¿Qué son las geosondas?

Los siete planos ocultos de la existencia
SABÍAS QUE: HAY OTRO SOL Y CIVILIZACIONES QUE VIVE EN EL CENTRO DE LA TIERRA
El sol, portal hiperdimensional

La exploración espacial sería mucho más eficiente enviando naves espaciales autónomas. Naves espaciales capaces de viajar largas distancias. Naves espaciales que podrían regenerarse, replicarse y seguir explorando sin importar qué. Aquí es donde entran las geosondas o sondas cercanas a la Tierra.

El fenómeno de los objetos voladores no identificados se ha convertido en un tema popular en los últimos años. Los ovnis son ahora tema de discusión entre científicos de diferentes campos, el gobierno y el ejército. Cuando lanzas la palabra OVNI en una conversación, la gente reacciona con interés, no con repulsión. Es porque la gente finalmente ha entendido el verdadero valor de los ovnis. No es que estos objetos tengan que ser tecnología extraterrestre. Pueden ser cualquier cosa. El verdadero valor de los ovnis radica en despertar la verdadera naturaleza curiosa de la humanidad. Desafortunadamente, en el pasado, pocas personas tenían curiosidad por los ovnis. Los científicos, los primeros que deberían haber sentido curiosidad por estos objetos, no querían saber nada sobre ellos. No, los papeles están invertidos. Por eso es importante abordar el tema con los estudios científicos más rigurosos. La NASA ya hace esto con su grupo de estudio de ovnis, por ejemplo. Otros científicos, como el famoso astrónomo de Harvard, el profesor Avi Loeb, realizan diferentes estudios sobre ovnis, como el proyecto Galileo. Puedes leer más sobre esto aquí.

Abran paso a las geosondas

La probabilidad de que los hombrecitos verdes vuelen por nuestros cielos es posible pero mínima. Esto se debe a la extrema tensión física que los viajes espaciales imponen a cualquier forma biológica. Los viajes espaciales son difíciles. Al menos eso es lo que creemos hoy, dada nuestra comprensión actual de cómo funcionan las cosas en el espacio. Eso es probablemente cierto si hay otras entidades biológicas inteligentes por ahí. La exploración espacial sería mucho más eficiente enviando naves espaciales autónomas. Naves espaciales que podían viajar largas distancias. Naves espaciales que podrían regenerarse, replicarse y seguir explorando sin importar qué. Aquí es donde entran las geosondas. Esta es una nueva categoría de objetos cercanos a la Tierra que podrían clasificarse como naves espaciales de otro mundo. Estas geosondas también podrían estar equipadas con inteligencia artificial extraterrestre avanzada. Esto permitiría la exploración inteligente del espacio. De hecho, si una civilización alienígena avanzada pudiera construir una nave espacial capaz de llegar a otros sistemas estelares, habría desarrollado algún tipo de IA súper avanzada para viajar con ella.

¿Los ovnis son geosondas?

Teniendo en cuenta lo anterior, hágase la siguiente pregunta. ¿Qué pasa si los muchos ovnis que hemos presenciado durante décadas no son más que naves alienígenas no tripuladas? ¿Objetos autorreplicantes que han viajado distancias inimaginables mientras exploraban el cosmos? ¿Y si estos objetos pertenecieran a una civilización desaparecida hace mucho tiempo? Los ovnis podrían, en teoría, no ser más que objetos que han viajado grandes distancias a través del espacio, explorando el cosmos hasta encontrar un planeta que albergue vida. ¿Y si su objetivo fuera hacer contacto? ¿Qué pasa si necesitan instrucciones sobre cómo proceder antes de hacer contacto? Tendría sentido y respondería a la pregunta que mucha gente se hace: si los ovnis son extraterrestres, ¿Por qué no se ponen en contacto con nosotros? No pueden recibir instrucciones sobre cómo proceder si la civilización que los construyó se extinguió hace mucho tiempo.

Las tecnologías que hemos construido

Nuestra civilización ha construido y enviado una gran cantidad de naves espaciales al espacio. Las naves espaciales hechas por el hombre más alejadas de la Tierra son las sondas Voyager 1 y 2. Aunque son los objetos hechos por el hombre más distantes, todavía estarán a miles de años de distancia de la nube de Oort de nuestro sistema solar. Las tecnologías futuras, como las naves espaciales de vela ligera, podrían enviarse al espacio y viajar grandes distancias a velocidades mucho más rápidas. Me imagino que en un futuro cercano, una vez que tengamos naves espaciales más rápidas y robustas, integraremos inteligencia artificial en ellas para navegar mejor, tomar decisiones más inteligentes e informar a casa. Básicamente, es algo que una civilización extraterrestre mucho más avanzada pudo haber hecho en el pasado. Y algunos de los objetos inexplicables que vemos en nuestros cielos y que orbitan la Tierra podrían no ser más que geosondas esperando una orden.

¿Te gustó este artículo?

Te invito a compartir el artículo y a formar parte de la comunidad del Misterio: Fan page para no perderte ninguno.

No olvides buscar en Google:  MundoOculto.es para ver todo lo que te ofrecemos.

Para recibir notificaciones al instante a través de Telegram Click Aquí y no te perderás ninguno.

Descarga nuestra app para Android y no te perderás ninguno.

COMMENTS