Oahspe, el misterio de la “Biblia Cósmica”

Oahspe, el misterio de la “Biblia Cósmica”

La roca egipcia que tiene elementos alienigenas y su origen es desconocido
El enigmatico monolito japonés de procedencia desconocida
Antiguas “pirámides chinas” fueron construidas alineadas con la Estrella del Norte
<div id="article_title_div"

Cuando en 1882 se diera a conocer Oahspe muchos lectores suspiraron ante sus revelaciones enigmáticas, que su autor declarara producto de sus contactos angélicos. Aunque su contenido causó asombro entre sus contemporáneos, el impacto de Oahspe a diferencias de otras biblias de su época fue moderado, y pronto descendió al rincón del olvido.

Décadas después un interés inusitado resucitó su lectura, especialmente debido a sus reclamaciones acerca de un continente desaparecido bautizado como Pan, actualmente conocido como Lemuria. Invito al lector a sumergirnos en viaje épico, hacia el reino de la mente espiritual. ¡Y hubo guerra en el cielo!

John Ballou Newbrough – Profeta de la nueva era

“En 1880, el dentista de Nueva York, John Ballou Newbrough, compró su primera máquina de escribir. Un año más tarde, con la ayuda de una entidad de otro mundo, compuso un tomo de casi 1000 páginas titulado OAHSPE: Una nueva Biblia. Con la intención de hacer una crónica de 24.000 años de historia cosmológica, OAHSPE es un texto extenso e idiosincrásico. Su título es un neologismo que, según el extenso glosario del libro, significa “el todo”, y “no es una revelación destinada a establecer una nueva religión… sino una reafirmación de Verdades fundamentales”. Grant Schreve. El sueño de una Biblia sencilla, 2018.

John Ballou Newbrough nació en una cabaña de troncos, en las cercanías de Mohincanville, Ohio, un cinco de junio de 1828. Su padre fue un William Newbrough, un maestro de escuela local, originario de Maryland, casado con Elizabeth, nativa de MorgantownWest Virginia, descrita como una devota espiritista. El matrimonio solía trabajar en su granja propia, y estaban al cuidado de seis vástagos más, conformando una familia bastante numerosa.

Desde muy joven John Ballou Newbrough mostró interés en el campo de la salud, optando más tarde por su ingreso al Colegio Médico de Cincinnati, donde se especializaría en Medicina Odontología. Tras graduarse en 1849 Newbrough comenzó a trabajar en un manicomio asistido por su tío. Posteriormente decidió abandonar las prácticas médicas que no lo satisfacían, dedicándose desde entonces a la odontología como profesión final. Newbrough parecía dotado de una mente brillante especialmente en el campo de la matemática, que en 1853 con tan solo 23 años lo llevarían a inventar una de las primeras calculadoras, y aunque fue patentada nunca logró producirse en serie.

Posteriormente su genio brillaría tras la creación de un compuesto barato para endurecer los dientes. Esta audacia provocó un primer conflicto con la justicia, ya que la poderosa Goodyear Rubber Companny lo demandó por infracción de patente, aunque luego John Ballou Newbrough recibiera veredicto a su favor.

Los Tres Mundos. Pintura sin fecha realizada por John Ballou Newbrough representando la compleja teología de Oahspe. Cortesía: cabinetmagazine.org

Mientras estos eventos tenían lugar, la fiebre del oro se había desatado en los Estados Unidos. Tras conocerse la noticia John decidió incursionar en la minería, probando suerte primero en California, aunque luego se trasladaría hacia Australia, donde la diosa fortuna pareció favorecerlo. Tras alcanza riqueza John Ballou Newbrough regresó a los Estados Unidos, reanudando sus prácticas odontológicas, y posterior matrimonio con Rachael Turnbull, hermana de su amigo John Turnbull. Durante un tiempo John Ballou Newbrough pareció estar contento con su vida familiar, y dedicado a su profesión. Incluso en 1855 llegó a publicar su primera novela como escritor, La Dama del Oeste (conocida también como Los Buscadores de Oro), basada en sus experiencias durante la búsqueda de oro. El libro no interesó al público y pasó desapercibido.

