Reproducción humana podría observarse amenazada por los químicos que consumimos

Reproducción humana podría observarse amenazada por los químicos que consumimos

Pazuzu, el Rey de los Demonios del viento de la mitología mesopotámica
El asombroso invento de los mayas para edificar una ciudadela en un sitio sin agua
Enigma no escrito: tal vez los viejos egipcios no construyeron las pirámides, pero, ¿quiénes lo hicieron?

Bienvenidos a mundooculto.es.

Reproducción humana podría observarse amenazada por los químicos que consumimos

La industrialización y el desarrollo tecnológico le han dado al planeta entero abundante estabilidad, comodidad y desarrollo económico. Pero además ha traído consigo una sucesión de contratiempos que van desde los ambientales hasta una factible amenaza a la reproducción humana.

En particular nos referimos al peligro que simboliza para la fertilidad femenina y masculina, el consumo de alimentos que estén llenos de ciertos productos químicos. Uno de esos productos –considerado muy peligroso para el artilugio reproductivo- son los ftalatos además conocidos como ésteres de ácido ftálico.

Presencia de químicos afectan nuestras vidas

La sustancia química llamada ftalatos es utilizada en grandes cantidades por la industria del plástico, para realizar productos más flexibles o de mayor consistencia. Bastantes alimentos son conservados en envases de plástico y después son calentados en el mismo envase para su posterior consumo.

Es allí donde se muestra el mayor de los contratiempos vinculados con la reproducción humana. Porque los ftalatos son tóxicos y una vez que entran al organismo, pueden afectar en gran forma el sistema reproductivo. Causando infertilidad femenina y reducción en la cuenta de espermatozoides.

Estas sustancias además están actuales en distintas objetos que usamos a diario, como ejemplo el champú, comida enlatada, pesticidas, cosméticos, muebles entre otros. conforme con estudios científicos y datos recabados durante los últimos 20 años, estos químicos poseen incidencia directa sobre los contratiempos de infertilidad.

Los ftalatos se añaden a los plásticos para hacerlos más flexibles y complicadas de romper.

Vivimos en un entorno tóxico

Aparte de los ftalatos, hay diferentes químicos que envuelven nuestro entorno y están en el interior de los hogares, el agua y tambien en el entorno. En verdad vivimos en un medio muy tóxico, sobre todo en las metrópolis grandes. Uno de esos componentes es el bisfenol A (BPA) muy utilizado en los plásticos duros.

Casi todos los productos plásticos duros o flexibles contienen químicos que perjudican la reproducción humana. Lo más alarmante es que, están actuales en nuestra cocina y de allí van directo al organismo. igualmente los encontramos en el poliéster en la tela o el PVC que se usa para revestir los suelos o las paredes.

¿Qué se puede realizar? Una recomendación muy práctica sería sacar todo el plástico de la cocina y usar productos de metal, vidrio o cerámica. De esa forma se evita el peligro de sufrir contratiempos de infertilidad o cualquier otra dolencia que esté vinculada con estas sustancias.

Químicos que repercuten el sistema endocrino

Reproducción humana podría observarse amenazada por los químicos que consumimos

Los investigaciones realizados encima del efecto que causan estos químicos en el organismo, son muy preocupantes, puesto que actúan principalmente en el sistema endocrino. Afectando el funcionamiento de las hormonas, tanto la testosterona como la progesterona, por eso se les llaman alteradores de hormonas.

Los descubrimientos de laboratorio dan cuenta de niños que, aun estando en el útero ya presentan una deficiencia de testosterona. Como resultado, cuando sea adulto difícilmente podrá engendrar un hijo. Esto se repite en el suceso de las niñas que, al nacer además presentan irregularidades en su artilugio reproductivo.

Así es como poseeremos hombres con deficiencia espermática y mujeres con contratiempos de ovulación o alteraciones menstruales. En sucesos como estos que se repiten regularmente en torno del planeta no es posible realizar nada. Por ese motivo la reproducción humana podría estar en serio peligro.

Químicos eternos: ¿Qué son?

Se conocen como químicos eternos a los que no desaparecen con facilidad del cuerpo humano, son capaces de quedarse por años en el organismo. La dioxina, el DDT o los PCD son varios de ellos. Llegan a nosotros por medio de vegetales o carne de animales que han sido expuestos a estas sustancias que causan un daño irreparable al sistema reproductor femenino y masculino.

Cae la tasa de fertilidad en 50% los últimos 50 años

Reproducción humana podría observarse amenazada por los químicos que consumimos

conforme con datos aportados por el Banco Mundial, la tasa de fertilidad ha probado una reducción del 50% en los últimos 50 años. El estudio que lleva a cabo esta entidad, establece el promedio de hijos que una chica puede tener por año y en cada país.

Según las estadísticas que manejan los expertos del Banco Mundial, anteriormente de 1960 cada chica o pareja poseían en promedio 5 hijos. Pero desde esa fecha hasta hoy en día, la tasa de fertilidad tuvo un descenso de 2,4 hijos por chica o pareja.

De igual forma, según plantea el texto Countdown («Cuenta atrás» en español) de la científica estadounidense especializada en fertilidad Shanna Swan, la chica actual de 20 años es menos fértil de lo que era su abuela a los 35 años y un hombre actual tiene la mitad de los espermatozoides que poseía su abuelo a su misma edad. Una cifra verdaderamente alarmante que produce un denominado de atención.

Referencias: BBC.

La entrada Reproducción humana podría observarse amenazada por los químicos que consumimos se mostró primero en Mundooculto.

¿Te gustó este artículo?

Te invito a compartir el artículo y a formar parte de la comunidad del Misterio: Fan page para no perderte ninguno.

No olvides buscar en Google:  MundoOculto.es para ver todo lo que te ofrecemos.

Para recibir notificaciones al instante a través de Telegram Click Aquí y no te perderás ninguno.

Descarga nuestra app para Android y no te perderás ninguno.

COMMENTS