¿Se extinguieron los mamuts mucho más recientemente de lo creído?

¿Se extinguieron los mamuts mucho más recientemente de lo creído?

¿Qué son los misteriosos ‘cielomotos’ o terremotos en el aire?
OVNI de gran altitud con propulsores filmado mientras transitaba cerca de la Luna
El día que varios ovnis suspendieron un partido de fútbol

<div id="article_title_div"

Averiguar cuándo exactamente se extinguieron los mamuts ha sido una meta perseguida por muchos paleontólogos a lo largo de los años. La principal causa de ese interés es que el declive de esas carismáticas bestias coincidió con la llegada de humanos a América del Norte y del Sur. Así que es natural preguntarse si el ser humano contribuyó a la extinción de estos colosos de la era glacial.

Un nuevo estudio refuta la última cronología sobre la extinción de los mamuts, publicada en 2021 en la revista académica Nature. Aquella cronología sugería que los mamuts llegaron a su fin mucho más recientemente de lo que creíamos. En aquel estudio, un equipo internacional de investigadores examinó ADN ambiental en restos de mamuts y de más de 1.500 plantas árticas y llegó a la conclusión de que un clima más húmedo cambió rápidamente lo que era una estepa de la tundra, transformando el terreno en humedales boscosos que no podían mantener a muchos de estos grandes animales que se alimentaban de pastos, y que eso llevó a los mamuts a la extinción hace tan solo 3.900 años.

En el nuevo estudio, realizado por Joshua Miller de la Universidad de Cincinnati y Carl Simpson de la Universidad de Colorado en Boulder, ambas instituciones en Estados Unidos, se ha determinado que el ADN ambiental utilizado para establecer esa cronología presentada en 2021 es más intrincado de lo que se reconoció anteriormente y no puede acreditar debidamente que hubiera mamuts vivos allí hasta hace solo 3.900 años.

«La cuestión es que no se sabe cuántos años tiene ese ADN», resume Miller. «Los depósitos sedimentarios son complejos. Materiales de diferentes edades quedan enterrados juntos de forma rutinaria».

Los investigadores disponen de muchas herramientas para datar los depósitos sedimentarios y los materiales que contienen. Pero no todo se puede datar, tal como advierte Miller.

«Podemos datar por radiocarbono todo tipo de cosas: huesos, dientes, carbón vegetal, hojas. Pero actualmente no podemos datar de forma independiente el ADN encontrado en los sedimentos», cuestiona Miller.

Cameron Schwalbach, a la izquierda, responsable de colecciones paleontológicas en el Centro del Museo de Cincinnati, y el profesor Joshua Miller, de la Universidad de Cincinnati, examinan un cráneo de mamut. (Foto: Andrew Higley / UC)

Gracias a descubrimientos recientes, como el de la cría de mamut encontrada este año en Canadá, sabemos que muchos animales de la Edad de Hielo que murieron hace decenas de miles de años pueden momificarse en el entorno seco y frío del Ártico. Miller sostiene que los investigadores no pueden decir si el ADN ambiental conservado en el sedimento se desprendió de un animal vivo o de un animal que ya llevaba mucho tiempo muerto.

«El ADN se desprende de los organismos todo el tiempo», argumenta Miller. «De hecho, el ADN sigue desprendiéndose mucho después de la muerte del animal. En los lugares en los que la descomposición es lenta, esto significa que el ADN de individuos muertos e incluso de especies extintas hace tiempo, puede seguir llegando a los sedimentos circundantes. En el Ártico y otros lugares de clima frío, pueden pasar miles de años para que algo se descomponga».

Los autores del nuevo estudio argumentan que la lenta descomposición de los animales en las regiones árticas podría explicar cómo el ADN de un mamut parece ser de un individuo que vivió hasta mucho después de cuando realmente murió.

«Las conchas marinas pueden permanecer en el fondo del mar durante miles de años. Cuando vemos conchas en la playa, algunas pueden ser de animales que murieron recientemente, mientras que otras pueden ser de animales que murieron hace milenios», explica Simpson. «Esto también ocurre en el registro de vertebrados».

Entonces, ¿cuándo murieron los últimos mamuts? Los científicos creen que la mayoría de los mamuts se extinguieron hace más de 10.000 años, pero algunas poblaciones remanentes vivieron en islas como la de Wrangel (de Rusia) hasta mucho más recientemente.

Sigue pendiente de aclararse la cuestión de hasta qué punto el ser humano fue responsable de la extinción de los mamuts.

El nuevo estudio se titula “When did mammoths go extinct?”. Y se ha publicado en la revista académica Nature. (Fuente: NCYT de Amazings)

¿Te gustó este artículo?

Descarga nuestra app para Android y no te perderás ninguno.

COMMENTS