Los científicos aún no tienen una explicación para el gran objeto que estuvo muy cerca del Sol recientemente.

 

Un objeto de enormes dimensiones, que excedía el tamaño del planeta Tierra y que lucía forma esférica, parecía estar conectado al astro rey del sistema solar como si estuviera tomando energía de él.

Si se pregunta qué fue aquel objeto inmenso que había sido detectado por la NASA y aparentemente estaba absorbiendo la energía del Sol, hasta el momento aún no hay respuesta. Esta gran pregunta sigue sin ser respondida.

La NASA está intrigada con el encuentro de una cosa inusualmente grande en e lespacio que no pueden identificar. Los científicos que supervisan los satélites SDO y SOHO aún continúan sin tener información sobre qué se trata este objeto con unas dimensiones planetarias.

Hay tantas teorías sin respaldo sobre qué es el inmenso objeto que fue captado el año pasado en la región del Sol que simplemente se bifurcan entre quienes creen que es un torbellino de plasma solar y aquellos que sostienen que son naves visitando nuestro sistema. Sin embargo, hasta el momento ninguna explicación ha resultado verdaderamente convincente.

La ciencia ha determinado que el Sol genera algunas partículas de antimateria mediante las erupciones solares.

Los científicos, al estudiar el Sol, tienen la oportunidad de sumergirse en un plasma único que incluye materia y antimateria, una combinación de la que los ufólogos piensan que los extraterrestres usan para navegar por el espacio. Esto no se puede replicar con facilidad aquí en la Tierra.

Bob Lazar, un físico quien tuvo el privilegio de trabajar en la instalación ultra protegida conocida como AREA 51, manifestó que cuando partículas normales entran en contacto con la llamada antimateria hay una explosión donde surge mucha energía. Esta se puede emplear para propulsar cualquier cosa.

El elemento 115 ha sido señalado por Lazar como una posible explicación del origen de la materia exótica. Esta es necesaria para hacer realidad los agujeros de gusano navegables. La Agencia de Inteligencia de Defensa Estadounidense (DIA) menciona también a este elemento en un documento reciente.

Esta situación podría explicar el porqué de los frecuentes informes que han llegado sobre la presencia de objetos no identificados volando alrededor del Sol.

Investigadores sugieren que hay civilizaciones extraterrestres con acceso avanzado a la zona del sistema solar donde se encuentra la Tierra, los cuales podrían fabricar agujeros negros tan grandes como el planeta. Estos orificios se abrirían por medio de portales o entradas vinculadas directamente al Sol.

¿De dónde viene el origen de este masivo objeto del espacio?