Los signos vitales de la Tierra han alcanzado niveles sin precedentes

Un informe reciente publicado por un equipo internacional de científicos del clima ofrece una terrible advertencia sobre el estado de los signos vitales de la Tierra, diciendo que se han deteriorado a niveles nunca vistos en la historia de la humanidad.

Los autores principales del informe, William Ripple y Christopher Wolf, y otros 10 científicos enfatizan que se necesitan acciones urgentes para abordar la causa fundamental de la sobrecarga ambiental, que ocurre cuando la demanda humana de los recursos de la Tierra excede su capacidad de regenerarse.

El informe, publicado en la revista BioScience , destaca que 20 de los 35 signos vitales planetarios utilizados para rastrear el cambio climático se encuentran actualmente en niveles extremos récord. Los autores citan nuevos datos que sugieren que este año se batirán numerosos récords climáticos, especialmente en lo que respecta a las temperaturas de los océanos y el hielo marino. También señalan emisiones de carbono sin precedentes derivadas de la temporada de incendios forestales en Canadá.

El informe es una continuación de la Advertencia de Emergencia Climática de los Científicos Globales, publicada hace cuatro años, que fue firmada por más de 15.000 científicos de 161 países. El autor principal del informe, William Ripple, sostiene que la vida en nuestro planeta está amenazada y advierte de un posible colapso de los sistemas naturales y socioeconómicos a menos que se tomen medidas urgentes.

Las cifras clave presentadas en el informe incluyen una duplicación de los subsidios a los combustibles fósiles entre 2021 y 2022, alcanzando más de 1 billón.

Además, los incendios forestales canadienses de 2023 ya han liberado más dióxido de carbono a la atmósfera que todas las emisiones de gases de efecto invernadero de Canadá en 2021. El informe también señala un aumento alarmante de las temperaturas globales promedio por encima de los niveles preindustriales, y se esperan 38 días en 2023. superar el umbral de 1,5 grados centígrados.

Los autores enfatizan la necesidad de desarrollar políticas que prioricen el bienestar humano y aborden el consumo excesivo y el exceso de emisiones de los ricos.

Sus recomendaciones incluyen la eliminación gradual de los subsidios a los combustibles fósiles, la promoción de dietas basadas en plantas, la protección de los bosques y la implementación de tratados internacionales para limitar el uso de combustibles fósiles.

Los autores enfatizan que la acción climática debe basarse en principios de equidad y justicia social, ya que las personas más pobres sufren desproporcionadamente los impactos climáticos.

El informe termina con un llamado a la acción, diciendo que los científicos y las instituciones tienen la responsabilidad moral de difundir datos climáticos y hacer recomendaciones de políticas. Sostienen que los científicos deben desempeñar un papel de liderazgo a la hora de abordar las amenazas existenciales y alertar a la humanidad sobre la necesidad de un cambio urgente.

F

Deja una respuesta