Encuentros celestiales encontrados en el desierto sudamericano

Encuentros celestiales encontrados en el desierto sudamericano

“EL SER DE ATACAMA NO ES UN FRAUDE”. ENTREVISTA A RAMON NAVIA OSORIO-VILLAR
Descubren un extraño asteroide kilométrico oculto durante décadas entre la Tierra y el Sol
El misterioso secreto de “Las Almas Gemelas”
<div id="article_title_div"

Atacama.jpg

 

Los fenómenos naturales raros y los misterios geológicos son comunes en el desierto no polar más seco del mundo, el Atacama del norte de Chile. Campos de géiseres explotan agua hirviendo. Las salinas se extienden por millas, salpicadas de flamencos en las lagunas. Y, de vez en cuando, las impresionantes flores del desierto florecen después de una lluvia excepcional; algunos lugares en Atacama ven solo unos pocos milímetros de precipitación por década.

Enclavada entre el Océano Pacífico y la Cordillera de los Andes, esta tierra de aire seco también reclama cielos nocturnos cristalinos, que brillan con las constelaciones del sur durante todo el año. El punto de entrada para los turistas (y muchos investigadores) es el artístico pueblo bohemio de San Pedro de Atacama, situado en un altiplano andino a 30 millas al oeste de Bolivia.

Resulta que los visitantes también pueden ver maravillas celestiales en la arena polvorienta a sus pies. Las rocas negras únicas y vítreas que se encuentran dispersas por el norte de Atacama habían desconcertado a los geólogos durante mucho tiempo, hasta noviembre de 2021, cuando un estudio en Geología identificó «granos meteoríticos idénticos» (en resumen, minerales de cometas) en estos especímenes de rocas. Combinado con otras variables, los autores del estudio concluyeron que un cometa cercano a la Tierra probablemente explotó a baja altura, arrojando minerales ardientes que derritieron arena en Atacama.

Quizás lo más sorprendente es que el evento extraterrestre parece haber ocurrido hace 12.000 años, bastante recientemente en términos de astronomía y geología. Los grupos de cazadores-recolectores probablemente ocuparon la región y podrían haber sido testigos de la espeluznante lluvia espacial.

¿Te gustó este artículo?

Descarga nuestra app para Android y no te perderás ninguno.

COMMENTS