¡La señal que viene del espacio!

Crédito de imagen ilustrativa

Próxima Centauri es el sistema estelar más cercano al nuestro y puede estar ocultando un secreto: una señal de inteligencia extraterrestre. Una misteriosa señal de radio, detectada por un proyecto científico que busca tecnología extraterrestre, ha generado nuevas esperanzas y especulaciones sobre la posibilidad de vida más allá de la Tierra.

La señal, llamada BLC1, fue captada por el proyecto Breakthrough Listen , que utiliza potentes telescopios para escanear el cielo en busca de posibles signos de civilizaciones extraterrestres. El proyecto está financiado por el multimillonario Yuri Milner y apoyado por científicos eminentes como Martin Rees.

BLC1 apareció en una estrecha banda de frecuencias de alrededor de 980 megahercios, que generalmente está libre de transmisiones de fuentes artificiales. La señal provino de Próxima Centauri, que está a unos 4,2 años luz de la Tierra. Este sistema estelar tiene dos planetas confirmados, uno de los cuales es un mundo rocoso en la zona habitable donde puede existir agua líquida en la superficie.

La señal no era constante, sino que cambiaba de frecuencia con el tiempo, lo que sugiere un efecto Doppler causado por el movimiento relativo de la fuente y el observador. Esto es consistente con lo que se esperaría de un planeta que orbita alrededor de una estrella. La señal sólo se detectó cuando el telescopio apuntaba a Próxima Centauri, y no cuando apuntaba en dirección opuesta, lo que indica que no se trataba de una interferencia local. Sin embargo, no se ha confirmado que la señal sea una tecnofirma extraterrestre y puede tener una explicación natural, como una explosión estelar o un campo magnético planetario. Los investigadores están investigando cuidadosamente la señal y tratando de descartar posibles falsos positivos. También buscan signos de repetición o modulación que puedan indicar un origen artificial.

Si la señal es genuina, sería un descubrimiento histórico que podría cambiar nuestra comprensión de nuestro lugar en el universo. También plantearía muchas preguntas sobre la naturaleza y el origen de la civilización alienígena que lo envió. ¿Qué tan avanzados están? ¿Como ellos son? ¿Que quieren ellos? ¿Son amistosos u hostiles?

La búsqueda de inteligencia extraterrestre (SETI) lleva décadas. El caso más famoso fue el ¡ Guau! , detectado en 1977 por el astrónomo Jerry Ehman, quien escribió “¡Guau!” (‘¡Guau!’ en inglés) en la impresión de datos.

El proyecto Breakthrough Listen es uno de los esfuerzos más ambiciosos y completos para encontrar señales extraterrestres. Tiene acceso a algunos de los telescopios más grandes y sensibles del mundo, como el Telescopio Green Bank en Virginia Occidental y el Telescopio Parkes en Australia. Cubre una amplia gama de frecuencias y apunta a miles de estrellas y galaxias. El proyecto también invita al público a participar en la búsqueda descargando y analizando los datos recopilados por los telescopios. Cualquiera puede unirse al programa Breakthrough Listen Open Data y ayudar a encontrar señales potenciales de otros mundos.

El misterio de BLC1 sigue sin resolverse por ahora, pero ha reavivado la curiosidad y el entusiasmo de científicos y entusiastas. Ya sea un fenómeno natural o un mensaje de otra civilización, es un recordatorio de que no estamos solos en este vasto y maravilloso cosmos.

F

Deja una respuesta