Culmina una misión orbital de tres años y medio propulsada por luz

Culmina una misión orbital de tres años y medio propulsada por luz

Japón trabaja para lograr que haya colonias espaciales autosuficientes en túneles en la Luna para 2030
Un nuevo tipo de explosión estelar revela la creación de un agujero negro
Nadie puede encontrarlo»: ninguna de las materias oscuras del universo consiste en agujeros negros o cualquier objeto similar
<div id="article_title_div"

fotonoticia_20221121131802_1200.jpg

   LightSail 2, la nave espacial de vela solar financiada por The Planetary Society, ha completado con éxito su misión de demostrar el vuelo por luz para pequeñas naves espaciales.

   Las predicciones orbitales mostraron que LightSail 2 volvió a ingresar en la atmósfera en algún momento del 17 de noviembre tras una misión de casi tres años y medio, durante los cuales LightSail 2 demostró que podía cambiar su órbita utilizando el suave empuje de la luz solar, una técnica conocida como navegación solar.

   LightSail 2 demostró que las naves espaciales pequeñas pueden transportar, desplegar y utilizar velas solares relativamente grandes para la propulsión, informa The Planetary Society.

   LightSail 2 viajó al espacio en junio de 2019 a bordo de un cohete SpaceX Falcon Heavy. Comenzó a operar a una altitud de aproximadamente 720 kilómetros donde la atmósfera de la Tierra aún es lo suficientemente espesa como para crear resistencia y ralentizar una nave espacial. Como referencia, la Estación Espacial Internacional orbita a una altitud de aproximadamente 400 kilómetros.

   A medida que la resistencia atmosférica empujaba lentamente a LightSail 2 hacia la Tierra, la nave espacial utilizó con éxito la navegación solar para reducir su tasa de descomposición y, en ocasiones, superar la resistencia por completo. Después de 18.000 órbitas y 8 millones de kilómetros recorridos, finalmente triunfó la resistencia, cerrando la misión.

   LightSail 2 se lanzó como una nave espacial del tamaño de una caja de zapatos con sus velas juntas como origami. Usando cuatro brazos similares a cintas métricas, la nave espacial desplegó una vela de Mylar de cuatro secciones con un área de 32 metros cuadrados, aproximadamente del tamaño de un ring de boxeo.

   La luz no tiene masa, pero tiene un impulso que se puede transferir a una vela solar reflectante. El impulso resultante es pequeño pero continuo, lo que permite que una nave espacial como LightSail 2 cambie su órbita.

   Los resultados se seguirán compartiendo con otras próximas misiones de velas solares, como NEA Scout y ACS3. En un complemento apropiado para la misión LightSail 2, NEA Scout se lanzó el 16 de noviembre a bordo de la misión Artemis I de la NASA a la Luna. La Sociedad Planetaria comparte datos con el equipo NEA Scout a través de un Acuerdo de Ley Espacial.

   NEA Scout utilizará una vela solar de 86 metros cuadrados para salir de la órbita lunar y realizar un sobrevuelo lento del asteroide 2020 GE, que mide solo 18 metros de ancho. Las imágenes capturadas por NEA Scout serán las primeras imágenes de cerca de un mundo tan pequeño.

Por europapress

¿Te gustó este artículo?

Descarga nuestra app para Android y no te perderás ninguno.

COMMENTS