Posible acelerador de partículas antiguo descubierto en el planeta rojo

Posible acelerador de partículas antiguo descubierto en el planeta rojo
 

 Durante bastante tiempo, los científicos han estado buscando agua, o posiblemente indicios de vida, en Marte.  Sin embargo, la declaración de hoy de los científicos del CERN y la NASA ha revelado un nuevo hallazgo crucial en la investigación de Marte.
 Nuevas fotografías de la superficie de Marte adquiridas por la misión Mars Reconnaissance Orbiter de la NASA han mostrado la presencia del acelerador de partículas más grande del mundo, según un equipo interdisciplinario de especialistas de las disciplinas de geología, arqueología y física de partículas.
 

 El equipo descubrió que Olympus Mons, que durante mucho tiempo se supuso que era la mayor característica volcánica del sistema solar, es en realidad los restos de un antiguo acelerador de partículas que funcionó hace millones de años.
 La atención de los científicos se centró en un deslizamiento de tierra que se extendió por varios kilómetros y fue detectado por la cámara de alta resolución de la sonda.  Según los informes, un incidente reciente mostró una serie de estructuras que despertaron el interés de los científicos, ya que sus geometrías eran muy similares a las de las cavidades de aceleración superconductoras como las empleadas en el Gran Colisionador de Hadrones (LHC).
 Este acelerador de partículas habría sido 75 veces más grande y millones de veces más potente que el LHC, con un radio de más de 2000 kilómetros.  Sin embargo, se desconoce el tipo de partículas que pueden haber sido aceleradas en tal máquina.
 

 Este importante hallazgo puede potencialmente arrojar luz sobre uno de los misterios más antiguos de la arqueología: las pirámides egipcias.  En las inmediaciones de Olympus Mons, también emergen en las fotos estructuras muy degradadas que se asemejan a pirámides.  Además, los jeroglíficos del antiguo Egipto parecen respaldar estos hallazgos, lo que llevó a los expertos a pensar que las pirámides funcionaban como enormes antenas.
 Como resultado, las pirámides de la Tierra pueden haber permitido que el acelerador se operara de forma remota.  “La sala de control del acelerador estaba presumiblemente debajo de las pirámides”, afirmó el Jefe de Diseño Técnico del CERN, Friedrich Spader.
 Se considera que este acelerador de partículas, una verdadera “puerta estelar”, actuó como una puerta de colonización hacia el sistema solar para una civilización altamente evolucionada tecnológicamente.  “El papiro que se acaba de decodificar sugiere que el tremendo campo magnético y el movimiento de partículas en el acelerador eran tales que crearían una puerta más allá del espacio-tiempo”, dijo Fadela Emmerich, líder del equipo.
 “Es un fenómeno completamente nuevo para el CERN, ¡y estamos ansiosos por investigarlo!”.  Esta tecnología tiene el potencial de transformar los viajes espaciales y allanar el camino para la exploración interplanetaria.
 

 Alguna vez se pensó que Olympus Mons era el volcán más grande del sistema solar, y se cree que sus flujos de lava más recientes tienen alrededor de 2 millones de años.  Según los datos más recientes tomados por la misión Mars Odyssey de la NASA, los científicos creen que esta fecha es bastante precisa.  “Esto indicaría que el acelerador de partículas se utilizó por última vez hace aproximadamente 2 millones de años”, especuló Eilert O’Neil, el geólogo a cargo de este componente del estudio.
 La alta radiación de sincrotrón del acelerador de partículas generó mucho calor, lo que explica la estructura volcánica y la existencia de flujos de lava.  “También hemos pensado durante mucho tiempo que debe haber mucha agua en la superficie de Marte”.  “Solo podemos inferir que esta agua se utilizó para enfriar el equipo en ese momento”, explicó Friedrich Spader.
 “Creo que estamos lidiando con una tecnología olvidada hace mucho tiempo y una sociedad antigua muy avanzada”, comentó Eilert O’Neil.  “Quizás incluso nuestros antepasados ​​​​lejanos”.
 

Deja una respuesta