Nikola Tesla y el misterio del código de la creación 3, 6 y 9

Nikola Tesla y el misterio del código de la creación 3, 6 y 9

Tregua de Navidad: el suceso que paró la Primera Guerra Mundial por unas horas
Esta es la narración más antigua del «Gran Diluvio», y es anterior a la Biblia.
Historia oculta: ¿Se destruyeron miles de esqueletos de Gigantes en 1900?

 

 

* Nikola Tesla, la mente más grande de todos los tiempos, no fue solo un inventor o, como bastantes confirman: «El padre de la Energía Alterna».

* Tesla fue además un hombre con misterios y enigmas que jamás podríamos haber imaginado.

Tesla, además haber contado con una inventiva superior, tuvo un nivel de consciencia muy adelantado a su tiempo si se compara a cualquier otro inventor de la era. 

“Su interés principal fue continuamente el bien habitual, sin importarle el dinero, la posición o la gloria”.

Una de sus hipotesis más controvertidas fue la de los números: 3 6 9.

¿El código de la creación? 

El inventor, físico e ingeniero poseía una visión propia del cosmos como número, vibración y energía. Tesla, estimaba que la energía pudiera ser canalizada para transformar la naturaleza:

«Si supieras la magnificencia de los números 3, 6 y 9, poseerías la llave del cosmos»

Nikola Tesla.

Con esta frase, Nikola Tesla quiso sobresalir un misterioso código que se expone en el planeta material.

Casi todas las mentes de genios poseen una cierta ofuscación. ¡Nikola Tesla poseía una muy grande!

Tesla caminaba en torno de un bloque repetidamente, durante tres ocasiones antes de entrar en un edificio, limpiaba sus platos con 18 servilletas, habitaba en habitaciones de hotel únicamente con un número fraccionables por 3. Hacía cálculos sobre cosas en su entorno inmediato, únicamente para cerciorarse si el resultado era imaginable por 3 y basaba sus elecciones en los resultados.

Hacía todo en conjuntos de 3.

Varios manifiestan que poseía TOC (trastorno obsesivo-compulsivo), diferentes manifiestan que era muy supersticioso. en cambio, la verdad es mucho más profunda.

Su ofuscación no era sencillamente con números, ¡era sobre todo con estos números: 3, 6, 9! Quizá poseía un suceso extremo de TOC y era supersticioso, en cambio, eligió esos números por una razón.

Tesla avaló que estos números eran exageradamente relevantes.

Inclusive calculó puntos nodales en torno del mundo vinculado a los números 3, 6 y 9. Pero, ¿Por qué estos números? ¿Qué fue lo que Nikola Tesla quería realizar comprender al planeta?

 

Primero, debemos comprender que no hemos creado las matemáticas, las descubrimos.

Las Matemáticas son el Lenguaje y la Ley Universal.

No importa en qué parte del Cosmos estés, 1 + 2 continuamente será igual a 3. ¡Todo en el cosmos obedece esta ley! 

Hay patrones que ocurren naturalmente en el Cosmos, patrones que hemos desvelado por medio de la evolución. Varios de estos patrones son la proporción de la geometría sagrada.

Un sistema verdaderamente notable que la naturaleza parece obedecer es «La Potencia del Sistema Binario» en el cual el patrón empieza desde uno y sigue duplicando los números.

Como ejemplo: Las células y los embriones se desarrollan siguiendo este patrón divino: 1, 2, 4, 8, 16, 32, 64, 128, 256,…

 

La matemática, por esta analogía, sería la huella digital de Dios. (Dejando a un lado toda religión).

En vortex math (la ciencia de torus anatomy) existe un patrón que se repite: 1, 2, 4, 8, 7 y 5, y así sucesivamente 1, 2, 4, 8, 7, 5, 1, 2, 4, 8, 7, 5, 1, 2, 4,…

Como puede ver, 3, 6 y 9 no se encuentran en este patrón. El investigador Marko Rodin piensa que estos números simbolizan un vector de la tercera a la cuarta dimensión que él denomina un «campo de flujo». Se supone que este campo es una energía dimensional superior que influye en el circuito energético de los diferentes seis puntos.

Randy Powell, un estudiante de Marko Rodin dice que esta es la clave secreta para la energía libre, algo que todos conocemos que Tesla dominó.

 

Comencemos a partir de 1, duplicándolo es 2; 2 duplicado es 4; 4 duplicado es 8; 8 duplicado es 16 que simboliza 1 + 6 y que es igual a 7; 16 duplicado es 32 resultando en 3 + 2 que es igual a 5 (puedes duplicar el 7 si quieres a lo que obtendrías 14 dando como resultado 5); 32 duplicado es 64 (5 duplicado es 10) dando como resultado un total de 1; Si seguimos seguiremos el mismo patrón: 1, 2, 4, 8, 7, 5, 1, 2, … Si comenzamos a partir de 1 al revés, seguiremos obteniendo el mismo patrón solo que al revés: la mitad de uno es 0,5 (0 + 5) igual a 5. La mitad de 5 es 2,5 (2 + 5) igual a 7, y así sucesivamente. Como puede ver no hay referencia de 3, 6 y 9.

Es como si estuvieran más allá de este patrón, libres de él.

en cambio, hay algo raro una vez que empieza a duplicarlos. 3 duplicado son 6; 6 duplicado es 12 que daría sitio a 3; en este patrón no hay referencia de 9. Es como que 9 estuviera más allá, totalmente libre de ambos patrones. Pero si empieza a plegar 9 continuamente dará como resultado 9: 18, 36, 72, 144, 288, 576,… ¡A esto se le llama Signo de Iluminación! Si vamos a la Gran Pirámide de Giza, no solamente hay tres grandes pirámides, todas están lado a lado, reflejando las ubicaciones de los astros en el Cinturón de Orión, además vemos un grupo de tres pirámides más pequeñas más lejos que la tres pirámides más grandes. Encontramos abundante prueba de que la naturaleza utiliza simetría triple y sexta, incluyendo la figura de azulejo hexagonal del nido de abeja habitual.

 

Estas formas se encuentran en la naturaleza, y los antiguos emularon estas formas en la edificación de su arquitectura sagrada. ¿Es factible que haya algo especial en el enigmatico número tres? ¿Es factible que Tesla descubriera este hondo incognito y usara este conocimiento para empujar los límites de la ciencia y la tecnología? 

La magnificencia del 9: Digamos que hay 2 opuestos, llámalos luz y oscuridad si quieres.

Son como los polos norte y sur de un imán. Un lado es 1, 2, y 4; El otro lado es 8, 7 y 5; De igual forma que la electricidad, todo en el Cosmos es una corriente entre estos dos lados polares, como un péndulo oscilante: 1, 2, 4, 8, 7, 5, 1, 2,… (y si te imaginas el movimiento es algo al igual que el signo del infinito).

 

¡La vibración, la energía y la frecuencia! ¡3, 6 y 9!

Si quieres localizar los misterios del cosmos, piensa en términos de energía, frecuencia y vibración.

– Nikola Tesla

¡Hay una verdad filosófica más profunda en esto! Imagínense lo que podríamos lograr si aplicáramos este conocimiento divino en la ciencia cotidiana…

Si el artículo te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!

 

¿Te gustó este artículo?

Te invito a compartir el artículo y a formar parte de la comunidad del Misterio: Fan page para no perderte ninguno.

No olvides buscar en Google:  MundoOculto.es para ver todo lo que te ofrecemos.

Para recibir notificaciones al instante a través de Telegram Click Aquí y no te perderás ninguno.

Descarga nuestra app para Android y no te perderás ninguno.

COMMENTS