Misterio en la arena: El Candelabro de Paracas

 

Cualquiera que piense detenidamente en el país del Perú se dará cuenta de que es un lugar lleno de misterio. Un misterio que ha resultado imposible de ignorar es la Península de Paracas. Se trata de una gran lámpara de araña de origen actualmente desconocido.

 

Una obra antigua realmente perfecta

Una de las cosas más sorprendentes es que los candelabros están dibujados sobre pequeños montones de arena. Ubicado justo en el Golfo de Pisco, es grande y visible desde lejos.

Candelabro de Paracas y su ubicación.

Detalles del candelabro de Paracas

El geoglifo en sí tiene 170 m de largo, el ancho de la imagen es de 60 m y la profundidad promedio es de 1,2 m, mientras que es importante señalar que este marcador no puede ser ignorado porque está impreso en un área estratégica.

Quizás los creadores de esta obra quisieron que se viera desde la distancia. Si tienes suerte y el tiempo está despejado podrás verlo a 20 km de la costa. Mejor precio por mar o aire.

¿Cuándo fue plasmada la enigmática figura?

Se han realizado muchas investigaciones arqueológicas para determinar el origen de esta pieza, pero las dudas crecen con el tiempo. Se ha especulado que la escultura se hizo hace 2.500 años, pero esta especulación aún no se ha demostrado.

¿Cómo es posible que no se haya borrado?

El secreto de nuestra historia reside en un enorme “candelabro” que nunca desaparece ni siquiera en la superficie de la arena que fluye.
El dilema que ha resultado completamente inexplicable es que la forma de una vela sigue siendo la misma incluso cuando se captura sobre una superficie cambiante. Los fuertes vientos y los climas variados no afectaron ni dañaron la apariencia.
Los vientos excesivos en la Bahía de Pisco arrojan arena al canal. Los estudios han demostrado que este factor también ayuda a mantenerse en buena forma. En las trincheras apareció una capa de sal marina.

¿Quién diseñó el candelabro de Paracas?

Aunque se trata de un famoso geoglifo, se desconoce su historia exacta y quién la creó. Con el tiempo, se ha intentado responder a la pregunta desconocida, pero hasta el momento no hay evidencia que respalde ninguna teoría.

Diversas hipótesis sobre un enigma nunca resuelto

A lo largo de los años se ha especulado mucho sobre los verdaderos orígenes de la lámpara de Paracas. Sin embargo, una de las creencias más plausibles sugiere que los responsables fueron astrónomos de la cultura Nazca.

Esta posible hipótesis se basa en que los geoglifos están relacionados con la “Cruz de Sturman” tallada por esta antigua civilización. Fue firmado para mostrar a los marineros la ubicación del hemisferio sur y actuar como guía durante los viajes.

Algunos arqueólogos creen que el Sham es una imagen simbólica en honor a la diosa Viracocha, mientras que otros creen que es similar a la familia de plantas del cactus Belladona o Sanpedro.

Similitudes con las líneas de Nazca

Una de las figuras de las líneas de Nazca. Estas figuras gigantescas y místicas, al igual que las lámparas de Paracas, pueden verse a tamaño natural desde el aire.

Las creaciones de esta civilización fueron muy singulares, y mirando las lámparas podemos ver muchas similitudes con otras civilizaciones de origen comprobado.

Como otras figuras gigantes, está dibujada sobre la superficie de arena blanca mientras desciende de una montaña plana.

Una de las cosas más sorprendentes es que, aunque es una imagen grande, está perfectamente recortada. No hay desviación de la línea y la imagen muestra una hermosa vista incluso a kilómetros de distancia.

Antiguos piratas

Otra teoría sugiere que eran piratas que creaban mapas para guiarse cuando descubrían tesoros. O simplemente, las imágenes sirven como guías de viaje. Sin embargo, quedan dudas sobre si realmente querían esconder el tesoro y por qué crearon una estatua tan grande.

 

La existencia de seres en otros mundos

Se ha especulado mucho sobre la existencia de extraterrestres, pero muchos los han descartado. Sin embargo, esta línea, que no se ha extinguido desde hace siglos, puede haber sido creada por un mundo desconocido.

El hecho de que esta impresionante obra sólo pueda apreciarse plenamente desde la distancia y desde el aire ha llevado a muchos teóricos a creer que se trata de un faro gigante o “puerto” para barcos de otros mundos.

Además, esta gran imagen topográfica está asociada con la constelación de la Cruz del Sur. Determina relaciones con varias estrellas que le dan a Centauri su forma de vela única.

El panorama general fue informado por primera vez en 1926 por el escritor y divulgador científico francés Victor Forbin. Forbin dijo que era un tridente fabricado por los atlantes.

 

Conexión con el campo magnético de la Tierra

Otro detalle extraño de esta imagen topográfica es que se encuentra exactamente en el punto donde se estabiliza el ecuador magnético de la Tierra. Esto nos genera curiosidad. Si este aspecto recién se estudió en el siglo XIX, ¿cómo supieron los creadores que la Tierra tenía un campo magnético hace miles de años?

Mientras tanto, el investigador Robert Charroux, pionero en la teoría de los antiguos astronautas, sugirió que la imagen “podría convertirse en un sismógrafo grande y preciso capaz de registrar ondas tectónicas y temblores sísmicos no sólo en el Perú, sino en todo el mundo”. . .”el planeta…”

La vela de Paracas sigue siendo un misterio. Su origen, creación y propósito son parte de un misterio que ha generado mucho debate. Este es un claro ejemplo de lo poco que sabemos sobre nuestro pasado lejano y las innumerables incógnitas que nos rodean.

Redacción por MundoOculto.es