Extraños relatos de extraterrestres enanos y sus mensajes apocalípticos desde México

Extraños relatos de extraterrestres enanos y sus mensajes apocalípticos desde México

Las personas pueden extraer energia de otras personas como lo hacen las plantas
¿Dinosaurios en el salvaje oeste?
Engaños de la NASA

Durante la temporada de siembra, los agricultores de Yucatán hacen ofrendas de comida a los aluxes, cerca de los cerros que salpican las tierras de cultivo y en adoratorios especialmente designados. Esto asegura que los aluxes protegerán los campos de maíz por la noche de animales y ladrones. Pero si no son propiciados de acuerdo con la tradición, pueden hacer berrinches. A los aluxes se les reprocha todo tipo de travesuras; robar herramientas, tirar pertenencias en el piso de las casas, mantener a la gente despierta toda la noche con chillidos o incluso enviar enfermedades a través de un “mal viento”.

Un santuario de alux debajo de un árbol. Los agricultores locales han dejado ofrendas. Mérida, México. Fuente: TopYucatan.com

Los aluxes parecen tener una afinidad especial por las ruinas sagradas de los mayas, y se han encargado de proteger los sitios de los intrusos. Judith Storniolo, profesora de Antropología en la Universidad de Drexel, que ha trabajado con los mayas durante muchas décadas, recuerda que los aluxes “invocan fuertes vientos, emiten silbidos penetrantes y lanzan piedras a los intrusos. Los aluxo’b (aluxes) que custodian las ruinas también pueden llamar a sus perros para ahuyentar a los saqueadores y arqueólogos si están en el sitio por la noche. Me han contado historias de trabajadores golpeados con piedras y molestos por ruidos fuertes en la noche si duermen en un sitio arqueológico. Un guardia en Dzibanche me dijo que un enano y una jauría de perros salvajes lo persiguieron cuando se quedó dormido en el turno de noche.”[1]

Había discutido en un artículo anterior que los aluxes actuales de la región de Yucatán son una continuación de las creencias mayas sobre los enanos primitivos que se representan en las estelas y vasijas de cerámica. Los enanos se codeaban con los reyes y nobles mayas, y actuaban como consejeros y protectores de los reyes mayas. Eran escribas y adivinos muy estimados por sus habilidades proféticas. Según las leyendas, los enanos usaron su destreza mágica para impulsar milagrosamente enormes bloques de piedra por el aire para construir las ciudades mayas. Después del colapso de la civilización maya, se retiraron a las selvas tropicales ya sus hogares subterráneos.

Dos enanos mayas miran hacia el Rey jugando a la pelota, desde su cueva. Yaxchilán, Chiapas, México. Crédito: Jami Dwyer, dominio público

Parece que los aluxes también están asociados al fenómeno OVNI. Ardy Sixkiller Clarke ha documentado muchas historias sorprendentes de contactos extraterrestres en México en su libro Sky People: Untold Stories Of Alien Encounters in Mesoamerica. [2] El Dr. Ardy Sixkiller Clarke es profesor emérito de la Universidad Estatal de Montana. Durante un período de siete años, de 2003 a 2010, realizó catorce viajes a ochenta y nueve sitios arqueológicos en Mesomérica, con el propósito expreso de recopilar historias sobre la Gente del Cielo y los ovnis de los pueblos indígenas. 

Una de sus interacciones tuvo lugar en un restaurante cerca de Uxmal, donde habló con una mesera maya yucateca llamada María. María contó un incidente extraño y algo aterrador, en el que había visto a algunos aluxes. En su opinión, no eran los aluxes los que interactuaban con sus ancestros mayas, sino un grupo nuevo. Dijo que había salido a buscar leña por la noche, cuando vio seis aluxes en un grupo de árboles. “Estaban parados alrededor de esta bola redonda de luz”, dijo. “Era de color blanco azulado. Muy brillante. Se unieron de los brazos y se quedaron muy quietos. Como pequeños monumentos. María pensó que podrían haber estado orando. Llevaban uniformes resplandecientes y sus cabezas eran demasiado grandes para sus cuerpos. Se asustó de que pudieran verla y corrió lo más rápido que pudo hacia la carretera. 

