Los fantasmas de Slaughterhouse Canyon

Los fantasmas de Slaughterhouse Canyon

La leyenda de la bruja de Yazoo
Scholomance, la escuela
Leyenda urbana: Las hermanas Smith

fantasmas-de-slaughterhouse-canyon-narra

La historia de Slaughterhouse Canyon también llamado el menos aterrador Cañón de Luana, tiene lugar durante la fiebre del oro en Arizona. Los fantasmas de Slaughterhouse Canyon

Inicio con final aterrador.

Durante la década de 1800, había una familia que vivía en el cañón. Eran muy pobres, por lo que el padre se aventuraba a salir al cañón en busca de comida para su familia. Los tiempos eran difíciles y el padre salía regularmente durante semanas en busca de comida, y posiblemente incluso de oro. Se buscaba cualquier cosa para mantener a la familia alimentada y vestida. Probablemente puedas adivinar la primera parte de esta trágica historia: una vez se fue y nunca regresó. Mientras tanto, su esposa e hijos se quedaron solos en el cañón y lentamente comenzaron a morir de hambre.

Su familia murió de hambre lentamente y descendió a la locura. Al igual que con cualquier cañón, si gritas lo suficientemente fuerte, el eco eventualmente regresará a ti, y cuando la familia comenzó a marchitarse, sus gritos de hambre circularían por todo el cañón. La madre, incapaz de soportar más el llanto de sus hijos, se puso el vestido de novia. Asesinó a sus hijos y luego los arrojó a un río cercano. Al día siguiente, ella misma sucumbió al hambre y se quitó la vida.

Sigue a día de hoy.

Los visitantes de Slaughterhouse Canyon han informado que sienten la angustia que aún impregna el aire. Y en las tardes y noches cuando el aire está quieto y denso, se informa que se pueden escuchar los gritos de los niños y de la madre mientras tomaba la trágica decisión de poner fin a su sufrimiento.

La leyenda dice que si bajas a Slaughterhouse Canyon por la noche, incluso ahora, escucharás los fuertes y angustiados gritos de la madre que perdió la cabeza.

¿Te gustó este artículo?

Descarga nuestra app para Android y no te perderás ninguno.

COMMENTS