John Ballou Newbrough quién revelara Oahspe al mundo, proclamado como el legado de revelaciones angélicas. Cortesía: newmexicohistoricalmarkers / blogspot

Sin embargo, tras esta fachada de normalidad Newbrough ansiaba satisfacer otras inquietudes. Para entender este deseo hay que remontarse a su niñez. Al parecer en esa etapa Newbrough había empezado a canalizar mensajes de entidades espirituales, en un don compartido con su propia madre, de quién probablemente heredara estas habilidades. Y es que según se dice Elizabeth Newbrough solía contemplar fantasmas y espíritus. Tal demostración psíquica hacía estallar a su padre, quién con frecuencia solía impartir crueles tormentos físicos al pobre Newbrough, situación que me recuerda a la padecida por otro dotado norteamericano, Edgar Cayce. A pesar de estos inconvenientes tempranos John Ballou Newbrough continuó desarrollando sus dones, que incluían el poder pintar en la oscuridad total con ambas manos a la vez, leer páginas impresas de cualquier libro, no importando el sitio, así como la memoria y proyección astral. Se dice también, John Ballou Newbrough era capaz de elevar toneladas de pesos, como si la materia no tuviera poder sobre él. No es de extrañar que luego se asociara a la Asociación Espiritualista de New York, siendo un miembro regular.

Oashpe y su historia alternativa del pasado terrestre, y actualmente texto de culto

Oashpe y su historia alternativa del pasado terrestre, y actualmente texto de culto. Cortesía: newmexicohistoricalmarkers / blogspot

En su brillante artículo Sufrir Niños Pequeños. John Ballou Newbrough, Oahspe y los Creyentes de Shalam, el escritor David White, aporta más datos en cuanto a los intereses que ayudaron a definir a John Ballou Newbrough durante su formación espiritual.

John Ballou Newbrough brinda a China un papel destacado dentro Oahspe. Aquí uno de los dibujos realizados por él sobre un antiguo instructor oriental que llama Po. Cortesía: oahspestandardedition.com

Narra White:

“Durante su estadía en California, Newbrough se hizo amigo de varios trabajadores chinos y quedó fascinado con su religión. Eso eventualmente se convirtió en un interés general en las religiones del mundo. A lo largo de los años, leyó los libros sagrados de las principales religiones del mundo, incluidos el budismo, el hinduismo y el islam. También tenía gusto por lo esotérico y lo prohibido, estudiando el zoroastrismo, el misticismo egipcio y el gnosticismo cristiano”.

Una pista no menor y también referida por David White, es que John Ballou Newbrough aparece conectado con la Masonería, ungido con el grado treinta y tres, uno de los más elevados de la orden.

Pronto estas actividades entraron en conflicto con su esposa, que luego de veinte años y dos hijos finalizara en divorcio, dando paso a un posterior matrimonio más afín a sus ideas. Ya libre para seguir adelante con este proyecto, John Ballou Newbrough se involucró sin culpa en el naciente movimiento espiritista nacido al calor de las Hermanas Fox, poniendo atención a los médiums más destacados, con quiénes incluso llegaría a convivir para estudiarlos.

Sin embargo, estas investigaciones dejaron un sabor amargo en John Ballou Newbrough, disconforme con las comunicaciones analizadas, que creía pobre de contenido. Estaba seguro debía existir un reino más elevado y puro, donde los mensajes pudieran ser más precisos, y aportar mayor calidad de información. Sus plegarias estaban a punto de ser escuchadas.

