El “Enigmalito”: Un componente eléctrico de «100.000 años de antigüedad» incrustado en una roca

El “Enigmalito”: Un componente eléctrico de «100.000 años de antigüedad» incrustado en una roca

Las manos de Juan Domingo Perón, la pista esotérica de un misterio sin aclarar
Dwarka, la ciudad antigua que “fue destruida por un Vimana”
¿Los mayas tuvieron contacto con entes de diferentes planetas?

 

 

* En 1998, el ingeniero eléctrico John J. Williams reveló lo que aparentaba ser un conector eléctrico que sobresalía de la tierra.

* Empezó a cavar y localizó un enchufe triple incrustado en una reducida roca.

El Petradox de John J. Williams fue desvelado durante una excursión hecha en un sitio semidesértico de Norteamérica, alejado de asentamientos humanos, sofisticados industriales, aeropuertos, fábricas electrónicas y plantas nucleares; Williams se negó a dar la situación exacta del descubrimiento, (Aunque esto, podría dañar la credibilidad de su hallazgo). No lo hizo, en su opinión, por miedo a que el lugar sea despojado de diferentes antigüedades enigmaticas.

El Petradox además conocido como «Enigmalith«, presenta el aspecto innegable de un componente electrónico embebido en una creación natural de granito sólido compuesto de cuarzo y feldespato (que incorpora porcentajes muy pequeños de mica.)

Debido al secretismo que rodea el descubrimiento, se ha etiquetado su precio en 500.000 dólares, en cambio, la comunidad científica ha categorizado al Enigmalith como un engaño elaborado unicamente para la fama y la fortuna de su propietario.

Roca Petradox, además llamada Enigmalith (unión entre misterio y megalito en inglés)

en cambio, Williams aclara que la roca con el enchufe incrustado está disponible para que cualquier experto la analice. sin embargo, los investigadores han evitado analizar la roca, a pesar de la invitación abierta por porción de Williams.

Williams aseguró, haber consultado a un ingeniero y geólogo para examinar la roca. 

El cual determinó que el componente electrónico incrustado en el granito, no tiene rastro de haber sido pegado o soldado en cualquier forma conocida.

“Está claro que el objeto ya existía en el instante de la creación de la roca”.

Aseguró Williams.

Los examen geológicos hechos a la roca, datan con por lo menos 100.000 años de antigüedad, una imposibilidad técnica conforme a la comprensión convencional de desarrollo tecnológico de la sociedad.

 

El aparato inmovilizado en el «Petradox» ha sido comparado por varios expertos con un sistema electrónico (conector XLR) o un componente parecido, mismo que presenta una atracción magnética débil, pues las lecturas del medidor OHM desvelan que tiene una fuerza cercana a la de un circuito abierto.

El enchufe de tres pines o puntas está en una matriz. La pieza tiene un circunferencia de 0,3 pulgadas, no al parecer de fabricación orgánica, metálica, cerámica, plástico, goma o algún otro material reconocible.

Williams prohibió que la muestra se rompiera, así pues emplearon rayos X, para su examen, desvelando que el componente de la matriz se extiende en una estructura interna opaca en el interior de la roca.

 

Entretanto que los escépticos admiten que es una mentira, Williams asegura haber desenterrado una reliquia auténtica de una civilización perdida hace miles de años; y está dispuesto a que los investigadores la autentifiquen. en cambio, insiste en estar presente durante el examen.

Varios creen que los investigadores se alejan de la muestra porque temen a lo que puedan revelar. 

En este suceso hay de dos: El examen investigador podría afirmar que el objeto es un elaborado engaño o en su defecto, podría cambiar drásticamente nuestro entendimiento de la historia humana.

 

Pese al marcado incredulidad que las diferentes instituciones científicas han comprobado ante el descubrimiento de Williams; hasta el instante ninguna persona ha podido comprobar que el objeto incrustado en la roca no sea una auténtica “imposibilidad” en la historia evolutiva humana, o producto de la ciencia humana actual.

Analizar y validar científicamente la probabilidad de que un componente electrónico hecho por el hombre pudiera haber sido inmovilizado durante la solidificación de una roca hace mas o menos unos 100.000 años; podría dar como resultado el desenmascaramiento de una broma pesada o cambiar drásticamente nuestro entendimiento de la historia humana y la tecnología que existe encima del mundo en eras remotas.

Si el artículo te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!

 

¿Te gustó este artículo?

Descarga nuestra app para Android y no te perderás ninguno.

COMMENTS