Encontró un paseo en la camioneta de un vecino, pero mientras iban, un OVNI salió de los árboles donde había estado parada antes. Pasó por encima del camión y comenzó a flotar. María estaba segura de que eran los mismos aluxes en ese oficio. Estaba asustada hasta los huesos de que le fueran a hacer algo. Pero la nave voló hacia arriba y se fue. “Era redondo, grande y metálico”, le dijo a Ardy. “Había un olor extraño y cuando volaron sobre nosotros sentí una neblina. Al día siguiente estaba enfermo y me quedé en cama. Durante mucho tiempo, fui débil. Ahora soy más fuerte”.

La razón por la que María pensó que los aluxes que había visto no eran los que habían interactuado con sus ancestros mayas es porque los antiguos aluxes supuestamente le llegaban hasta la rodilla, mientras que los que había visto le llegaban hasta la cintura, lo que Ardy estimó en 2.5 pies a 3 pies de altura. Sin embargo, si observamos las representaciones de los enanos en las vasijas y estelas de cerámica maya, se hace evidente que los aluxes llegaban al nivel de los muslos de los reyes y los nobles, lo que podría hacerlos alrededor de 2.5 a 3 pies de alto. Lo que significa que la suposición de María era incorrecta, y es posible que haya visto los mismos enanos que se representan en las tallas y murales mayas. Sin embargo, ahora vestían “uniformes resplandecientes”, mientras que durante la época de los mayas vestían de manera similar a los mayas.

Un enano maya, de pie en medio de guerreros y nobles de la corte. Fuente: estudioslatinoamericanos.org

Uno solo puede preguntarse qué era esa bola redonda de luz alrededor de la cual los aluxes se pararon con los brazos entrelazados. ¿Fue algún tipo de fuente de energía? ¿Se estaban curando a sí mismos? ¿O era uno de los aluxes que se había transformado en un orbe de luz? Hay historias de Palenque y otros antiguos sitios mayas donde los guías turísticos y los guardias de seguridad habían visto los brillantes orbes de luz transformarse en seres extraterrestres. ¡Muy extraño en verdad!

En un pueblo cercano a Uxmal, Ardy había interactuado con un anciano maya llamado Choc. Choc le dijo que la Gente del Cielo solía acercarse a su casa cuando él era un niño, pero dejaron de venir a mediados de los años setenta. “A la Gente del Cielo no le gustan los turistas”, dijo. Relató una nave espacial que llegó hace muchos años y se cernía sobre su casa. “Un extraño hombre del espacio, diferente a los de antaño, apareció en mi patio e intentó robar uno de mis cerdos. Ella era mi mamá preciada. Luché contra él por ella. Cuando la soltó, corrió debajo de la nave y fue succionado. La nave se alejó inmediatamente y nunca más la volví a ver”. A la mañana siguiente, Choc tenía manchas rojas y ampollas en las manos y en el lado derecho de la cara. Se sintió enfermo durante algunos días después del encuentro.

Choc aclaró que había un par de extraterrestres. “Estaba el que trató de robar mi cerdo y otro que se paró y miró, y cuando luché, el otro se adelantó y me hizo señas con las manos para que el ladrón se rindiera y dejara mis cerdos en paz. Parecían gemelos idénticos. No hubo diferencia en su altura, peso o apariencia”. No vestían a la manera de la Gente del Cielo de sus antepasados. “Eran bajos y vestían trajes extraños. Eran ceñidos a la piel, brillantes y brillantes”. Choc no podía ver ni la boca ni las orejas. “Tenían la cabeza cubierta. Se cubrieron los ojos con extrañas gafas negras, redondas”.

¡Alienígenas bajos con ropa brillante y gafas negras redondas! No es la primera vez que escuchamos esto. ¿Por qué siempre se tapan los ojos con estas gafas negras redondas? ¿Las gafas mejoran su visión o los protegen de la luz solar? Si los extraterrestres enanos realmente están saliendo de cavernas subterráneas, entonces tendrían que cubrirse los ojos, ya que su retina no estará acostumbrada al fuerte resplandor del sol. Pero no debería haber ninguna necesidad de que usen las gafas de sol por la noche, a menos que sean estrellas de cine del inframundo. 

Es un poco misterioso que algunas personas que ven ovnis o interactúan con seres extraterrestres se sienten enfermas después y, a veces, tienen ampollas en el cuerpo. Se sabe que los humanos podemos enfermarnos al entrar en contacto con animales, ya que los animales, particularmente los salvajes, son portadores de diferentes tipos de patógenos para los cuales es posible que no tengamos la inmunidad necesaria. ¿Sucede lo mismo en el caso de las interacciones humano-alienígena? ¿O es posible que los extraterrestres liberen gases tóxicos como subproducto de sus actividades metabólicas naturales?