Oahspe. El Libro de las Revelaciones Angélicas

“Las voces espirituales me habían ordenado que comprara una máquina de escribir, un nuevo invento que escribe como las teclas de un piano”, escribió Newbrough en la introducción a una edición posterior del libro que produjo. “Me apliqué a este invento con éxito indiferente. Entonces, una mañana, líneas de luz se posaron en mis manos, mientras que detrás de mí un ángel se paró con las manos sobre mis hombros. Mis dedos jugaron con la máquina de escribir a la velocidad del rayo. Se me prohibió leer lo que había escrito y obedecí. Este mismo poder me visitaba cada mañana. Mis manos siguieron escribiendo, escribiendo durante cinco semanas. Las ilustraciones fueron realizadas bajo el mismo control. Luego me dijeron que publicara el libro que debería llamarse Oahspe , una  palabra panérica  que significa Tierra, Aire y Espíritu”. Harper Sullivan. Los Fieles De Nuevo México, 2021.

Durante quince años John Ballou Newbrough estuvo muy comprometido con el movimiento espiritista, practicando con regularidad la escritura automática. A medía que transcurría el tiempo, Newbrough empezó a cuestionar la comunicación con los muertos como única fuente de interacción, buscaba una conexión más fluida y personal con el mundo espiritual.

Así lo deja entrever en el prólogo de Oahspe, cuando escribe:

“Estaba llorando por la luz del Cielo. No deseaba comunicación para amigos o parientes o información sobre cosas terrenales; Deseaba aprender algo sobre el mundo de los espíritus, lo que hacían los ángeles, cómo viajaban y el plan general del universo”.

Otro de los instructores que aparecen en Oahspe es Zaratustra, también referido como Zoroastro cuya historia remontaría según este libro a 9.000 años. Cortesía: oahspestandardedition.com

Por entonces Newbrough era descrito como un hombre grande y robusto. Como una forma de mejorar su físico, decidió someterse a un régimen alimentario estricto, volviéndose vegetariano. Esta nueva forma de vida lo hizo perder peso, y le posibilitó aliviar algunos padecimientos físicos como el reumatismo y la migraña. Ambas dolencias pronto desaparecieron. Newbrough estaba convencido si lograba purificarse, tal vez podría establecer contactos con un mundo superior de orden espiritual. Otra práctica que se impuso fue despertarse al amanecer, donde en un análisis introspectivo se analizaba sus propios defectos, con miras al perdón divino. También decidió volcarse a la castidad.

En la madrugada de 1870 una visión pareció confirmar su destino, experiencia que narrara a su amigo Edwin Augustus Davis, a quién contó:

“Estaba durmiendo muy bien cuando sentí una mano en mi hombro. Una voz dijo: Despierte, doctor. Todo está bien. Solo quiero hacerle una pregunta y nos vamos. Me incorporé y respondí: Sí, sí puedo. La voz dijo: ¿Te gustaría realizar una misión para Jehovih? Froté mis ojos y vi que la habitación estaba iluminada con pilares de una luz suave tan agradable a los ojos que era indescriptible. Vi una gran cantidad de hermosos espíritus o ángeles. No tenían alas. Dije: ¿Qué es la misión, para que pueda saber si decir sí o no? La respuesta llegó: Jehovíh desea que vivas espiritualmente durante diez años, y al final de ese tiempo regresaremos y te diremos qué es lo que deseamos, porque tu cuerpo y tu mente no son lo suficientemente perceptibles ahora. Debes ser puro. ¿Qué quieres decir con vivir espiritualmente? Queremos que nunca mates nada, ni comas nada que respire: carne, pescado, pájaros, reptiles, etcétera. Vive de nueces, frutas, verduras. No necesitas tanta comida, ya que estás demasiado pesado ahora; necesitas perder peso. Otra cosa es muy importante: debes ayudar a la gente, presta tus servicios a las personas que necesitan ayuda dental, sin paga, si no pueden pagar. Haz obras de caridad, con la caridad individual cambias los pensamientos de la persona. pensarán en ti como un buen hombre y te enviarán buenos pensamientos. Necesitarás toda la buena voluntad que puedas obtener. Respondí: Esto será un gran cambio de vida para mí. Te lo haré saber. Ya sabemos tu respuesta, ¡será sí!, dijo la voz, y luego las luces se atenuaron y se apagaron, y la atmósfera volvió a su oscuridad normal”.

