El misterio del enorme complejo subterráneo construido hace “un millón de años”

El misterio del enorme complejo subterráneo construido hace “un millón de años”

Enigmatico objeto se sobre a la Tierra y los investigadores no conocen si es natural o artificial
Expertos manifiestan que falta un agujero negro supermasivo en el Cosmos
Maestro de Harvard: señal del cosmos hondo provendría de una civilización extraterrestre.

A medida que avanza el tiempo, resulta más difícil entender cómo fue que llegamos hasta aquí y quienes fueron nuestros antepasados. Parece que una gran parte de la historia desapareció. Sin embargo, la mayoría de los historiadores y arqueólogos han llegado a la conclusión de que la civilización que conocemos hoy día surgió hace 10.000 años. ¿Es correcta esa premisa? Lógicamente, no nos satisface a todos.

¿Nuestros antepasados fueron personas muy avanzadas?

Todos los hallazgos y descubrimientos que se han generado a lo largo del tiempo apuntan a que las civilizaciones antiguas eran bastante avanzadas. No solamente por el descubrimiento de objetos sino también por las grandes edificaciones que permanecen en buen estado todavía en la actualidad.

Estudios a sorprendentes estructuras

Uno de los geólogos más conocidos por sus investigaciones, llamado Alexander Koltypinha hecho indagaciones a lo largo de todo el mediterráneo. Los análisis se han centrado en estructuras como Hirbet Madras, ubicada en la reserva de Adullam, con la finalidad de encontrar similitudes entre ellas.

Estos estudios parecen ser una prueba de que, en algún momento de la historia, diversos restos subterráneos estuvieron conectados y fueron un complejo. Se estima que fueron elaboradas hace cientos de miles de años por civilizaciones altamente avanzadas.

Hirbet Madras, ubicado en la reserva natural Adullam en Israel. Es parte de lo que el geólogo Dr. Alexander Koltypin cree que son estructuras de un complejo prehistórico subterráneo que se extendería a lo largo del Mediterráneo. Cortesía: Alexander Koltypin

Una posible remodelación

Los análisis más recientes han develado que tal vez estos restos de construcciones fueron edificados sobre estructuras prehistóricas que ya existían. Al examinar más detenidamente estas formaciones, a los geólogos no les quedó ninguna duda de que estas eran mucho más antiguas que las ruinas filisteas, cananeas, romanas y hebreas.

El Dr. Koltypin siempre ha estado interesado en estas enigmáticas estructuras, de las cuales se desconoce por completo su origen y quienes fueron los obreros. En una de sus excursiones tuvo que escalar un monte de al menos 400 metros de altura.

Al llegar a la cima de la colina pudo recordar una vivencia muy parecida a la que estaba experimentando en ese momento. Vino a su mente una oportunidad en la que apreció desde la cúspide de una montaña una ciudad milenaria abandonada ubicada en Turquía.

Una vez más, quedó completamente convencido de que esas formaciones no eran producto de la naturaleza. Las hendiduras rectangulares parecían perfectamente fabricadas, además, los túneles subterráneos y escombros megalitos son una prueba de que fueron elaborados por algún constructor.

Misteriosos y antiquísimos surcos en el paisaje del Valle de Frigia, Turquía. Cortesía: Alexander Koltypin

Pero ¿Qué tipo de trabajo eran estos? Koltypin dedujo que tal vez se trataban de complejos megalíticos que eran formados por una erosión producida a cientos de metros de profundidad.

Formaciones del complejo en la superficie

Además, pudo darse cuenta de que las construcciones no solo eran subterráneas, en el caso de ciertas obras, podían ser apreciadas desde la superficie. Esto significa que en algún momento de la historia posiblemente algunas estuvieron por encima del suelo. Pero, ¿entonces cómo fue que terminaron completamente escondidas?

Parece que los cambios geológicos han afectado a la mayoría de las construcciones antiguas en gran manera. Una prueba de ello son los pueblos rocosos antiguos de la Capadocia Turca, las ruinas que se incluyen en los complejos de los que habla Koltypin.

Antiguas ruinas de Cavusin ubicadas en la región turca de Capadocia. Cortesía: Alexander Koltypin

Las teorías del experto ¿Qué tan coherentes son?

Realmente todas las hipótesis que propone el científico parecen tener una base sólida. En sus investigaciones ha podido deducir que el centro y el norte de Israel y Turquía han sido afectados por un corte erosivo de al menos 300 metros.

En sus teorías de que algunas de las ruinas que se han encontrado formaron parte de alguna construcción antigua. Pero, como resultado de los fuertes movimientos terrestres, terminaron cubiertos por las aguas del mar. Como lo es el caso de estructuras estudiadas en Israel y Turquía, en las que encontraron sedimentos duros y arcilla calcárea almacenada.

SÍGUENOS EN TELEGRAM

Detalles sorprendentes sobre las enigmáticas edificaciones

Un elemento que ha dificultado en gran manera las investigaciones es que parece que estos complejos fueron fabricados con tecnología avanzada. Aparentemente eran elaboradas en un lugar y se desconoce por completo cuál fue el medio empleado para transportarlos hasta su ubicación actual.

Tal vez quienes se encargaron de estos trabajos eran civilizaciones muy avanzadas y los métodos que emplearon no se documentaron. Pero es muy posible que los complejos subterráneos sean una prueba de que nuestros antepasados eran personas sabias e intelectuales.

¿Te gustó este artículo?

Descarga nuestra app para Android y no te perderás ninguno.

COMMENTS