Choc cree que Sky People puede regresar a su área una vez que los turistas dejen de llegar. Ese día, calcula, no está muy lejos. “Está viniendo. Llegará el día en que el mundo sea demasiado peligroso para viajar y la gente se quedará en casa. Cancún será reemplazado nuevamente por la selva”, le dijo a Ardy. “Habrá enfermedades al principio. La gente tendrá miedo de salir de sus casas. Los alimentos escasearán porque no habrá quien los produzca. Luego vendrán las guerras”.

Mientras leía estas palabras, me invadió una sensación de déjà vu. ¿No acabamos de vivir una situación similar durante la pandemia? Los viajes globales se cerraron y las enfermedades proliferaron. Y ahora las guerras han comenzado de nuevo y la escasez de alimentos está aumentando en muchas partes del mundo. ¿Es este el tiempo del que Choc estaba hablando? ¿O nos espera más de lo mismo? 

Sitio arqueológico maya de Sayil. Crédito: Juan José Acevedo Góngora CC BY-SA 2.5

En un sitio antiguo llamado Sayil, a unos 30 km al sur de Uxmal, Ardy conoció a un artista llamado Jorge que hacía varios tipos de obras de arte mayas y las vendía cerca del sitio. Le contó a Ardy sobre un encuentro extraterrestre que tuvo, junto con su hermano, cuando era un niño. Jorge, en ese momento, estaba cosechando maíz con su hermano. Era un día caluroso y soleado. Un objeto plateado redondo, lo suficientemente grande como para bloquear el sol, aterrizó en el campo cerca de ellos. Se escondieron detrás de una roca. Jorge dijo que no recuerda lo que sucedió después de que la nave aterrizó, pero su hermano le dijo más tarde que vio salir a dos hombres que medían alrededor de un metro (3,3 pies) de altura y tenían la piel de color azul. . 

Jorge dijo que su hermano creía que había sido secuestrado por los extraterrestres. “Estaba en un lugar extraño que olía mal. Lo enfermó en lugar de sentirse bien… Le clavaron agujas en la cabeza y el vientre como si fueran médicos. Pero dijo que no eran médicos. Simplemente actuaron como médicos”. El hermano de Jorge nunca había estado fuerte desde ese encuentro. 

Esta no es la primera vez que se reportan extraterrestres de color azul. Se sabe que las personas que tienen bajos niveles de oxígeno en la sangre tienden a tener un tinte azulado en la piel, una condición llamada cianosis. ¿Quizás los alienígenas enanos viven en un lugar con un bajo contenido de oxígeno? Si su hogar está dentro de colinas y cámaras subterráneas, entonces eso encajaría perfectamente. Los niveles de oxígeno dentro de cuevas de montaña profundas o cavernas subterráneas a las que pueden llegar los humanos pueden caer a niveles peligrosamente bajos, cerca del 11 %, en comparación con el nivel de oxígeno del 21 % en el aire que respiramos. 

En el sitio arqueológico de Tonina, Ardy habló con un trabajador de mantenimiento del sitio, mientras estaba sentado en la parte superior de la Acrópolis, la pirámide más alta del sitio, que alcanzaba una altura de casi 300 metros e incluía siete plataformas. Cuando Ardy mencionó el tema de la Gente del Cielo y los ovnis, el trabajador le dijo que había visto ovnis muchas veces en Toniná cuando era oficial de seguridad nocturna. “Hay muchas historias contadas por los ancianos. Algunos dicen que los descendientes directos de Sky People, cuya sangre permanece pura, viven bajo tierra. Algunos dicen que sirven como embajadores de la Gente del Cielo que vive en los cielos. Por eso los ovnis vuelven a Toniná. Es para reunirse con los embajadores y aprender sobre la condición de la Tierra y su gente”.

Figura 5: La Acrópolis de Toniná, ocupando siete terrazas sobre una ladera. Crédito: Simon Burchell CC BY-SA 3.0

Al interrogarlo más, el trabajador reveló que los descendientes de la Gente del Cielo que viven bajo tierra han conservado el conocimiento de la tierra. 

“Como dije, la gente del cielo regresa para encontrarse con los antiguos que viven bajo tierra. Ahí es donde se almacena el conocimiento de la Tierra. Está protegido allí en caso de que la gente de la superficie destruya el mundo; los sobrevivientes no tendrán que empezar todo de nuevo. Sucedió antes. La Tierra fue destruida y los sobrevivientes tuvieron que empezar de nuevo. Esta vez, cuando comience el próximo mundo, el conocimiento se guardará y la gente no tendrá que comenzar de nuevo”.