Una década después tal cuál lo prometido, John Ballou Newbrough volvió a ser contactado por los misteriosos mensajeros, que en la madrugada de 1881 volvieron a presentarse. De nuevo una hermosa luz inundó su habitación, que dio paso a una potente voz, clamando:

“Lo has hecho bien. Has pasado nuestra prueba. Sabemos que te sientes más saludable. Ahora queremos que compres una máquina de escribir y la coloques sobre esta mesa. A partir de entonces, te despertaremos una hora antes del amanecer cada mañana, y te sentarás en esta silla frente a la máquina de escribir y pondrás tus manos sobre las teclas, comprarás mucho papel y lo tendrás siempre listo para usar. Dije: No sé cómo usar una máquina de escribir. Controlaremos tus manos y brazos, y realizaremos la tarea por ti, así que no te preocupes. No debes mirar lo que está escrito hasta que esté terminado. Hubo más discusión e instrucción, luego los pilares de luz se atenuaron y se apagaron. En la mañana del 1 de enero de 1881, después de haber seguido todas las instrucciones, la primera sesión de escritura comenzó a las 4 am para golpear las teclas. Me parecía que estaba medio dormido, pero vi todo lo que estaba haciendo. No vi espíritus, pero sabía que estaban usando mi cuerpo y pensamiento. Miré mis manos y dedos; estaban como locos. Entonces se me ocurrió que era fantástico. Los papeles parecían amontonarse rápidamente en el lado derecho de la máquina de escribir. A medida que pasaban los días, hacía más y más. Al principio estaba pensando ¿sobre qué estoy escribiendo? Mi mente parecía en blanco, pero nunca me había sentido mejor en mi vida. Siempre cerraba la puerta con llave después de mí, y estaba cerrada cuando volvía. Me di cuenta, aunque había un papel en blanco sobre la pila que había terminado, y un pisapapeles encima. Tenía forma oblonga. Cuando salí de mi habitación a la mañana siguiente, me fijé especialmente en cómo el pisapapeles yacía sobre la pila de trabajo terminado. Cuando regresé esa noche, quería ver si lo habían movido, pero no lo había hecho. Pero para mi sorpresa, mi cama había sido hecha. Todo había sido desempolvado y limpiado. Me dije a mí mismo: ¡Los espíritus ciertamente están trabajando duro por aquí! Escuché una carcajada fuerte, y la voz dijo: ¡Lo somos! No queremos que te preocupes por nada. Te estamos cuidando, y no te puede pasar nada malo. ¡Recuerda esto!”.

Jesús descrito en Oahspe como un ser andrógino, y criado por la secta esenia. Cortesía: oahspestandardedition.com

Transcurrido un año después de esta poderosa canalización, en 1882 John Ballou Newbrough publica, y vaya título: Oahspe: Una nueva Biblia en las palabras de Jehová y sus ángeles embajadores; Una Historia Sagrada de los Dominios de los Cielos Superior e Inferior sobre la Tierra durante los Últimos Veinticuatro Mil Años, Junto con una Sinopsis de la Cosmogonía del Universo; La Creación de Planetas; La Creación del Hombre; Los Mundos Invisibles; El Trabajo y la Gloria de los Dioses y Diosas en los Cielos Etéreos; Con los Nuevos Mandamientos de Jehoví al Hombre de la Actualidad, con Revelaciones de la Segunda Resurrección, Formadas en Palabras en el Trigésimo Tercer Año de la Era Kosmon.

Pan el continente la tierra desaparecida del Pacífico que John Ballou Newbrough proclamó como de existencia real en el pasado terrestre. Aquí el mapa que incluyó en Oahspe. Cortesía: angelfire.com

Es nada menos un texto de casi mil páginas, donde se repasa la historia universal bajo una nueva luz.

