Leo J. Baranski: el otro Nikola Tesla que «borraron» de la historia

Leo J. Baranski: el otro Nikola Tesla que «borraron» de la historia

El antiguo pasado de la Antártida
Revelan una de las bases para la tiranía que pronto sufriremos todos
Extrabajador de la NASA afirma haber visto a gente caminando en Marte en 1979

 

“El otro Nikola Tesla”

Han habido inventores que desarrollaron importantes avances pero que resultaban incómodos para un cierto sector de la industria, y por tal razón eran desplazados, silenciados o simplemente compraban sus inventos para no difundirlos nunca. Ese es el caso del Dr. Leo J. Baranski, llamado «el otro Nikola Tesla» que lamentablemente «borraron» de la historia.

Esta es la historia de un científico que fue excluido para siempre de los libros de historia, quien experimentó con las frecuencias de resonancia. Sus descubrimientos podrían haber permitido la difusión en el mercado de una energía barata y limpia para toda la humanidad, extender la vida de las personas e incluso.

Nos referimos al Dr. Leo J. Baranski, quien trabajó para la North American Aviation Inc. (el precursor de Boeing). El Dr. Baranski, intento crear un dispositivo de microondas impulsado por ATP (trifosfato de adenosina, el nucleótido fundamental en la obtención de energía célular) cuyo propósito era liberar la energía vital del cuerpo mediante las frecuencias de resonancia.

Se dice que, durante sus interminables estudios y experimentos con animales, el Dr.Baranski logro descubrir que dependiendo del objetivo con el que fuera usada esa tecnología, tenía la capacidad de duplicar la vida, o contrariamente, matar millones de personas.

Energía casi infinita

El mismo Baranski dijo que incluso se podría utilizar para crear un suministro de energía capaz de competir con la energía nuclear. De hecho, la energía de las microondas podía ser transmitida a largas distancias,tan largas que incluso tendrían la capacidad de llegar hasta la Luna.

Desafortunadamente todos y cada uno de los prometedores trabajos, teorías e investigaciones del Dr. Baranski, así como su profunda investigación en la física teórica y la Teoría del Campo Unificado, que realizó en conjunto con el ingeniero y financiero, Lancelot Law Whyte y con el Dr. Albert Einstein, prácticamente se han perdido para siempre. De hecho se puede decir que han sido casi borradas, como si nunca hubieran existido.

Una clara muestra acerca de la exterminación masiva de los trabajos de Baranski, es el hecho de que Leo Baranski ni siquiera dispone de una entrada de Wikipedia, y sólo es mencionado brevemente a pie de página en un artículo dedicado a su colega Lancelot Law Whyte, a pesar de que las investigaciones de Baranski en 1963, fueron los suficientemente llamativas como para generar un importante artículo en Associated Press, titulado: «Un científico probará una arma de rayos sobre sí mismo», que fue publicado en la revista Newsweek, el 4 de marzo de 1963.

Dr. Leo Baranski en Newsweek

Dr. Leo Baranski en Newsweek

Una mente brillante

También cabe destacar el hecho de que, las credenciales del Dr. Baranski son extensas, fue profesor en psicología en la Universidad Luterana de California, realizó un doctorado en Princeton y trabajó como científico en la North American Aviation, Inc.

Como si esto fuera poco, Baranski también trabajó en el programa «Man in Space» y colaboró con la NASA, la Fuerza Aérea y la Marina de los Estados Unidos, al mismo tiempo que ayudó a diseñar la serie de aviones cohete X-15, el bombardero RS-70 (XB-70 Valkyrie) y la nave Apolo enviada a la Luna. También trabajó en sus investigaciones con Albert Einstein, y pasó tiempo investigando con él en el Instituto Max Planck.

Al igual que sucedió con otros científicos que exploraron el campo de las frecuencias de resonancia, como fueron Nikola Tesla y Royal Raymond Rife, las implicaciones de las investigaciones del Dr. Baranski probablemente fueron consideradas «inconvenientes» por los poderes fácticos.

Desgraciadamente Baranski tuvo una muerte extremadamente sospechosa y temprana en 1971, a los 45 años. Cayó enfermo un viernes del mes de agosto, entró en el hospital y murió de «leucemia aguda» el lunes siguiente.

