Ir al espacio sin cohete: así son desde dentro los lanzamientos de la honda centrífuga de SpinLaunch

Ir al espacio sin cohete: así son desde dentro los lanzamientos de la honda centrífuga de SpinLaunch

Por primera vez, los físicos han usado antimateria en uno de los experimentos de física más famosos
Los científicos han descubierto seis galaxias oscuras
Proyecto RASSOR mineria espacial de la Nasa

Imagen para el artículo titulado Ir al espacio sin cohete: así son desde dentro los lanzamientos de la honda centrífuga de SpinLaunch
Imagen: SpinLaunch

La startup californiana SpinLaunch realizó recientemente la octava demostración de su acelerador de masa suborbital, pero a diferencia de las pruebas anteriores, el vehículo de vuelo estaba equipado con una cámara a bordo, lo que brindó una vista sin precedentes del lanzamiento de gran altitud.

Esta última prueba tuvo lugar el viernes 22 de abril en el acelerador de masa suborbital de 33 metros de ancho de SpinLaunch en el desierto de Nuevo México. Estas pruebas se están convirtiendo en rutinarias para SpinLaunch, aunque la primera demostración del sistema de lanzamiento cinético tuvo lugar en octubre del año pasado pasado. Pero esta vez la compañía hizo algo nuevo colocando una cámara, o “carga útil óptica”, en el proyectil de 3 metros de largo.

Loading video

Las imágenes de la cámara de a bordo muestran el proyectil siendo lanzado hacia arriba desde el sistema de lanzamiento cinético a velocidades superiores a los 1600 kilómetros por hora. El vuelo duró 82 segundos, tiempo suficiciente para que el vehículo de prueba alcanzara una altitud de más de 7.620 metros, según David Wrenn, vicepresidente de tecnología de SpinLaunch.

En el vídeo puedes ver que la instalación de lanzamiento se aleja rápidamente de la vista a medida que el proyectil asciende. Los giros, suficientes como para hacerte sentir mareado, son parte del diseño. Las aletas del vehículo de prueba “están ligeramente inclinadas para inducir un giro y proporcionar estabilidad adicional durante el vuelo”, explicó Wrenn, añadiendo que es muy parecido al funcionamiento de una bala cuando se dispara con un rifle.

Lo increíble es que el Acelerador de Masa Suborbital A-33 sigue funcionando a una fracción de su capacidad máxima. La instalación es una versión a escala de un tercio de lo que SpinLaunch pretende construir: un acelerador orbital capaz de disparar objetos al borde del espacio. Se espera que la versión a gran escala propulse objetos a la atmósfera superior a velocidades que alcancen los 8.000 km/h, momento en el que se activará una etapa de propulsión para terminar el trabajo, enviando pequeñas cargas útiles a la órbita baja terrestre. La startup de California calcula que puede usar este enfoque innovador para lanzar objetos de hasta 200 kg, como pequeños satélites, experimentos científicos y materiales de construcción, entre otras cosas.

 

Imagen para el artículo titulado Ir al espacio sin cohete: así son desde dentro los lanzamientos de la honda centrífuga de SpinLaunch
Imagen: SpinLaunch

SpinLaunch estaba “encantada” de ver las imágenes del vuelo por primera vez, ya que era “un ángulo de cámara que el equipo había estado imaginando durante algún tiempo, por lo que es muy reconfortante ver que se materializa”, dijo Wrenn. Esta, la octava prueba del sistema de lanzamiento cinético, también fue única en el sentido de que probó un nuevo sistema de recuperación: el sistema de despliegue de paracaídas está destinado a reducir el daño del proyectil al aterrizar, lo que debería aumentar la tasa de recuperación y reutilización de los vehículos de prueba.

A principios de abril, SpinLaunch firmó un acuerdo con la NASA para desarrollar, integrar, hacer volar y recuperar una carga útil de la agencia espacial con el lanzador suborbital de la compañía. Se espera una prueba a finales de este año, después de lo cual la NASA evaluará los posibles próximos pasos. La última prueba sugiere que el sistema es capaz de lanzar cámaras sin destruirlas, una buena señal, considerando que las intensas fuerzas g dentro de la centrífuga posiblemente podrían dañar los delicados componentes que se encuentran en los satélites.

Mirando hacia el futuro, SpinLaunch planea realizar una o dos pruebas de vuelo por mes, “volando más rápido, más alto o probando diferentes cargas útiles cada vez”, dijo Wrenn. La compañía también planea usar cámaras más avanzadas durante estas pruebas y capturar datos que podrían validar aún más el concepto.

¿Te gustó este artículo?

Descarga nuestra app para Android y no te perderás ninguno.

COMMENTS