En un artículo El Origen de Oahspe publicado en 1883, leemos:

“Con respecto al contenido de este extraordinario libro, bastará aquí decir que contiene enseñanzas detalladas sobre el Creador y Su relación con el Hombre y el Universo; la historia de la tierra y sus cielos durante los últimos 24.000 años; los principios de cosmogonía y cosmología, abrazando una concepción completamente revolucionaria de la física; la naturaleza de los mundos angélicos y su relación con la tierra; el origen del hombre y su camino hacia adelante y hacia arriba durante vida y después de la muerte hacia la emancipación espiritual; los principios de una moral ilustrada; las claves perdidas de todas las diferentes doctrinas y símbolos religiosos del mundo; la historia de los grandes maestros que han sido enviados a la humanidad en diferentes ciclos; el carácter de la civilización que reemplazará a la que estamos viviendo actualmente; y una gran cantidad de notables enseñanzas sobre metafísica, ritos y ceremonias, magia, profecía y similares”.

Estamos ante un trabajo titánico donde su autor tomando como base la Biblia recrea una nueva versión de su historia, aunque con agregados propios producto de sus misteriosas canalizaciones. Se trata de una divulgación muy en boga por aquellos días, que como narra Grant Shreve en El Sueño de una Biblia Sencilla, nace como producto de una fuerte crisis religiosa experimentada por los norteamericanos en el siglo XVIII.

Escribe:

“En las décadas que siguieron a los trastornos sociales y políticos de la Revolución Americana, muchos estadounidenses experimentaron una crisis de autoridad. Durante este tiempo, la idea de una “Biblia simple” sin ambigüedades comenzó a ganar terreno. Según la erudita en religión Lydia Willskey, la “Biblia simple” era una teoría protestante de las escrituras, articulada por primera vez en el siglo XVII, que afirmaba que la Biblia no era un texto misterioso que necesitaba una interpretación elaborada, sino uno cuyas “verdades esenciales para la salvación podía ser entendido incluso por los incultos y simples”.

Sin embargo, Oahspe no parece seguir los mandatos expresados en cuanto a vulgarizar el tono de su discurso, que, desde el inicio, aparece como de difícil asimilación, hasta para el lector más entrenado. Aun así, su lectura sorprende, ante la exposición de datos audaces que lo convierten en un texto de anticipación, y con cercanía a postulados modernos actualmente en discusión. Examinemos dos ejemplos.

Ecos del Continente Perdido de Pan, o Wagga, alias Lemuria y Mu

“Este poderoso continente, llamado Wagga o Pan, una vez unió Australia, Asia y América del Norte. Después de que se hundiera bajo las olas del Océano Pacífico, solo su parte norte, las islas de Japón, permanecieron sobre las olas. Los sobrevivientes del diluvio se esparcieron por todo el mundo y su idioma Ah-ce-o-ga fue olvidado, aunque elementos de este idioma universal de “pánico” o “panérico” permanecen en nuestros idiomas modernos. (‘O-ah-spe’, si te importa, es una palabra de pánico que significa “tierra, cielo y espíritu”). Es la Atlántida y el Arca de Noé y la Torre de Babel, todo en uno”. David White.Sufrir los niños pequeños. John Ballou Newbrough, Oahspe y los Feligreses de Shalam, 2021.

Uno de los aportes más intrigantes por parte de John Ballou Newbrough, es la existencia de un continente perdido que alguna vez habría trazado un puente entre Oceanía, Asia y América, denominado en Oahspe como Pan. Digamos, Newbrough no descubre la pólvora sobre el tema, porque la idea ya estaba siendo cultivada por científicos, y más tarde refrendada por místicos conocidos, especialmente del campo teosófico.

Pero para ser justos, sus visiones sobre una antigua tierra revelada, y que algunos creen hundida bajo el Océano Pacífico, merecen cierta atención, aunque no sin advertencia, debido a sus connotaciones racistas en la descripción de algunos pasajes, creencia muy en boga durante la época que fuera publicado Oahspe.

