Moloch: el demonio del País de las Lágrimas.

Moloch: el demonio del País de las Lágrimas.
Moloch: el demonio del País de las Lágrimas.

 

Moloch: el demonio del País de las Lágrimas.

Moloch es uno de los demonios más enigmáticos de los mitos bíblicos.

En el libro del Génesis se habla de los amonitas, pueblo que adoró al siniestro Moloch. En Reyes se profundiza sobre este vínculo, atribuyéndole a Moloch el patronazgo; de un culto siniestro que devoraba niños.

Esta visión sería la que prevalecería en casi todos los grimorios y libros prohibidos de la Edad Media.

Posteriormente se relacionó a Moloch con los pueblos fenicios y cananeos, bajo los nombres de Malec, Molec y Milcom.

Moloch: el demonio del País de las Lágrimas.

En hebreo se lo pronunciaba Molech, evitando de este modo llamarlo por su verdadero nombre: Melek; oscura figura mítica relacionada con Melek Taus: el dios-demonio.

La antropología cultural contemporánea identifica a Moloch con antiguos ritos de fertilidad, propios de pueblos donde era costumbre sacrificar al primogénito para asegurarse la benevolencia de los dioses en la continuidad de las cosechas.

La supervivencia de esta concepción ancestral del pago o el sacrificio de algo muy amado a la divinidad, como prueba de que ningún afecto o lazo humano está por encima de ella, reaparece más o menos encubierta en las tres religiones mosaicas y en la mayor parte de las cosmogonías paganas.

Teniendo en cuenta semejante apetito, no es raro que el poeta John Milton, en El Paraíso perdido (Los Paradise), coloque a Moloch como el príncipe del País de las Lágrimas.

Para los fanáticos de J.R.R. Tolkien y sus historias de la Tierra Media, hay que decir que Moloch fue una de las inspiraciones para la creación de Melkor, el primer Señor Oscuro.

Origen y Mitología:

  • Moloch es una figura demoníaca con una larga y compleja historia que se remonta a la antigüedad.
  • Se le menciona en la Biblia, en el Antiguo Testamento, como un dios al que se le sacrificaban niños.
  • También aparece en diversas tradiciones demonológicas, incluyendo la demonología cristiana y la mitología cananea.

Características y Atributos:

  • Moloch se suele representar como un demonio con cabeza de toro y cuerpo humano.
  • Se le asocia con el fuego, el sacrificio y la destrucción.
  • Se le considera un demonio cruel y sanguinario que exige la ofrenda de vidas para aplacar su ira.

Simbolismo e Interpretaciones:

  • Moloch puede ser visto como una representación del mal absoluto, la crueldad y la destrucción.
  • También se le puede interpretar como un símbolo del fanatismo religioso y la intolerancia.

Representaciones en la Cultura:

  • Moloch ha sido representado en diversas obras de arte, literatura y cine.
  • Algunas de las representaciones más famosas incluyen:
    • El poema “Paraíso Perdido” de John Milton.
    • La película “El Exorcista”.
    • La serie de televisión “Supernatural”.

Investigación y Descubrimiento:

  • La figura de Moloch ha sido objeto de estudio por parte de teólogos, historiadores y demonólogos.
  • Existe una amplia literatura sobre su origen, significado y simbolismo.
  • La investigación en estas áreas puede ofrecer nuevas perspectivas sobre esta figura demoníaca.

En conclusión, Moloch es una figura demoníaca compleja y fascinante que ha inspirado terror y fascinación a lo largo de la historia. Su presencia en diferentes culturas y tradiciones refleja las diferentes formas en que la humanidad ha concebido el mal.

Si te encuentras con información adicional sobre Moloch, no dudes en compartirla para contribuir a la construcción de un conocimiento más completo sobre esta figura enigmática.