El astronauta de Nazca

Un colosal “Astronauta” que, con sus 32 metros de longitud, se despliega con claridad desde las alturas.
 Conocido como el hombre búho debido a sus imponentes ojos, encarna un antiguo dios adorado por los nazcas, según los relatos de la historiadora María Rostworowski. 
Esta deidad ancestral recibía homenajes para asegurar lluvias beneficiosas y garantizar así la prosperidad de las cosechas. Algunas interpretaciones sugieren que también simboliza a un destacado pescador, figura crucial en la economía de la antigua cultura Nazca.

MundoOculto.es

Síguenos en Facebook