Dicho esto, podemos continuar. Newbrough sitúa a Pan (también mencionado en Oahspe como Wagga), en una época anterior al Diluvio, y que describe siendo habitado por dos razas, los angélicos I’hin (los de tez blanca e hijos de la cruza angélica con especies marinas) el llamado pueblo escogido, conviviendo con los descendientes de CaínDruks, (los de tez oscura), la raza maldita. Estos últimos parecen haber corrompido a los I’hin, dando como resultado el nacimiento de una nueva progenie, la raza cobriza, que será la causa de su destrucción debido al enojo del Creador, ante la contaminación de su obra. Las desavenencias ocurridas en el continente Pan van a dar lugar a un espantoso cataclismo, y que según detalla John Ballou Newbrough, aquel desastre alteraría para siempre la faz de la tierra.

Según revela Oahspe, el idioma Panico es la primera lengua humana, y que fuera hablada en el continente Pan

Según revela Oahspe, el idioma Panico es la primera lengua humana, y que fuera hablada en el continente Pan. Cortesía: paulgreer.net

Así en El Libro de Aph leemos:

“Y el vórtice de la tierra se cerró desde el borde, y he aquí, ¡la tierra se partió! Un poderoso continente se soltó de sus ataduras, y los fuegos de la tierra brotaron en llamas y nubes, con un fuerte rugido. Y la tierra se mecía de un lado a otro como un barco en el mar”.

Según los estudiosos de Oahspe este terrible evento habría tenido lugar hace 25.000 años, donde uno de sus primeros efectos fue la ruptura de la corteza terrestre, dando como resultado la alteración del eje polar. También se señala que existió una intervención según se dice de origen extraterrestre, aunque algunos reclaman del misterioso mundo etérico, cuyas huestes en naves estelares provocaron su devastación. Una alusión muy clara enunciada en Oahspe, es la de señalar a Japón como un país que antiguamente perteneció a Pan, tal se desprende de este párrafo, insertado en El Libro de los Señores:

“La flota de dos barcos llevados al norte se llamó Yista, que en lengua whaga era Zha’Pan, que es el mismo país que hasta el día de hoy se llama Japón, que significa reliquia del continente de Pan, porque yacía al norte, donde la tierra se partía en dos”.

Foto de dos Faithists (Fielistas), seguidores de Oahspe, retratados en 1890 durante su estancia en la controvertida Colonia de Shalam que buscó la creación de una raza mejorada. Cortesía: Twitter

Con el controversial hallazgo realizado en Yonaguni, donde hace unos años se descubrieran ruinas enigmáticas, muchos han querido ver allí confirmación de lo declarado por Oahspe. Otro punto, es la existencia de un emblema muy antiguo en Japón conocido como el triángulo de los tres puntos, insignia del sagrado Templo Benten – Do, cerca de Tokio, y que según Oahspe sería expresión de la manifestación divina, llamado Sam’Gan.

En el continente Pan y según John Ballou Newbrough, aquellos humanos primigenios tenían un lenguaje propio (el primero hablado en la tierra), llamado Panic, de donde habrían derivado luego todos los idiomas conocidos. Según el Panic, las cosas se interpretaban según los sonidos emitidos. En Oahspe se incluye la tablilla Se’moin, grabado realizado por el propio John Ballou Newbrough, y que según afirmara, representa la explicación de la mismísima creación.

Oahspe y los Antiguos Astronautas. Revelando la Estrellada de Belén

En El Libro de Eskra, donde John Ballou Newbrough presenta su particular visión sobre los orígenes de Jesús de Nazareth, a quién denomina Joshu, donde se lo describe como vinculado a las sectas de los Esenios. Pero la información aportada es mucho audaz, ya que se alega Jesús presentaba una “sexualidad dudosa”, catalogado con “neutral” ¿Tal vez refiriendo al hijo divino, como un ser andrógino? Quizás. Pero el momento cumbre del relato ocurre cuando se menciona su nacimiento, donde Newbrough presenta una idea adelantada, y muy cercana al concepto de Antiguos Astronautas.

