El misterioso asentamiento megalítico de 20.000 años en Baalbek ¿La cantera de los dioses?

Baalbeck es una Ciudad arqueólogica situada al este del Líbano a orillas del Mediterráneo, en su momento fue una urbe fenicia floreciente pero cuando los griegos la ocuparon en el año 331 A.C. se convirtió en una colonia romana bajo el mando del Emperador Augusto, quien construyó (La terraza) un conjunto monumental de tres templos, tres patios y una muralla bajo enormes plataformas de granito con un peso de 1000 toneladas (una auténtica barbaridad).

Nadie concibe que los fenicios, griegos o romanos pudieran construir este tipo de edificaciones que, incluso hoy; quedan muy lejos de nuestra capacidad técnica.

¿Y si alguna cultura desconocida fue la responsable de mover estas piedras colosales y colocarlas unas encima de otras, de modo perfectamente alineado, antes de la aparición de las civilizaciones conocidas más antiguas? 

¿Fueron los gigantes?

Curiosamente, numerosos lugares ancestrales en todo el mundo son considerados por muchos investigadores como las pruebas definitivas de que hace miles de años antes de la historia conocida; antiguas culturas (ahora desaparecidas) llevaron a cabo estas enigmáticas construcciones.

Uno de estos lugares se encuentra en el Libano y se llama Baalbek.

Actualmente Baalbek es un yacimiento arqueológico de la antigua Roma, fue conocido como Heliópolis o Ciudad del Sol. Uno de de los espacios más fascinantes (un lugar de culto en los tiempos paganos) que fue llamado Templo de Baal, también conocido como Templo de Júpiter.

Algunos investigadores consideran que tan ancesatral yacimiento megalítico tiene por lo menos 12.000 años de antigüedad, y que podría incluso llegar a tener más de 20.000. Los expertos solo han podido determinar que las ruinas más antiguas de Baalbek pertenecen a una cultura hasta ahora desconocida.

Los Trilitones

Los bloques que se denominan trilitones, perfectamente colocados en un lugar estratégico, miden 25 metros de largo, 12 de ancho, 4 de alto y forman la Gran Terraza (la parte más misteriosa de toda esta estructura). Están tallados y cortados al detalle y, además, su construcción es diferente a todas las que conocemos: en los trilitones, las piedras más pequeñas sirven como base para las piedras grandes. Así, por debajo de estos inmensos bloques se pueden encontrar piedras de hasta 3 capas.

Se desconoce como pudieron mover estos enormes bloques en un punto en el que hay que desplazar desde la cantera hasta un lugar el mismo y cuesta arriba, es algo imposible hoy día sin utilizar grandes grúas hidráulicas que, en la época, no existían. Se argumenta que se podrían haber utilizado troncos de árboles para mover los bloques de piedra pero con tal peso (1.000 toneladas) resulta imposible pues aplastaría los mismos con una facilidad espantosa.

A todo este misterio, queda uno que añadir: la “vitrificación“. Alrededor de los bloques hay muchas piedras vitrificadas (cambio molecular que da lugar a un cambio de aspecto) que necesitan de una enorme fuente de calor para poder llegar a este estado, más suave y como si estuvieran derretidas.

La vitrificación de piedras es un misterio hoy día.

Hipótesis sobre la creación

La primera opción que nos viene a la mente es la de los romanos, los griegos o incluso los fenicios. Sabíamos que todos ellos, construían sobre las ruinas de culturas anteriores. Sin embargo, ninguna de estas culturas utilizó jamás piedras de estas dimensiones. Además, tampoco hay ni una sola evidencia arqueológica de que alguno de ellos fuera el autor o tuviera los medios para poder hacerlo siquiera.

Otras teorías que se han debatido a lo largo de la historia y que está basada en la historia bíblica de Enoc, es que la Gran Terraza era una pista de aterrizaje para… alienígenas o antiguos astronautas. De ahí, la vitrificación de las piedras que había a su alrededor. Es la única explicación razonable que encontraron físicos como Matest M. Agrest al origen de estos bloques.

Para el historiador VelikovskiBaalbek es la ciudad bíblica de Dan, a la que llegó Abraham tras derrotar a los Reyes del Norte; pero esta hipótesis tampoco tiene un argumento sólido que lo pruebe.

La explicación “oficial” es que fueron los fenicios los que trasladaron las piedras desde la cantera hasta Baalbek utilizando troncos y fuerza humana. Sin embargo, pocos creen esta teoría ya que no explica todos los misterios que hay alrededor de Baalbek.

En cualquier caso, está claro que fue toda una hazaña: mover piedras de más de 1.000 toneladas para la construcción de templos, (el motivo lo desconocemos), rodeados de piedras vitrificadas (que tampoco sabemos por qué). ¿Cómo se hizo o cuáles fueron las técnicas empleadas? es todo un misterio que a día de hoy se debate entre lo terrestre y lo extraterrestre.

Si el artículo te gustó, compártelo con tus amigos.

No olvides guardar la página: Mundooculto.es  para ver más contenidos después.

Deja una respuesta