la Antártida, así, el “último Avatar” se radicaría ahí, en una “Hiperbórea resucitada“.

SÍGUENOS EN TELEGRAM

Culturas alienigenas

Teóricos afirman que en la Antártida se oculta una antigua metrópoli alienigena. Crédito: Helena’s Tale

Del continente congelado, inclusive, se ha mencionado que es el hogar de seres extraterrestres. La leyenda de la Metrópoli Arco Iris es una muestra de ello.

Mencionado relato vino al mundo en el Manuscrito Hefferlin, que circula en privado desde los años 40.

En resumidas cuentas, el manuscrito explica un antiguo centro cultural donde viven los descendientes de los primeros colonizadores que vinieron del cosmos y que hicieron de la Antártida Tropical, la «Mamá Tierra del Planeta» hace millones de años.

Aparentemente, hay diferentes 6 metrópolis subterráneas que están inactivas.

Desde mitos antiguas, hasta mitología fantástica y seres extraterrestres. No entra duda que la Antártida continua teniendo grandes misterios por aclarar.

¿Te gustó este artículo?

Te invito a compartir el artículo y a formar parte de la comunidad del Misterio: Fan page para no perderte ninguno.

No olvides buscar en Google:  MundoOculto.es para ver todo lo que te ofrecemos.

Para recibir notificaciones al instante a través de Telegram Click Aquí y no te perderás ninguno.

Descarga nuestra app para Android y no te perderás ninguno.

COMMENTS