Escribe:

“El momento del nacimiento del niño ocurrió a los tres días después del ascenso de un barco celestial desde el trono de Dios. Y muchos de los esenios miraron hacia arriba y vieron la estrella y sintieron que el viento frío de los cielos más altos caía sobre el lugar y alrededor de la tienda, donde nacería el niño.

Y se decían unos a otros: Jehová se acuerda de nosotros. Cuando se completó el nacimiento, los ángeles del cielo volvieron a entrar en su nave estelar, y se apresuraron a regresar al Paraíso, el asiento celestial de Dios”.

Actualmente el culto a Oahspe vive un renacimiento mundial. Cortesía: Twitter

La Colonia de Shalam. Utopía de una raza mejorada

“Oahspe insta a sus seguidores, llamados Faithists, a reunir a los huérfanos y criarlos para que sean independientes, vegetarianos y espiritualmente puros, como preparación para el liderazgo de un Nuevo Orden Mundial”. Red Mac Connell. Utopía Huérfana. La colonia del desierto de John Ballou Newbrough, 2017.

El éxito de Oahspe hizo de John Ballou Newbrough una celebridad en los ámbitos espiritistas. Círculos de lecturas para el estudio de Oahspe surgieron por toda Norteamérica. Tal fanatismo dio origen a los Faithists, creyentes en la fe.

Esta muestra de adoración alentó a Newbrough concretar un viejo sueño personal, el de fundar una colonia alejada de la sociedad para llevar adelante la crianza de niños, que en el futuro se convertirían en líderes de un nuevo mundo regido bajo los preceptos de Oahspe. Bajo este fin se compraron tierras en Las CrucesNuevo México donde se estableció la Colonia de Shalam en 1884. Luego comenzó el reclutamiento de niños, no importando su condición, religión o color, aunque en la selección se optaba por niños pobres e indigentes. No se hacían preguntas sobre como eran ingresados.

Convertir en granjeros a ciudadanos citadinos resultó un verdadero problema para Newbrough y otros inversores ricos que apostaron por el proyecto. El estricto vegetarismo, y autoritarismo feroz, fue minando la fe de algunos seguidores quiénes huyeron despavoridos.

SÍGUENOS EN TELEGRAM

John Ballou Newbrough comenzó a volverse paranoico, y algo errático, y nunca logró despegar con su visión. Aquejado por la influenza falleció en 1891. La Colonia de Shalam sobrevivió, aunque sin su líder y profeta ya nada fue lo mismo. La luz de Oahspe fue lentamente apagada, pero su legado se mantuvo en el tiempo.

En 1970 en Australia floreció La Hermandad Universal inspirada en Oahspe. Comenzaron a predicar el Día del Juicio Final y su adhesión a los ovnis, su líder Fred Robinson resultó más tarde acusado de corrupción de menores. Siguieron otros cultos, como el de Universal Light en California bajo el mando de Mary Lou Brown, también profetiza del fin del mundo, y creyente en los ovnis. Llegó a declamar John F. Kennedy había sido raptado por un ovni luego del incidente en Dallas y seguía vivo. Otros grupos también seguidores de Oahspe resultaron en verdaderos criminales, destacado por su ensañamiento con los niños. Hasta Aquí.

Conclusión

Durante el siglo XIX muchas de estos libros revelados vieron la luz en los Estados UnidosOahspe fue sin dudas uno de los trabajos más curiosos, por las enseñanzas transmitidas. Y aunque Oahspe es un reflejo de la profunda crisis de su tiempo, donde muchos fieles desencantados clamaron por respuestas a sus dudas, es también un llamado de atención sobre un vacío de información en cuanto al pasado de la tierra aún en construcción. Continuará.

¿Te gustó este artículo?

Descarga nuestra app para Android y no te perderás ninguno.

COMMENTS