Restos de OVNI estrellado en 1983 han sido analizados y los resultados causaron sorpresa


En enero de 1983, mientras cruzaba los campos helados para atender a sus corderos, el granjero galés Irwel Evans, observó una gran cantidad de metales esparcidos hasta donde alcanzaba la vista. Una investigación más profunda reveló que estaban dispersos en un área del tamaño de tres campos de fútbol en la granja familiar, en las afueras del pueblo de Llanillar, en Gales. Además, las copas de los árboles en un bosque cercano habían sido cortadas por algún tipo de impacto. 
F

Deja una respuesta