Descubren un dedo de 36 centímetros en una pirámide de Egipto

Descubren un dedo de 36 centímetros en una pirámide de Egipto

Diluvio Universal: leyendas africanas y oceánicas.
Garra gigante: el extraño hallazgo de 3.300 años realizado en el monte Owen en Nueva Zelanda
Teoría Ultradimensional: Extraterrestres capaces de cambiar de aspecto que vendrían de otra dimensión

 

 

* En 1985 el explorador Gregor Sporri viajó a Egipto y localizó a un coleccionista que tenía un dedo momificado que medía 38.6 centímetros de largo, lo que equivaldría más o menos al tamaño de un brazo humano actual. * A lo largo del examen, se pudo afirmar que el dueño del dedo debió medir 3.6 metros de altura.

* Jamás nadie pudo aclarar el fenómeno, pero tampoco fue factible desprestigiar al dedo.

Un dedo gigante desvelado en Egipto pudiera ser la prueba inmejorable para probar que los gigantes caminaron entre los Egipcios.

En 2012, el medio de comunicación alemán Bild.de Anotó sobre un dedo gigante momificado de 38.6 centímetros desvelado en el año 1985.

El dedo fue hallado en una pirámide a 100 kilómetros al noreste de el Cairo por el explorador suizo Gregor Spörri, quien aseguró; el dedo se encontraba envuelto en trapos viejos.

«¡Me quedé totalmente asombrado cuando vi el dedo marrón oscuro!».

Manifestó Spörri al medio de comunicación alemán.

Según Spörri, se le dejó tomar el dedo en sus manos para tomar algunas imagenes, en cambio, se le prohibió llevar el descubrimiento a un laboratorio para un ensayo hondo.

El dueño del dedo era, según Gregor Spörri, un ladrón de sepulturas que localizó la pieza en una pirámide en Egipto.

Varios expertos admiten que el dedo tendría que pertenecer a un individuo de más de 3.6 metros de altura.

Spörri manifestó:

«Lo pude coger para tomarle imágenes, además de colocar un billete al lado a él para poder cotejar su tamaño. El dedo ya se se encontraba partiendo, y se encontraba cubierto con una capa de moho. igualmente me llamó la atención su peso: era sorprendentemente liviano, tal vez de unos escasos centenares de gramos. La criatura que tuviera unos dedos así de grandes poseía que tener por lo menos una altura de 4 metros…»

 

En 1988, Spörri enseñó las imagenes a diversos investigadores, pero no las tomaron en serio o no pensaron en su autenticidad. Según Gregor, la persona que tenía el dedo poseía imágenes de rayos X de la década de 1960.

Sporri volvió a Egipto en 2009, con la pretensión de localizar algún indicio que lo llevara a revelar a la criatura gigante, dueña del dedo. 

Pero por desgracia, el anciano que dejó a Spörri tomar las imagenes del «dedo gigante» ya había difunto. sin embargo, para los investigadores y teóricos de la evolución, el dedo no encaja en ninguna de las líneas temporales de culturas presentadas por historiadores.

 

Por lo tanto…

¿Crees que el dedo hallado por Sporri, sea una clara prueba de la presencia de gigantes en la Tierra en tiempos lejanos?

Todo es factible, continuamente y cuando no haya evidencias que indiquen lo contrario.

Si el artículo te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!

 

¿Te gustó este artículo?

Descarga nuestra app para Android y no te perderás ninguno.

COMMENTS