Un inventor «silenciado»

Dr. Leo Baranski, un inventor silenciado

Dr. Leo Baranski, un inventor silenciado

Poco tiempo antes de su muerte, el Dr. Baranski había estado trabajando en una serie de tres libros sobre la Teoría del Campo Unificado y había planeado una mayor colaboración con Lancelot Law Whyte, quien era 25 años mayor que él, pero que lastimosamente fallecería el año siguiente, en 1972.

Whyte y Baranski creían que sus avances en la Teoría del Campo Unificado eran la clave para la comprensión y la utilización de la energía libre.

La gran posibilidad de aprovechar la «energía libre» ha demostrado ser, históricamente, algo no deseado por los gobernantes y la élite, y por lo tanto ha sido ocultado de forma sistemática, hasta el punto de que actualmente, tales teorías sólo son conocidas por unos pocos.

Algunos investigadores que han tratado de reconstruir los trabajos destruidos de Baranski, sugieren que los avances logrados por Baranski y Whyte estaban destinados a construir armas para el complejo industrial militar, en contra de la voluntad de los científicos, algo que podría haber resultado determinante en su muerte prematura.

Esto es lo que afirma uno de estos investigadores, que se hace llamar Dr. James Watson (posiblemente un pseudónimo) en su página de Internet:

«Baranski fue secretamente reclutado por la División aeroespacial de la North American AviationCalTech y el JPL (el laboratorio de propulsión a chorro de la NASA), donde durante dos años, gestionó un gran Centro de investigación con Primates y estuvo directamente involucrado en implantar controles en los cerebros de estos animales. Supuestamente, su objetivo era transferir procesos mentales de los seres humanos a los primates… y debido a las frecuencias utilizadas en los experimentos, mató a muchos de ellos…, posteriormente, la Marina de los EE. UU. le pidió, a través de sus empleadores, que desarrollara un sistema de armas basadas en estas frecuencias biológicamente sensibles capaces de matar a los animales».

Otros desarrollos

Tecnología armamentista

Tecnología armamentista

Fue entonces cuando diseñó, desarrolló y construyó generadores de onda cuadrada, reproduciendo las frecuencias de resonancia generadas por la Corona Solar, hace 5 millones de años. Se cree que estas frecuencias interactuaron con las cuencas volcánicas de la Tierra, que contenían pirofosfatos y otros productos químicos, y actuaron como un catalizador que provocó el desarrollo del nucleótido ATP, trifosfato de adenosina, que produce el 50% de la energía libre y que es esencial en la formación de la vida misma. Su trabajo en el desarrollo de este sistema se hizo evidente en los resultados obtenidos con los primates, ya que dio lugar a la ruptura de los enlaces de las proteínas moleculares de las células del cerebro de los animales, hecho que les causó la muerte.

Pronto se hizo evidente que esta tecnología sería utilizada con fines meramente destructivos y Baranski no quería que se les diera este uso. Fue entonces cuando se negó a seguir cooperando, y luego de eso tuvo una muerte horrible, envuelta «en circunstancias sospechosas».

Posteriormente, su hijo también se convirtió en físico,y también murió en «circunstancias sospechosas».

Resulta muy extraño que todos los científicos que se involucraron en la «Teoría del Campo Unificado» de manera independiente, tuvieran muertes accidentales o fallecieran a edades tempranas de ataques al corazón, sin aparentes historiales de afecciones cardíacas, como por ejemplo, David Bohm, físico en Berkeley que trabajó en este campo, que también conoció a Baranski y que trabajó con él en la Universidad de California Berkeley.

A estas alturas se hace muy difícil saber hasta dónde llegaron las investigaciones de Baranski y que influencia podrían haber tenido en el desarrollo de fuentes de energía, armamento o técnicas médicas.

Tampoco sabemos hasta qué punto podemos fiarnos de mucha de la información que circula por Internet al respecto.

Lo que nadie puede discutir, sin embargo, es que la historia de la ciencia moderna está repleta de científicos cuyos hallazgos han sido acallados por resultar potencialmente desestabilizadores para los intereses de las élites que controlan el suministro de energía o el desarrollo de armamento.

¿Te gustó este artículo?

Te invito a compartir el artículo y a formar parte de la comunidad del Misterio: Fan page para no perderte ninguno.

No olvides buscar en Google:  MundoOculto.es para ver todo lo que te ofrecemos.

Para recibir notificaciones al instante a través de Telegram Click Aquí y no te perderás ninguno.

Descarga nuestra app para Android y no te perderás ninguno.

COMMENTS