La extraña mutación que convirtió a los Bajau en buceadores del «Mar Profundo»

La extraña mutación que convirtió a los Bajau en buceadores del «Mar Profundo»

Se está preparando un Plan de Rastreo Mundial a las Personas?
Reino Unido podría relanzar Grupo de Investigación OVNI, revela reporte
Algo muy raro fue captado en la Luna

 

* Los BAJAU son una tribu que habita principalmente en la península de Zamboanga y el archipiélago de Joló, situado al suroeste de Filipinas.

* se comenta que los BAJAU soportan hasta 13 minutos debajo del agua a una profundidad de 60 y 70 metros.

Casi todos los seres humanos “normales” aguantamos la respiración debajo del agua durante 2 o 3 minutos, pero para los Bajau, 3 minutos son básicamente nada.

Los BAJAU son una tribu que presenta una insolita mutación que les permite nadar con toda libertad en profundidades marinas que alcanzan los 60 y 70 Metros durante un lapso prolongado de 13 minutos; dicha capacidad les ha permitido desarrollar bazos sanguíneos de mayor tamaño. Esto conforme con un ensayo difundido en la revista científica Cell que relató con la cooperacion de investigadores de la Universidad de Copenhague, en California y personal de la Universidad de Cambridge.

Los Bajau son conocidos popularmente por el apodo de «nómadas del mar», que durante más de mil años viajaron por el litoral del sudeste asiático en Palafitos («viviendas construidas encima de pilotes y sobre la superficie del agua«), alimentándose continuamente de los recursos que provee el mar por medio de la cacería con lanzas.

Dado que nunca llevan a cabo esta actividad como una forma de competencia, se ignora completamente la resistencia máxima que pueden alcanzar debajo del agua; un miembro de la tribu aseguró a la experta Melissa Ilardo que había sido capaz de bucear durante 13 minutos consecutivos. Ilardo relató en The Atlantic que buceó con Pai Bayubu, un miembro de la isla que le demostró la facilidad que poseen para descender en el océano.

«Cuando se retiene la respiración, el organismo desencadena de forma automática una contestación cardiovascular: la frecuencia cardíaca se reduce, mientras que los vasos sanguíneos y el bazo se contraen. Este mecanismo de protección tiene como objetivo auxiliar a economizar energía mientras se dispone de una cantidad limitada de oxígeno.

En la antigüedad se manejaba la teoría de que el bazo seguramente jugaba un papel notable al posibilitar a los humanos sumergirse libremente en el agua durante largos periodos de tiempo. en cambio, la relación entre la dimensión del bazo y la capacidad de buceo nunca fue investigada desde una perspectiva genética.

Actualmente se poseen evidencias de que una aclimatación genética ocurrió en varios seres humanos, mismos que tienen capacidades de buceo superiores a las del hombre promedio».

Avaló Ilardo

Posteriormente de un par de visitas al lugar, Ilardo escaneó con una máquina de ultrasonido los cuerpos de 59 BAJAUS, encontrando que sus «bazos» eran 50 % más grandes, al compararlos con los SULAN, una tribu proxima que no tiene vida acuática.

 

El bazo es el órgano con diversos funciones, primordialmente con nuestro sistema inmunitario pues contiene los glóbulos blancos, asimismo, el bazo regula los líquidos en el cuerpo y por lo tanto el numero de sangre que poseemos.

por norma general, se entiende que el bazo tiene la dimensión de un puño y si bien es factible vivir sin este, en el suceso de los bajau es una fuente notable para el oxígeno en la sangre.

Cuando el bazo se contrae, se produce una eyección de glóbulos rojos en el torrente sanguíneo que promueve un incremento en los niveles oxígeno. Varios investigaciones estiman que dicha reacción incrementa los niveles de oxígeno hasta en un 9%, prolongando de esta forma el tiempo que podemos mantenernos sumergidos en el agua.

De esta manera, el conjunto de investigación desestimó la probabilidad de que el aumento en la dimensión del bazo se tratara sencillamente de una contestación plástica al buceo constante y comenzaron a profundizar en los datos genéticos de los Bajau. Encontraron que este pueblo presenta un gen denominado PDE10A que no logró localizarse en los Saluan. Y admiten que el PDE10A es responsable por los niveles de la hormona tiroxina.

 

Dicha aclimatación genética promueve un incremento en los niveles de esta hormona de la tiroides lo que, en consecuencia, se traduce en un incremento al tamaño del bazo. En investigaciones con ratones de laboratorio, se eliminó la hormona tiroxina por medio de la alteración genética y se provocó una reducción en la dimensión del bazo.

Se trata de la primera vez que se identifica una aclimatación genética al buceo en seres humanos.

Los descubrimientos del ensayo poseen relevantes implicaciones para el estudio médica. La reacción que presenta el cuerpo humano cuando es sumergido al agua se parece mucho a las circunstancias de hipoxia aguda donde los tejidos corporales ensayan un acelerado agotamiento del oxígeno. En las salas de emergencia de los hospitales, este fenómeno figura como una de las principales motivos de muerte por complicaciones.

Los Bajau podrían aportar información relevante para comprender el mecanismo de la hipoxia en el cuerpo humano.

 

El conjunto de humanos que por más de mil años consiguió conquistar los mares (si bien sea de forma superficial) y sobrevivir en circunstancias que varios considerarían complicadas, actualmente se observan obligados a desplazarse hacia tierra firme y modernizarse inclusive a costa de sus propias creencias y estilo de vida.

Entre las razones que los hacen desplazarse está la creciente problemática medioambiental, en el que los océanos del planeta están cada vez más contaminados, al tiempo que la sobrepesca limita los recursos a los que los bajau poseen acceso.

Por otra parte, la industrialización del alimento ha alterado el consumo humano y el comercio de los bienes así pues los intercambios comerciales que solían basarse en los productos de temporada han afectado su poder adquisitivo cuando se trata de bienes que sólo pueden conseguir en tierra.

Los Bajau tendrán que considerar la caminata o alguna actividad que puedan desarrollar en Tierra para no dejar de ejercitar el bazo, algo como la villa rarámuri en la Sierra Tarahumara, a los que además se les considera Atletas por Naturaleza dado a sus extraordinarias hazañas para trotar entre las montañas, barrancas y orillas de riachuelos en el interior de la Sierra Tarahumara en Chihuahua.

Llegar al punto es continuamente alcanzar el éxtio y la supervivencia ¿Sí o Sí?

 

Los pobladores de la comunidad Rarámuri son capaces de recorrer más de 270 kilómetros sin detenerse y realizar recorridos próximos a los 700 kilómetros en escasos días; esto equivale a correr 16 maratones seguidos. Lo más asombroso es que corren con sus ropas y calzado tradicional sin ninguna clase de equipamiento. Los rarámuris corren con huaraches que ellos mismos confeccionan y la ropa que los cubre es modificada cuando hay bajas temperaturas en la Sierra Tarahumara.

Y esta super condición enigmatica casi con seguridad además tiene que ver con el bazo.

Si el artículo te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!

 

¿Te gustó este artículo?

Descarga nuestra app para Android y no te perderás ninguno.

COMMENTS