La asociación de los ovnis con una raza de seres extraterrestres que viven en un mundo subterráneo, así como un apocalipsis inminente, fueron temas que siguieron surgiendo en el curso de las conversaciones de Ardy con el pueblo maya. 

En Chinkultic, una ruina arqueológica de tamaño moderado en Chiapas, México, Ardy habló con un joven indígena llamado Diego, quien le estaba dando un recorrido por el sitio. Diego dijo que los ovnis a menudo visitan el sitio. “A veces son invisibles y luego aparecen de la nada… Cuando mi abuelo era un niño, como de mi edad [Diego tenía doce años], me dijo que los OVNIs a menudo bajaban al cenote. Este cenote es el único en Chiapas”, dijo. Necesitamos preguntarnos por qué los ovnis descenderían a los cenotes, que son básicamente piscinas o depósitos naturales, formados cuando un lecho de roca caliza se derrumba, dejando al descubierto el agua subterránea debajo, a menos que estuvieran familiarizados con el territorio bajo la superficie de la Tierra y probablemente hubieran construido bases. ¿allá? 

Diego agregó que cuando la Gente del Cielo solía interactuar con los ancianos, dejaban mensajes graves para nuestro tiempo. “Mi abuelo dijo que a veces daban advertencias sobre cosas por venir. Dijeron que estamos viviendo en un momento muy peligroso en el que la Tierra cambiará”.

Sitio arqueológico de Bonampak en Chiapas, México. Crédito: Dbannasch CC BY-SA 4.0

En Bonampak, otro sitio arqueológico maya en Chiapas, Ardy habló con un anciano lacandono llamado Canek, que conocía las viejas historias sobre los mayas. Los mayas lacandones son posiblemente el único grupo étnico maya que logró escapar del control español al vivir en pequeños asentamientos aislados en los jugles de Chiapas y Guatemala. Como resultado, su apariencia, vestimenta, rituales y costumbres aún se asemejan a los de sus antiguos ancestros mayas, como se muestra en los murales y tallas. Los mayas lacandones creen que los sitios mayas son lugares donde habitaron una vez sus dioses, es decir, la gente del cielo, antes de mudarse a nuevos dominios en el cielo y debajo de la tierra.  

Canek le dijo a Ardy que la Gente del Cielo y los antiguos mayas son lo mismo, porque la Gente del Cielo eran los ancestros de los mayas. “También creemos que cuando llegue el momento y la Tierra esté limpia, la Gente del Cielo vendrá por nosotros y nos llevará”, dijo Canek. Canek afirmó que se lo había llevado la Gente del Cielo en su nave espacial, quienes le dieron estos mensajes apocalípticos. Las limpiezas, insistió, van a suceder muy pronto. 

“Nos dicen que practiquemos nuestro antiguo conocimiento y transmitamos nuestro conocimiento a quienes escuchen. Nos dicen que muchas cosas tristes están por suceder en esta Tierra. Nos dicen que estemos listos con nuestras oraciones y la Gente del Cielo se acordará de nosotros y vendrá por nosotros. Necesitamos decir nuestras oraciones y ellos escucharán”.

Estas historias de ovnis y contactos extraterrestres en México recopiladas por Ardy nos hacen preguntarnos sobre la naturaleza real de este fenómeno, y si realmente podrían existir bases subterráneas en varias partes del mundo desde donde operan estas entidades enanas. Según las creencias mayas, los enanos son seres primitivos con una vida inconmensurablemente larga y están bendecidos con habilidades proféticas. Sabrían de la historia pasada de nuestro planeta y de los eventos apocalípticos periódicos que ocurren en el transcurso del Gran Año, que obliga a la humanidad a comenzar desde cero de nuevo. ¿Estamos en el umbral de enormes cambios en la Tierra? ¿Los recientes picos de avistamientos de ovnis tienen algo que ver con esto? Estas son preguntas que necesitan respuestas muy pronto.  

¿Te gustó este artículo?

Te invito a compartir el artículo y a formar parte de la comunidad del Misterio: Fan page para no perderte ninguno.

No olvides buscar en Google:  MundoOculto.es para ver todo lo que te ofrecemos.

Para recibir notificaciones al instante a través de Telegram Click Aquí y no te perderás ninguno.

Descarga nuestra app para Android y no te perderás ninguno.

COMMENTS